martes, 15 de noviembre de 2011

Tan antigua y tan nueva

Gobierno mundial, Vaticano, revuelta documental

Por el digital "Chiesa" sabemos del documento sobre la crisis financiera mundial difundido por el Pontificio Consejo “Justicia y Paz” donde se aboga sin ambages por un gobierno mundial, una propuesta temeraria y de gran calado de la que llama la atención sobre todo que no supiera nada el mismísimo secretario de Estado, el cardenal Tarcisio Bertone, ni por descontado el Papa. La cuestión es gravísima porque saca a la luz lo que parece ser un desgobierno en el Vaticano. Sólo hace unos pocos años jamás se hubiera atrevido nadie a hacer algo así. El gobierno mundial está desde hace muchos años en la agenda de las profecías católicas y no precisamente como algo bueno, sino como clímax de la política ya mundial del solo hombre como único Dios, y por tanto de la tiranía más absoluta, cuanto más totalitario vuelva el ídolo. Se ha hablado mucho de un simple triunfo de la masonería como futuro del globo. Comoquiera que sea están manipulando al Vaticano desde fuera y dando pábulo a cuantos acusan a la iglesia católica de ser un siervo más del nuevo orden mundial que se viene gestando. La falta de autoridad se había dado desde mucho tiempo atrás a nivel de orbe católico, pero parece estar muy metida en las mismas entrañas del Vaticano. No sabemos desde fuera qué puede estar pasando allí, pero esta información apunta a algo muy grave, que tendrá continuidad con mucha seguridad en nuevos actos de revueltas documentales con mucho oficial interno implicado. Tiene que estar pasando que el Papa a su edad está o va a estar muy mal. Bookmark & Share

En la hora del colapso moral y económico de Europa

Es un guión reiterado en la historia de la humanidad, promesas, grandes promesas en torno a la riqueza y al olvido de Dios y de sus mandatos, sabiduría y amor. Nueve años de triunfal moneda única europea, trescientos millones de consumidores, la potentísima unión europea y todo ha conducido al colapso de sus naciones. Décadas llevaban los papas en especial Juan Pablo II y el actual Benedicto XVI en reiterarle a Europa y sus ciudadanos que iban directos al fracaso con el rumbo que habían adoptado de rechazo del cristianismo, de la cultura cristiana, y la implantación de la ley humana frente a la divina en todos los frentes, especialmente del combate contra la familia y la vida de los indefensos, así como la pretensión de fundar una antropología de la rebelión y del silenciamiento de Dios y sus voces.
Dinero a espuertas recogido con avidez para al final haber entregado por un plato de lentejas la libertad de las naciones y sus ciudadanos. De este modo los grandes alegatos de la trompetería del gran triunfo europeo sin Dios y contra Dios se han vuelto, como siempre, comor reza el guión más antiguo sobre la tierra, contra sus infelices crédulos en el poder del hombre y del dinero. Ha sucedido en una proporción mundial, mucho más vasta pero en esencia idéntica a lo que sucedía con los antiguos usureros medievales, quienes donaban fácilmente dinero para que la gente se endeudara más y más, hasta que recogían los beneficios quedándose con las propiedades y convirtiendo a la gente en una mercancía más obligada a trabajar gratis y a prostituirse (un régimen que se puede ver claramente en la película sobre San Antonio de Padua).
El rumbo seguido tiene que seguir en sus capítulos y ahora toca recoger el fruto de la pérdida de libertad, la instauración de un nuevo régimen de federación totalitaria. El programa de la unión mundial se sigue escribiendo de manera realmente previsible para quien ha querido ver.

Restauración (falsa) del primer cristianismo

Una principalísima heterodoxia actual en la iglesia católica, importada de los protestantes norteamericanos, es la nueva eclesiología que pretende rehacer el cristianismo reproduciendo la vida de los primeros cristianos. Aparentemente suena bien y en muchos sentidos ser como los primeros buenos cristianos es lo mejor. Sin embargo con los presupuestos usados, el intento se queda en una vuelta a los principios del siglo XVI del espíritu de la reforma, es decir hacer tabla rasa de la evolución de la iglesia, y de la espiritualidad, quedarse solo en la sola scriptura y en elevar lo comunitario a categoría esencial para el contacto con lo divino, por no decir nada del nuevo rigorismo, que ahora ya no es moral, sino de actividad, hacer, altruista, siendo la fatiga del mucho obrar el mejor seguro aparente de que se hace el querer divino. A esto se une el protagonismo excluyente dado al Espíritu Santo, aunque quizá mejor sería decir al Espíritu, a un espíritu, puesto en minúscula porque en el fondo no sabemos a qué espíritu se está sirviendo.
Así que estamos otra vez en lo mismo, fundamentalismo escriturístico, asambleísmo, marginación del Cristo doliente y ninguneo a cuanto han aportado los santos a la vida católica, considerados simples seres del pasado cuya culpa es haber sido posteriores a los primeros tiempos.
Hay una idealización de los primeros tiempos y hay un meter a martillazos los textos de los Hechos de los apóstoles. Y se ha pasado de que no se leían las escrituras a hacer de su literalidad alimento exclusivo, sin tener en cuenta que hechos de los apóstoles son los de los escritos de los santos de todos los tiempos. Ni una palabra sobre los Padres de la Iglesia, ¿no son ellos también apóstoles y no son los suyos hechos de apóstoles?
La idea primera de esta falsa restauración procede de un presbiteriano norteamericano que hacia 1870 diseñó este nuevo rumbo, sintiendo agotado el presbiterianismo oficial. Todos sus elementos están ahora en la reedición entre muchos de los comprometidos católicos, desde luego en la mayoría de movimientos posconciliares.
No es más auténtico el primer cristianismo, por ser el primero, lo que hace auténtico al cristianismo no son las escrituras canónicas en sí mismas, sobre todo si se llevan al paroxismo de hacer de ellas única referencia. Todo en su lugar, lo que hace auténtico al cristianismo es Cristo mismo, y Cristo materializado en cada época, y Cristo que enseña a cada persona en el contexto de su época, y dentro de una dinámica de crecimiento espiritual, todo lo cual parece ser ignorado por los muchos "comprometidos" que hoy abundan. Y por cierto, son los santos los que evidencian la perfecta y sin engaño actualización de Cristo en cada momento histórico.
El Cristo del corazón en el Corazón.
Bookmark & Share

Cierre de iglesias en Valladolid por monseñor Blazquez

Monseñor Blazquez tenía unas ideas en el pasado, era una persona de ortodoxia piadosa y algo de ello conserva en su semblante. Sin embargo, cierta debilidad de carácter lo ha hecho fácil presa de los dispares vientos de doctrina de los últimos tiempos. Es hombre también fácil presa de planificadores ocultos de iglesia. Es un hombre con una imagen beatífica que está viniendo muy bien para proceder al cierre de iglesias, o "reestructuración", sin que se le vea venir. Ya lo hizo en Bilbao, donde también cerró iglesias, dejó plantado el plan de secularización para celebraciones sin presbítero, hizo figura de mártir combatido y que en la práctica mostró la debilidad ínsita en él sirviendo de hombre de paja para las propagandas de enemigos del bien.
Pero no puede ser que él actúe por su cuenta visto cómo es y lo que va haciendo, tienen que estar mandándole, pero ¿quién lo hace? Si hay un plan de cierre general de iglesias que lo digan, que no actúen como auténticos lobos de piel de cordero. La última que ha hecho es el cierre de la iglesia de la Anunciata en Valladolid.
Ciertamente la crisis de la iglesia, el abandono de masas por dejadez o envejecimiento es patente, en una tendencia que una llamada nueva evangelización no puede de ningún modo contraatacar bajo los actuales supuestos y gentes de la teología y la pastoral. Ciertamente el escándalo no puede menos que tener lugar, el cierre de tabernáculos y el apagamiento de las luces que iluminaban pueblos y ciudades, pero ¡ay de sus agentes!¡ay, de los agentes del exterminio de los lugares santos! Este sí es el escándalo de los escándalos.
Monseñor Blazquez debiera volver en sí, darse cuenta de que va a una condena cierta, de que la "buena prensa" de que disfruta no es más que garantía de que su obrar es el de enemigo de fondo de la iglesia. Y sobre todo, si ese volver en sí no se produce, son responsables quienes lo guían desde lejos y de quienes no lo retiran de un puesto tan relevante y con tanta capacidad demoledora.
Bookmark & Share

La supercomputadora de Bruselas

En 1973 se publicó una novela que incluía en su argumento una gigantesca computadora situada en el centro de la hoy unión europea, en Bruselas, con el objetivo de controlar el mundo bajo la función aparente de ordenarlo y librarlo del caos.
Este tema se ha incorporado al conjunto de los que caracterizarían el colapso de nuestra civilización, precedido de un gran triunfo del cálculo humano.
Hay quien dice que en realidad se trataría de una analogía, la supercomputadora sería el nuevo orden que se va desplegando, la unión de las naciones contra su Señor; y funcionaría como una gigantesca maquinaria bucrocrática, oculta como ninguna otra en el pasado del mundo. Bruselas sería simplemente el nombre de su lugar central, de modo parecido a como se ha dicho que Roma es la gran Babilonia. Se trataría de entender todo esto como una profecía involuntaria que ilustraría uno de los rasgos principales del rumbo del mundo, el actual y el de los próximos tiempos, disfrazado de progreso y evolución mundial.
Realmente, la nueva Europa, que está aglutinando en un todo a sus viejos estados, lo ha hecho bajo el argumento de "no más guerras" y comprando las voluntades a base de dinero, los fondos europeos, de manera que los países estarían aceptando ceder su soberanía, por esta combinación de ilusión de paz, de pertenencia a un gran poder y de enjuague de montañas de dinero, que al fin y al cabo son sólo para el principio. Ahora sabemos también que la fortaleza europea no salva de ninguna manera del hundimiento económico y al contrario, que los países inicialmente comprados sufren una expoliación enloquecida; simplemente se les ha expuesto a la intemperie del comercio mundial quitándoles todas las protecciones sin miramientos y con el entusiasmo de las élites locales; esto incluye no sólo lo económico, el liberalismo a ultranza, sino el desmantelamiento del humanismo verdadero mediante su contrario, su antítesis simétrica: el progresismo contra la ley natural
La nueva Europa por crear se ha configurado bajo el modelo demoliberal. El sistema ha sido muy eficaz en los países anglos y desde él se ha construido los EEUU. Es un gran sistema, que deja a los predicadores hablar al tiempo que los confina a un espacio de locos marginales, es un gran sistema de prosperidad que ahoga en materialismo la verdad de la vida eterna y la necesidad de prepararla.
Su forma de combatir a Dios es materializando la iglesia, anulándola y con la esperanza de que desaparezca por su propio peso. Combate la obra de Dios que conocemos como ley natural. Y para esa destrucción convoca a la ciencia humana, a la sociología científica, a las sectas del poder de las utopías comunitarias.
Los pasos son contundentes, siempre dentro de las leyes y dentro de la apelación a los derechos humanos: primero fue la revolución sexual, luego vino el divorcio, el aborto, ahora la eutanasia y ya la reconfiguración genetista del ser humano. Hay que demostrar que somos dioses y la mejor prueba es crear seres humanos a voluntad así como crear cualesquiera formas de convivencia que estén fuera de la lógica de Dios, lo que hemos conocido siemrpe como ley natural.
Todo ello dentro de un sistema de gran cálculo, el modelo del hombre para ser el dios, para abordar desde la supuesta sensatez humana, de sus grandes programadores y planificadores, con sus miles y miles de asesores, de funcionarios, todos proyectando programas de calidad a todos los niveles, para ordenar el mundo. Es el nuevo comunismo, el viejo proyecto de la utopía comunista pero ahora ultratecnologizada, el nuevo intento del hombre autodivinizado para constituirse en señor de si mismo, de la historia, dle pasado, el presente y el futuro. Y en esta nueva Europa, cuyo epicentro sería Bruselas, surgen las olas del gran agujero que absorbe como partículas al resto de las naciones.
Europa no supo aprender la lección de la segunda guerra mundial, por unos años se conmovió y quedó bajo los mejores sentimientos, no quiso aprender que el sistema nazi y el genocidio, ya entonces aplicados con todo el rigor de la ingeniería más precisa, eran el resultado de la era del ateismo y del pseudodios humano; no, no ha querido aprender, vuelve a las andadas, pero esta vez de modo mucho más sibilino, astuto, concentrado, de la civilización organizada de los hombres contra su Dios y Señor, con todo el poderío burocrático permitido por las actuales tecnologías de la computación y del audiovisual, al que se han sometido de buen grado los humanos.
Tras el fracaso de los otros modelos comunitarios, nazi y soviético, ahora el demoliberal cree llegado su momento de rebelión, de alianza de los reyes, de las naciones contra el Unico Dios. Pretende satanizar a su sociedad de modo integral para que su rebelión sea perfecta, pretende aglutinarla bajo un caudillaje que va gestándose, preparándose, para el gran alzamiento y la consiguiente demolición de la insensata humanidad. No que vaya a suceder al completo, ya que misericordioso es Dios, pero sí que producirá, ya está produciendo la gran pasión y crucifixión del ser humano.
En el plano espiritual se trata de lo que hemos expuesto, pero en el plano material se necesita alguna base para que los cuerpos de gobierno entren en una acción de consecuencias apocalípticas, esa base es la dirección científica de la sociedad mediante la supercomputación; ya deberían saber que eso es un sueño utópico que sólo conlleva fracaso y miseria, como ya lo tienen comprobado los matemáticos financieros que quieren predecir y regir el comportamiento en bolsa.
Para noticias de la nueva supercomputación europea en un plano material, para el superpoder, que es el que pueden y quieren solamente alcanzar cientistas y gobernantes (una red de computación en realidad) ver:
http://cordis.europa.eu/fetch?CALLER=ES_NEWS&ACTION=D&SESSION=&RCN=27521
Con sus ciegas acciones en realidad, lo que conseguirán es dar razón de nuevo a la verdadera conciencia, que es la de que el hombre buscando el superpoder pone dioses en vez del verdadero, se alían los hombres contra Dios que es el verdadero poder, y han de comprobar cómo su pretensión demiúrgica acaba en fracaso y miseria; no pueden alcanzar otra cosa, ya se empeñen los hombres por millones de generaciones en repetir el mismo esquema, por ejemplo ayer lo hicieron con la planificación socialista quinquenal o con el funcionalismo social y su economía autoplanificada en países liberales. Bookmark & Share

Iglesia constantiniana

Iglesia constantiniana es un epiteto formado tras el Vaticano II y vigente hasta hoy para referirse peyorativamente a una iglesia de triunfo público, tal como habría ocurrido con la iglesia gracias al favor del césar Constantino I el Grande. Es un epíteto que se sigue usando machaconamente en muchos círculos eclesiales, uno de esos recursos de lenguaje propios de los movimientos reformadores que se usa para maniatar conciencias.
En realidad, ese odio a la época del gran Constantino es muy revelador: justo antes de él la iglesia había sufrido las peores persecuciones de su historia de la mano de Diocleciano, justo Constantino había recibido la revelación divina para el triunfo militar sobre Majencio, el usurpador que reinaba en Roma y que había repuesto en su vigor la prohibición del cristianismo, que justamente Constantino había revocado junto con el otro emperador Galerio. Sacó a los presos cristianos de las cárceles con su triunfo. Por si eso no fuera poco, convocó el concilio de Nicea para establecer la paz en la iglesia, destruida por el arrianismo, negador de la divinidad de Cristo dejándole en un simple gran profeta, justo como ahora se estila entre muchos que se dicen cristianos. ¿Dónde está el problema con Constantino? Ni siquiera persiguió a los paganos, como hicieron sus sucesores y proclamó la libertad de cultos, o sea algo muy actual. Es evidente que Constantino fue instrumento de la providencia; por si fuera poco se da en él el signo frecuente de una intervención divina cuando tiene todo en su contra: en Roma impera el Senado junto con Majencio, viene contra él el aliado de Majencio emperador de Oriente, su madre, la futura Santa Helena, y su esposa son rehenes de Majencio, sus propios generales recomiendan no luchar ante la evidencia humana de la inferioridad bélica.
La referencia peyorativa a Constantino y a la iglesia ya no perseguida, pero que aún sufría sus propias luchas intestinas, referencia tan repetida y tan extraña, porque no es común una inquina hacia un personaje de hace la friolera de 1.700 años, si no fuera porque choca con un nudo permanente, igual hoy que entonces: la fe de la iglesia, la libertad de la iglesia, la pacificación de la iglesia, la divinidad de Jesucristo proclamada ante los hombres, la extensión de los bienes de la gracia a los hombres por pura misericorida, ya que en condiciones de persecución no se atreverían a acercarse a las fuentes de la gracia.
Iglesia constantiniana, uno de esos slogans terribles de los últimos tiempos usados para noquear el buen sentido eclesial, para desprestigiar a la iglesia. Si quieren hablar de que la iglesia no debe estar corrompida por la alianza con el poder tampoco ése era de ninguna manera el caso de aquel tiempo.
Se pretende promover un modelo de iglesia de catacumba en ese falso lamento de la iglesia constantiniana, un mensaje subliminal de que la iglesia debe volver a las mazmorras y a la persecución, a su retirada de la escena pública, y de la buena protección de los poderes públicos sensatos, que éstos mismos la quiten de enmedio. Acusadores de la iglesia que permanecen en su interior, perforadores incansables de la nave del Señor, con fórmulas falaces, reformas falaces, revisiones históricas falaces, negadores de Dios, de sus milagros de providencia histórica y de sus siervos instrumentales. Bookmark & Share

Urgencia oracional: El magma de la isla de El Hierro y el volcán de España

El magma bajo la isla del Hierro está en gran actividad. Desde el saber sobrenatural el fenómeno viene vinculado, como todo fenómeno natural, a los sucesos de la vida espiritual. En este caso, su significado sería el siguiente: España entera está con un magma de fondo que es el del maltrato mutuo de unos contra otros, la vida toda, familiar, social, está en ebullición y desatada en abusos y odios galopantes. Los varones matan a las mujeres, las mujeres matan a los niños en gestación, ideologías persiguen a las personas sensatas, hermanos enemistados con hermanos, hijos alejados de sus padres, millones en guerra mutua doméstica. Así el magma del Hierro que amenaza volcánicamente está siendo un aviso progresivo para que emerja la oración masiva en España y cesen las violaciones del segundo mandamiento de la ley de Dios: "Amarás a tu prójimo" y del quinto "No matarás", no solo físicamente, que también está ocurriendo, sino en las conciencias. Son tiempos de apocalipsis progresivo y el presente es un fenómeno ya predicho bajo la forma general del lanzamiento del ángel que dañará las aguas, aunque ya lo viene haciendo desde bastante tiempo atrás. El fenómeno de El Hierro, capaz de amenazar no solo a la isla sino al conjunto de las Canarias y capaz también de generar un tsunami y gran contaminación de aguas y de la atmósfera (de hecho se empieza a calcular que podría durar hasta cuatro años), durará y se agravará dependiendo de que se aborde una llamada oracional general por el conjunto de España. Si esto no se hace, y el primer responsable para esta llamada evidentemente es la Iglesia, el fenómeno se agravará y más próximo estará su correlativo significado, es decir, el estallido del volcán de España. Para ser más claro aún todo esto, el magma ha revolucionado el llamado Mar de las Calmas junto al Hierro, y está junto al que fue llamado faro del fin del mundo, que inmortalizara Julio Verne. Una zona proclamada reserva de la biosfera que los humanos decidieron "proteger", siempre bajo el mismo principio de que "nosotros debemos hacer ya que estamos solos, con nuestras fuerzas", ay infelices. Una paradoja que en un plano espiritual siempre es significativa. Los españoles deben ser conscientes de que su situación moral se ha convertido en un colapso del amor, de la caridad mutua, y que no hay ya mucho margen para un agravamiento antes del estallido general, esto no va a ser permitido porque los inocentes no deben sufrir el acoso que sufren. Los enemigos jurados de sus hermanos tienen la espada presta en la calle para hacer la guerra mientras hablan de paz. Ya la misma Iglesia, en su plano humano, está siendo sometida a muy graves violaciones del amor mutuo entre sus miembros en todos sus recintos, diócesis, órdenes religiosas, movimientos. En el Hierro hay una gran fisura volcánica, que es física pero que tiene un correlato simbólico con una España que es un volcán buscando salir a la superficie, con temblores cada vez más intensos en su orografía convivencial. Católicos en la vida pública, eslogan de los líderes católicos, pero al tiempo quieren guardarse de las burlas. Asuman las burlas, que no se pesen a sí mismos más que a los millones que dependen de sus oraciones. De una vez por todas atiendan a la urgencia oracional que reclama el presente. Bookmark & Share

Por fin a estudio la interpretación del Concilio Vaticano II

Si bien el Papa se ha referido a la necesidad de no ruptura, dada la actitud de los lefebvristas, los cuales son en sí mismos una interpretación del Vaticano II, injustamente negativa, se necesitaba una revisión en profundidad de lo que le han hecho a la Iglesia y en consecuencia al mundo, desde la interpretación secularista de todo el Concilio, que fue ajena a su letra y espíritu auténticos, pero que dominó la escena de la iglesia en las últimas décadas. No sólo desarbolaron la iglesia, sino que han vuelto muy difícil una nueva evangelización porque han sembrado de su sal insípida el mundo. No esperamos sin embargo, declaraciones muy clamorosas, aunque nos gustaría equivocarnos, sino mensajes inofensivos envueltos en lenguaje teológico al alcance sólo de los especialistas y fácilmente eludibles por los poderes fácticos de la interpretación secularista, los mismos que se alzaron con una totalitaria representación exclusivista hegemónica. De todos modos, quienes se apropiaron falsamente el concilio fueron dos bloques, primero el de los clérigos y laicos que desbancaron a los antiguos responsables echándoles -siempre por lo legal- de los locales eclesiásticos, como parroquias y seminarios, y luego están los movimientos que unieron lo peor de una tradición de la iglesia, que es la pelagiana-ascética, con exclusión de la manifestación divina, uniéndola a los esquemas evangelistas que les parecieron, tomados de distintas denominaciones protestantes.

De La Stampa, diario italiano, recogemos la información: Dentro de un año exactamente, la Pontificia Comisión para las ciencias históricas llevará a cabo, en colaboración con el Centro de Estudios sobre el Concilio Vaticano II, un congreso internacional en Roma (del 3 al 6 de octubre de 2012) sobre la interpretación del Concilio, en el que se fijarán los criterios para esta investigación: «será el punto de llegada de una amplia investigación internacional llevada a cabo por la Sociedad de Historia eclesiástica y por las Asociaciones de Archivística eclesiástica de diferentes naciones, bajo la égida del Pontificio Comité de Ciencias Históricas». La investigación, que incluirá las relaciones de especialistas de diferentes países, «se configurará como un verdadero mapa mundial de los archivos personales de los padres conciliares, y el congreso será el momento final para verificar, comparar y sintetizar cada una de las investigaciones de los diferentes centros». La definición de este elenco será el presupuesto para otro gran congreso previsto con motivo del 50 aniversario del Concilio, en el que se presentarán los resultados de los análisis de los archivos periféricos. El Centro de Estudios sobre el Concilio Vaticano II de la Pontificia Universidad Lateranense es el promotor de una serie de conferencias organizada con la colaboración del Centre Saint-Louis de Francia. Los encuentros se desarrollarán entre febrero y mayo de 2012 y el tema central será «Releer los grandes textos del Vaticano II. Historia y teología». Intervendrán, entre otros, el rector de la universidad, el obispo Enrico dal Covolo, Jean-Dominique Durand y Giuseppe Lorizio. La idea es la de comparar las lecturas, histórica y religiosa, de los grandes documentos del Concilio. Monseñor Enrico dal Covolo comparte la lectura del Concilio que propuso el Papa Ratzinger el 20 de diciembre de 2005, cuando indicó la línea de la continuidad del Vaticano II ante la línea de la ruptura de la tradición; sin embargo aclara que la Universidad Lateranense pretende «examinar, sin prejuicios ni conclusiones inducidas, todas las cartas disponibles sobre los trabajos del Concilio, empezando por los apuntes y los diarios de los padres y de los peritos teológicos que participaron en la elaboración de las declaraciones y de los demás documentos aprobados». Bookmark & Share

Campaña para comprar tres iglesias abandonadas

Su diócesis las vende por un dólar. Son tres; iglesia del Santísimo Rosario, iglesia de san Joaquín, iglesia de la Anunciación. Las tres relacionadas con María Santísima. Para que no suene a oferta engañosa, concretamente es un dólar pero con la exigencia de más de 200.000 dólares, (unos 150 mil euros) para reparaciones inmediatas y 1,8 millones de dólares para futuras reparaciones necesarias a 10 años, sólo para la principal de las tres iglesias, Santísimo Rosario en Windsor. No muy lejos de Nueva York como se ve en el mapa. La Diócesis de London, Ontario vende tres iglesias por no poder mantenerlas. Comenzamos desde aquí una campaña de recogida de voluntades de aportación económica, inmediata para el pago inicial de las reparaciones, y de aportación mensual para las reparaciones futuras. Podeis dirigir vuestra conformidad y cuantía a este blog desde los comentarios con indicación de correo electrónico para dirigiros a nosotros. La idea sería para la financiación similar a como se ha hecho con el rosario de cristal del Pilar de Zaragoza. Un reconocimiento del aporte económico. Que nos planteemos algo así no tiene como base ningún criterio humano, desde el que no tenemos ninguna probabilidad, sino desde la esperanza de que poniendo un granito de arena de nuestra parte con total seguridad obligaremos al Cielo, a la Virgen, a intervenir por la vía que Ella estime oportuna. Situación de la diócesis de London, Ontario, Canadá. Bookmark & Share

Asesinados y arrojados al pie de la pirámide de los sacrificios, en México

Significativa escena la del reciente asesinato de 35 personas en México, justo al lado de la reproducción de una pirámide los antiguos sacrificios aztecas. Fueron capturados por una banda rival de narcos.
Es obvio que más allá de las intenciones de los asesinos está el protagonismo del mismo inductor del pasado, la antigua serpiente, quetzatcoalt, el dios que exigía sacrificios humanos. Bookmark & Share

Los siervos de la última hora (evangelio de hoy)

El evangelio de hoy refiere la parábola del señor que contrataba siervos para su campo yendo a la plaza varias veces en el día. Los de la primera hora protestan porque les da a ellos que han trabajado todo el día la misma paga que a los que han trabajado solo una hora. Confieso que hasta ahora no había sacado de esta escritura nada en limpio si no es que los caminos de Dios son inescrutables. Parece de todo punto justificada la protesta de los contratados en la primera hora, más trabajo más salario.
Sin embargo, tanto en lo humano como en lo divino hay mucho más que lo que a primera vista nos parece. En lo humano, se trata de que los que han esperado y no les han contratado no tendrán qué llevar de comer a los suyos, si el señor les pagase en proporción a su trabajo, sería muy poco, pero como es señor compasivo les paga el salario del día, no mirando el trabajo en sí sino que la familia sobreviva. Lo malo de los otros siervos es que no miran esto, les da igual que sus prójimos vivan o mueran.
Y sobre todo, el salario solo puede ser uno, porque es el mismo Dios que se da, siendo El todo no puede darse en partes. Y a la buena voluntad a cualquier hora del día le da todo, es decir a Sí mismo.
Es parábola similar en su fondo a la del hijo pródigo, el hijo que permaneció en la casa toda la vida se rebela porque no quiere que se premie a su hermano que se fugó con la herencia.
Quien ha trabajado todo el día, es decir, sacerdotes, religiosos, laicos comprometidos, debe considerar que su paga es justicia y misericordia, justicia por lo que han hecho y misericordia para los que estaban sin nada que llevar a los suyos porque habían quedado como inútiles para el mundo, incluso para los de la iglesia. En ésta, si no se es persona de trabajo entregado, de simpatía para las gentes, que ofrezca perspectiva de aumentar el grupo, no se vale, pues bien, el Señor los hace valer. Los humanos hacen su justicia y se la cobran desde luego, tanto te entregas tanto vales, pero Dios hace justicia y misericordia.

El colapso económico de las naciones. Una visión no materialista.

El recorrido hasta la situación de colapso económico empieza a ser bien conocido, es una operación a gran escala que comenzó hace unos 10 años, cuando se suministró dinero con interés casi despreciable a los mercados de todo el mundo. Extrañamente se le daba crédito a casi cualquiera sin necesidad de justificar ni ingresos ni patrimonio o con un mínimo aval. Entonces la codicia actuó de combustible, se creó una enorme burbuja en todos los ámbitos, especialmente el de la vivienda, más y más gente se endeudaba en unas cifras abrumadoras sin tener seguro su empleo. Los bancos prestaban ese dinero y con él especulaban en los mercados financieros, de manera que los fondos eran ficticios, cada euro o dólar la ingeniería financiera lo multiplicaba por diez o cien gracias a que un mismo euro-dólar podía estar contabilizado multitud de veces en fondos de nombres diferentes.
Primero se produjo la caída del sistema financiero y luego desde 2008 se procedió con esa excusa a aumentar la deuda de los países, todo lo cual fue un proceso generalizado ante el que nadie respondió si no fue con la sorpresa de ver que se negaba la existencia de la crisis y luego se dedicaban miles de millones a gasto improductivo que sólo servía para aumentar las deudas de las naciones.
Pero la única causa no es sólo la codicia de los financieros o de los particulares, sino que la burbuja mundial es un instrumento geopolítico para arruinar a las naciones-estado, que dentro de un marco de progresía global son tan objetivo a derribar como lo fue en el pasado la monarquía o los imperios. Todo ha sido un empeño, de una extraordinaria malicia, que sugiere una poderosa inteligencia extrahumana, para ajustarle las cuentas a las gentes. Al fin y al cabo, las pretensiones de autonomía humana, de creencia en el poder del ser humano, en su economía, en su ciencia, en su falta de necesidad de Dios han sido proclamados a los cuatro vientos. Todos teníamos a la Unión Europea, a Bruselas, a Alemania, al Banco central europeo, o a EE.UU. como grandes totems. La economía lo ha sido todo. Y la eliminación de la ley divina ha sido un hecho a todos los niveles. Cómo hemos visto que la Unión europea era dominada en la práctica por legislación e ideología de inspiración contraria a Dios, al ser humano y a la iglesia, en especial en estos últimos años en que ha alcanzado un clímax. La iglesia, portavoz de Dios y liberadora en profundidad del ser humano, silenciada de mil modos en el plano de las operaciones de gobierno y legislación e ingeniería social, acallada y burlada por los mismos a los que viene a salvar en la vida de los particulares, en las familias, las escuelas, los medios, la calle.
Dentro de todo este proceso hay una lógica de mundo al revés, y en un proceso ya multisecular que primero produjo las inversiones de los siervos sobre los señores, luego la lucha de géneros, la rebelión contra toda autoridad, escolar, legal, estatal, ahora se trata del último gran concepto que es el ascenso de los países antes subdesarrollados y su tutela de las otrora potencias. Bienentendido que todo se presenta como un arreglo de cuentas sobre la historia y que, como ocurrió en los mundos invertidos del pasado, bajo la máscara del triunfo de las masas, de los desfavorecidos, de los tratados injustamente por la historia, el resultado es el mismo siempre, los portavoces del mundo del revés se erigen en nuevos poderes, siempre mucho más tiránicos que aquellos que declaraban derribar.
Los profetas del pueblo judío reprochaban a éste haber buscado la protección de Egipto (traducido a hoy, el poderío de la potencia europea y del dios dinero) en lugar de la del Señor, le reprochaban haberse comportado peor que las rameras, habiéndose entregado por nada a cualquiera que pasara.
La Unión europea ha perdido legitimidad moral y eso se paga a corto o largo plazo; desde luego que de lo que se trata es de llegar a una dictadura mundial que someta a estos países excristianos y los humille de mil modos, los nuevos bárbaros están a las puertas con derecho a hacer y deshacer, nuevos bárbaros a los que se dio la riqueza para que hicieran esto. Al tiempo los renegados, grandes dirigentes de las élites europeas-americanas, han sido formados en la ideología de utilizar los mercados y la ruina económica para forzar a los países a una nueva mutación histórica. Es por eso que hemos visto un grado de coherencia en todos los países que resulta muy extraño, es obvio que ya hay una dirigencia mundial a la que no se resisten los gobernantes visibles en los medios de comunicación, y cuyo programa es la transformación del mundo con el advenimiento de una esclavización masiva o de cualquier cosa que en sus delirios puedan concebir y proyectar, embutidos como están dentro del programa de tinieblas del señor del mundo que disputa con Dios por la ruina de las almas.

Qué es la iglesia católica

La iglesia católica está presidida por el Papa, que es como una monarquía electa, cuyo primer miembro fue San Pedro nombrado directamente por Jesucristo y que hasta hoy se ha mantenido ininterrumpida durante dos mil años.
Hay iglesias que también se consideran cristianas, aunque no obedezcan la prelatura del Papa, son cristianas porque predican a Jesucristo, pero no tienen instrumentos espirituales tan importantes como los sacramentos, excepto algunos, como el bautismo. La misa y la confesión son los principales medios que ofrece la iglesia católica para unirse a Jesucristo y salvarse.
La iglesia católica se diferencia además de las otras iglesias cristianas, dejando a un lado a los ortodoxos, en que tienen a la Virgen María como Madre de Dios. De hecho, una insuficiente vida en María es la que acaba generando separaciones del tronco común de la iglesia, porque sin la Virgen se acentúa en la espiritualidad los acentos más duros, se centran en el sacrificio como desafío personal e imposición divina. Una religión que tenga menos nivel que el de una madre normal con sus hijos en maternidad es una religión que acaba siendo rigorista, que enseña un falso Cristo y que acaba engañando y produciendo disfunciones psicológicas.
Muchos desfiguran la iglesia católica por esto, porque enseñan y exigen sin haber aprendido de la maternidad de María.
Si usted que lee esto está a la búsqueda sincera de una pertenencia en la iglesia católica, sepa que cualquier movimiento o grupo u orden religiosa no son iguales. Busque aquel grupo donde el acento mariano sea un hecho y que no sea secundario o de simple mención honorífica, ya que por sistema cualquier grupo católico le dirá que claro está que da importancia a la Virgen.

La jerarquía no tiene nada que decir sobre las agresiones en la JMJ

No tiene la iglesia gran fama de saber defender a los suyos. Ya sabemos que las agresiones de la JMJ sufridas por jóvenes católicos se insertan en el marco taumaturgico de la perseución y del mérito martirial, pero, hombre, la iglesia, algún obispo podía decir algo, en vez de seguir la política general del no comment, del aqui no pasa nada y de la sonrisa firme pase lo que pase.
Uno de los fallos de la jornada es que no hubo servicio de orden interno, otro de los fallos es a posteriori ese silencio sepulcral. La lectura que los agresores hacen es que sus sádicos acosos salen gratis.

Ahora tienen que salir unos muchachos franceses a denunciar las vejaciones sufridos y lo más doloroso de todo la crueldad que tuvo que sufrir una de los chicas que iba en silla de ruedas. Es el salvajismo anticatólico tan peculiar de España, pero, hombre, habrá que ponerle coto, o al menos que la iglesia que ha llamado tanto a la JMJ diga algo, que diga que le han dolido las vejaciones a sus jóvenes.

Primera demanda de justicia para los agresores anticatólicos de la Jornada Mundial de la Juventud JMJ

FERNANDO LÁZARO para El Mundo/ Madrid
Fue una cacería. Y las denuncias están ya en manos de la Policía. Al menos un grupo de peregrinos decidió poner negro sobre blanco lo que ese fatídico 17-A, el día de la manifestación anti Papa, sufrieron en la Puerta del Sol, en la zona más abierta de Madrid por parte de radicales. Los denunciantes, todos franceses formaban un grupo de peregrinos que llegó al kilómetro 0 pasadas las 21.00 horas, casi tres horas después de que diera comienzo la manifestación laica que finalizó con graves disturbios y cargas policiales. Este grupo. formado por tres jóvenes y cuatro menores, tuvo que abandonar la Puerta del Sol perseguido por energúmenos que les «insultaban», «amenazaban» y «zarandeaban», y tomar otra boca de Metro para abandonar el centro de Madrid. Entre los acosados se encontraba una chica de 17 años, que iba en silla de ruedas al sufrir una minusvalía. Esta joven tuvo que ser asistida por una enfermera que pertenecía a la JMJ por una crisis de ansiedad. «Llegó a sufrir una parálisis física temporal y pérdida de conciencia. Todavía mantiene dolores en la pierna izquierda», precisan las denuncias. El relato de este grupo de franceses (Anne-Marie, Nicolás, Léa, Marc, Marlon, Aline y David) no deja muchas dudas. Al salir del Metro de Sol se encontraron rodeados por los radicales que ha-bían participado en la manifestación anti Papa. Algunos manifestantes, antes de acosar a los peregrinos en el Metro, saltándose el itinerario autorizado por el Ministerio del Interior, tomaron la Puerta del Sol y arremetieron contra todos los grupos de peregrinos que estaban en el kilómetro 0 -la inmensa mayoria extranjeros-, hasta que les obligaron a desalojar el lugar al grito de «esta plaza es nuestra». Los denunciantes aseguran que fueron «insultados, humillados y zarandeados» hasta que abandonaron la zona caliente. El grupo agresor «no les dejaba circular por la vía urbana, intentando zarandearles». En sus declaraciones varios de los agredidos aseguran que los ultras «portaban látigos» con los que los «humillaban». Esos latigazos también fueron dirigidos contra la menor en silla de ruedas, que tuvo que ser cogida en brazos por sus compa-ñeros para salir de la zona lo antes posible. Pese a la minusvalía, se-gún su denuncia, también sufrió el acoso y los latigazos humillantes. La agresión se prolongó en el interior del Metro, en la estación por la que trataron de abandonar el centro de Madrid. les había perseguido un grupo de «manifestantes agresivos», que golpearon el vagón en el que dejaron la zona. «Hay que quemar los crucifijos», era uno de los gritos que estos asustados pere-grinos pudieron escuchar mientras huían casi a la carrera. «Pasamos mucho miedo», declaran los menores ante la Policía. Uno de ellos, inclus. aseguró que había sido víctima de abusos sexuales, «tocamientos en los genitales con el látigo», a la vez que le obligaban a coger un preservativo. La tensión descrita por los de-nunciantes es enorme. La Brigada Provincial de Información ha iniciado unas investigaciones para esclarecer las denuncias.

Comparación de exégesis del Papa en la misa final de la JMJ y de un cura el mismo día

El mismo día pude escuchar ambas exégesis, la primera la del Papa durante la misa final en Cuatro vientos y la del sacerdote en mi parroquia, ambas sobre el mismo texto, claro está ya que se oficiaba la misa del día. El texto era aquél en que Jesús pregunta a los discípulos sobre la opinión de la gente acerca de El y luego qué tenían ellos que decir. El Papa exponía que en los jóvenes las preguntas son algo muy normal, están a la búsqueda y por eso preguntan y por eso es necesario darles respuestas y más que todo darles la gran respuesta que es Cristo mismo. Por su parte el sacerdote, hundido en la cultura pelagiana y jansenista de los últimos tiempos, reproducía el discurso de los falsos amigos de Job, cuando le decían ¿quién te crees que eres para pedir cuentas a Dios?, decía que aquí el único que tiene que hacer preguntas es Dios, por tanto que hacer preguntas es fruto de la soberbia humana y que lo que hay que hacer es ayudar a la gente, item más que la fe no es otra cosa sino dar una respuesta (sic).
Qué diferencia, entre un sermón desde la comprensión de la pobre condición humana a un sermón de flagelo, que en el fondo busca la desolación de la poca fe que le queda a la gente que aún va a misa.
No se dice esto para enjuiciar por enjuiciar, tampoco para hacer una simple laudatio del Papa, sino para poner de manifiesto las diferencias de exégesis que se hacen y cómo de la misma palabra evangélica unos pueden sacar un bien, y otros sacan un mal. A ver si vamos siendo conscientes y entre todos vamos echando de nuestros sermones y comentarios la índole de Pelagio y a los amigos de Job.

"Os vamos a quemar como en el 36"


Crónica del periodista Fernando Lázaro para el diario El Mundo:
Cuando tengo que ocuparme de informar sobre manifestaciones acudo con mucha antelación para empaparme del ambiente. El miércoles no fue una excepción. Cogí el Metro. Y vi un Metro tomado por jóvenes, muy jóvenes. Y vi un ambiente festivo, desde Cibeles hasta Sol. Madrid era peregrino y multicolor. Pasé por el Kilómetro 0 y vi una plaza repleta de peregrinos-turistas. Y me acerqué hasta Tirso de Molina, lugar de donde arrancaba la manifestación laica, anti Papa y, por lo que se vio, anti peregrinos.
Inicialmente el despliegue policial era discreto, quizá demasiado. Apenas una veintena de agentes de las Unidades de Intervención Policial acompañaba a la cabecera de la manifestación. Y, como era de esperar, el punto caliente fue Sol, con la llegada de los manifestantes al cruce con la calle Carretas. La Policía había abierto un pasillo de anchura suficiente para que la manifestación atravesara la zona. Fue allí donde los más radicales de la manifestación y los peregrinos cruzaron gritos: El «pederastas», «nazis» e «hijos de puta» era contestado por los pocos jóvenes que había en la zona con gritos a favor del Papa. Que nadie me lo cuenta, que yo estaba allí.
La Policía puso un leve cordón de separación en esa esquina, pero poco más. Y los manifestantes iban ganando metros. Su intención era clara. Los más radicales querían tomar la plaza. «Esta es nuestra plaza» y gritos de «fuera, fuera; menos rezar y más follar». El tono fue adquiriendo un aire amenazador tremendo. Las caras de los radicales estaban completamente desencajadas, fuera de sí. Había a quien la vena del cuello ya no se le podía agrandar más. Llevo más de 20 años haciendo información sobre seguridad y terrorismo, pero hacía muchos años que no veía tanta inyección de sangre en ojos de manifestantes. No eran todos, ni mucho menos, pero algunos daban miedo. Muchos estaban fuera de sí. «Os vamos a quemar como en el 36», gritaban a los jóvenes de la JMJ. Que nadie me lo cuenta, que yo estaba allí.
En el esquinazo de la polémica no había más de un centenar de peregrinos. No era para nada una contramanifestación. No ocupaban la zona por la que tenía que atravesar la marcha laica. Esos peregrinos eran extranjeros. Allí había italianos, belgas, australianos, franceses, italianos, egipcios… Y algún español, sobre todo voluntarios. La media de edad, menos de 18 años. Que nadie me lo cuenta, que estaba allí y lo vi en primera persona.
El Ministerio del Interior ya estaba avisado de que era una zona de riesgo, que no era recomendable autorizar esa marcha y menos por ese recorrido. Los informes apuntaban a que podía haber una importante infiltración de radicales en la manifestación de laicos.
Porque, eso sí, el grupo de radicales, violentos, que se comportaron como energúmenos, no superaría el millar en una marcha que congregó a varios miles de asistentes. La visceralidad de los ataques de esos radicales fue intensa. Poco a poco fueron tomando la Puerta del Sol. Bordearon el cordón policial por derecha y por izquierda. La siguiente maniobra, ante la inicial pasividad de los agentes, fue rodear a los pequeños grupos de peregrinos y, mediante empujones, gritos, insultos y patadas, sacarlos de la plaza. También tuve que sufrir esos empujones y patadas. Peregrinos, periodistas… qué más les daba, la plaza tenía que ser suya. Sobrábamos los demás. Que nadie me lo cuenta, que yo estaba allí.
Primero actuaron contra un grupo de apenas media docena de australianos. Después les llegó la hora a los franceses. Los italianos no se quedaron al margen. A los egipcios también les tocó.
Algunos peregrinos, veteranos, hacían frente a los insultos de los autodefinidos como indignados, que buscaban el cuerpo a cuerpo. Y así, al grito de «ésta es nuestra plaza», los radicales que participaron en la manifestación ocuparon de nuevo la Puerta del Sol. Durante estas maniobras de desalojo de peregrinos la pasividad policial fue total. No pude evitarlo. Ya al cuarto incidente de acoso, hostigamiento y empujones contra peregrinos me acerqué a los policías, que permanecían en los alrededores del edificio de la Comunidad de Madrid, para advertir de que la situación estaba tomando un sesgo extremadamente peligroso. Silencio. Que nadie me lo cuenta, que yo estaba allí.
Una vez expulsados de la plaza, los radicales dirigieron sus esfuerzos a controlar el Metro. Por allí salían decenas de jóvenes peregrinos que se dirigían a cenar. No menos de 500 personas se concentraron en la puerta del suburbano. Allí se montó la mundial. Este grupo, de nuevo incontrolado, comenzó a arremeter contra todos los peregrinos. Insultos, coacciones (ya sabéis, eso de gritarte a la cara a menos de 15 centímetros), escupitajos… La escena era tremenda. Auténticos cafres lanzando gritos y amenazas a los jóvenes (por cierto, la mayoría mujeres) que salían del Metro.
Vi mucho pánico en los ojos de los peregrinos y vi a muchas, digo bien, a muchas que al ver el espectáculo rompieron a llorar de puro miedo. Aún tardó la Policía en llegar a la zona. Abrió un pasillo para que los peregrinos salieran de Sol. Los radicales eran los dueños del Kilómetro 0. Se envalentonaron más y arremetieron contra la Policía. Y un radical con numerosos antecedentes dio el pistoletazo de salida a los incidentes.
Una botella contra los agentes y la Policía cargó. Antes, las mochilas naranjas, los crucifijos y hasta los alzacuellos eran una «provocación» para esos radicales. «Es que nos están provocando», «es que están rezando», se justificaba uno de los empujadores profesionales. Y se me ocurrió preguntar por qué les provocaban. «Porque están aquí, porque existen, porque les vamos a prender fuego otra vez, como en el 36». Madrid era hasta ahora una ciudad donde cabían todos los pensamientos. En Sol, eso se acabó.

Iglesia perseguida en plena JMJ

Una minoría ha conseguido echar a los peregrinos de la JMJ de la plaza de Sol de Madrid, dadas las ridículas medidas de seguridad adoptadas por la policía, que además ha conseguido dar una imagen represiva, excusa bajo la cual pretenden llevar hoy mismo nueva violencia a las calles coincidiendo con la ceremonia del Papa, recién llegado a Madrid.
Esto es persecución religiosa ante el mismo Papa y toda la iglesia, con la aquiescencia de un gobierno en agonía, nieto ideológico de quienes asesinaron a 7.500 religiosos y sacerdotes. Sabían que autorizando la manifestación se producirían graves altercados, en realidad la violencia de la calle es paralela a la violencia de todos estos años de imposición totalitaria en leyes, tribunales, inhibición policial y persecuciones en la vida cotidiana por motivos religiosos, holocausto silencioso con los abortos.
Ellos en extinción y justo ahora la iglesia resuena en triunfo en todos los lugares con millones de jóvenes. Su craso materialismo ha tenido la virtud que nos ha hecho desear la gloria divina de Jesucristo.
Como ha dicho el Papa: no temais. No temais, pero avanzad resueltamente con la cruz y el rosario, la cruz signo ahora de las Españas, el rosario, signo ahora de las familias.

Crónica de la Misa del primer día de la JMJ 2011

Artículo de El Mundo

IOSÉ MANUEL VIDAL / Madrid Pistoletazo de salida de la Jornada Mundial de la Juventud Madrid-2011. Desde su trono de Cibeles, en el corazón de la capital del laicismo europeo. El cardenal Rouco Varela presidió la misa inaugural, flanqueado por una imagen gigante de la Virgen de la Almudena. patrona de Madrid, la reliquia de la sangre de Juan Pablo II, el creador de este eficaz instrumento de evangelización» en que se han convertido, según el purpurado madrileño, estas macrofiestas de la fe. Ajeno a las criticas y a la espera de la llegada del Papa Ratzinger, el arzobispo de Madrid dedicó su homilía a hablar del catolicismo español, de la JMJ. del Papa que las puso en marcha y del que, siguiendo su estela, llega mañana. Con más de 200.000 jóvenes a sus pies, rodeado de 3.000 curas y 800 obispos concelebrantes, el cardenal de Madrid pronunció una homilía para los de dentro y los de fuera. De orgullo propio cierre de filas. Le bastó a Rouco contemplar la marea juvenil que abarrotaba Cibeles y las vías adyacentes para tapar la boca de los críticos antipapa . Sin mentarlos. Sin descalificar a nadie. Allí estaba «la juventud del Papa». Y Rouco comenzó presumiendo de ella, como «esperanza y futuro de nuestras iglesias particulares, de nuestros pueblos y naciones, de la Iglesia entera». Y siguió celebrando a la España católica, a la que definió como «un viejo país formado por una comunidad de pueblos» y marcada por su «principal seña de identidad histórica»: la profesión de fe cristiana de sus hijos e hijas. Y tiró de frase del filósofo Julián Marías para subrayarlo: «España se constituye animada por un proyecto histórico que es su identificación con el cristianismo». Y tras España, Madrid. que, como les dijo a los jóvenes el cardenal, «os abre las puertas de su corazón». Y añadió, emocionado:
«Sentíos como en vuestra propia casa, como en vuestro propio hogar». Tras explicarles a los jóvenes, sobre todo a los extranjeros, dónde estaban, pasó a glosar la figura del artífice de estos encuentros juveniles: «el Beato», «el Papa de los jóvenes». El Papa valiente» y «sin miedo». El Pontífice que «inicia un periodo histórico nuevo, inédito, en la relación del sucesor de Pedro.

Rompe la clausura después de 84 años
A sus 103 años, sor Teresita está a punto de vivir una experiencia excepcional. Tras 84 años de vida en clausura, esta religiosa romperá su aislamiento para reunirse con Benedicto XVI, que el próximo viernes celebrará un encuentro con religiosos en Madrid. Sor Teresita ha pasado su vida en el convento de Ifuenafuente del Sistal, a unos 100 kilómetros de la capital. Entró con tan sólo 19 años, el 16 de abril de 1927 -el mismo día del nacimiento de Joseph Ratzinger- y desde entonces solo ha salido una vez, durante la Guerra Civil.
Pedro con la juventud» La relación carismática de un gran líder espiritual: «Directa, inmediata, de corazón a corazón, impregnada de fe, entusiasta, esperanzada, alegre y contagiosa». Un Papa que vivió «una bella historia de fe, esperanza y amor con tres generaciones de jóvenes católicos y no católicos» a través de las Jornadas Mundiales de la Juventud, que puso en marcha en 1985. Un Papa «valiente de Cristo», que «sufrió el dolor de los perseguidos», pero nunca tuvo «miedo a ninguna oposición in-terna o externa a la Iglesia». Un Papa que seducía a los jóvenes. Y, por supuesto, Rouco presume de Papa-boys. De los de antes. los de Juan Pablo 11, y de los de hoy. A los actuales les dijo: «Sois la generación de Benedicto XVI». Una genera-ción marcada por las nuevas tecnologias, la crisis económica y un «rampante relativismo». Una juventud tentada «hasta los limites de haceros perder la orientación». Una tentación que sólo se vence con el seguimiento de Jesucristo y con la oferta de sentido de la Iglesia: «Jesucristo os muestra el camino y la meta de la verdadera felicidad». Para conseguirla, hay que dar el «sí» a Cristo, incluso como sacerdotes o religiosas, y, sobre todo, conver-tirse en evangelizadores de sus propios compañeros: «Aceptad el formidable y hermoso reto de la nueva evangelización de vuestros jóvenes coetáneos». O como decía el papa Wojtyla: «¡No tengáis miedo a ser santos y dejad que Cristo reine en vuestros corazones!».

Jornada Mundial de la Juventud 2011

Es como si el mundo católico viniera a confirmar la fe de sus hermanos de España, notablemente amedrentados por las políticas de acoso y derribo que han venido sufriendo en los últimos 30 años por todos los medios, ante todo por la ideologización de la escuela, luego de los medios, la burla de todo lo católico, la destrucción de la unión familiar, el uso de la mujer como gran ariete contra la familia, el poder que han venido a tener los renegados de la iglesia, el hipersexualismo rampante, pero también la propia secularización de aquellos responsables de la iglesia y sus militantes laicos, que han actuado como lobos con piel de cordero todos estos años, usando la bandera del Vaticano II para realizar la devastación que de ningún modo ordenaba el Concilio.
Los católicos españoles son el perpetuo objetivo de los enemigos de la fe, ayer siendo acusados de contrarrevolucionarios, hoy acusados de enemigos de las ingenierías sociales anticristianas y antihumanas orquestadas por los renegados y llevados a tribunales diversos con diversas excusas.
La nueva jerarquía que se puso al frente de los destinos de la iglesia de España, tras los veleidosos tiempos de la "coexistencia pacífica" alcanza con la JMJ el cénit de su éxito de devolución del buen sentido a nuestro país, un gran servicio a la nación en conjunto y a las vidas de los ciudadanos en particular. Tras de ellos, la gracia divina que no nos ha abandonado a pesar de tanto dislate, que no nos ha dejado sucumbir simplemente, ahogados por el infierno a través de sus sofocadores profesionales de la fe, lo que hubiera sido justo. Sin duda la invocación de todos estos años a la misericordia divina ha tenido sus frutos.
No todo sin embargo ha de ser echar las campanas al vuelo, se aprecia en la JMJ una ausencia o si no ausencia, ya que la Virgen no falta en la iconografía y en algunos cultos programados, sí la familiar puesta en semipenumbra de la Virgen. Pero no es que Ella se dará por ofendida, ya que en definitiva todo esto responde a las secretas operaciones divinas, como cuando Jesús era proclamado en Jerusalén y la Madre se mantenía a distancia para no restar nada a la gloria de su Hijo (no porque lo vaya a hacer, sino por la propia limitación del espiritual de comienzo, que no es capaz de tener dos altares a la vez en su corazón, lo que es mucho para su infracapacidad humana).
En todo caso la consuetudinaria puesta al margen de la Virgen es anticipo de problemas, ya ocurrió en el pasado y ocurrirá en el futuro. Las negligencias de la jerarquía en este punto ponen siempre en marcha mecanismos de revancha histórica. Pero de momento, los católicos y las almas de los demás connacionales -aunque ellos no lo puedan comprender- gozamos de un respiro y a ver si esto se consolida, lo que se conseguirá no tanto por actos grandiosos sino por el arma secreta que es la de una jerarquía que se haga más mariana, mucho más mariana.
En todo caso, gracias Monseñor Rouco, gracias Papa Benedetto.

Discernir el camino neocatecumenal (válido para otros movimientos)

El llamado camino neocatecumenal ha sido muy criticado. Hemos incluido en este blog algunas de esas críticas. Por lo general se hacen este tipo de críticas: sobre la doctrina, carácter herético, sobre el movimiento carácter invasivo y pretensión hegemónica, sobre su taumaturgia la falta de fundación divina, sobre los fundadores, sus riñas incluso públicas, sobre la influencia en los miembros del movimiento el uso de poder abusivo e intromisión en las conciencias y el deismo mariológico.
Aquí no abundaremos en esos puntos sino en otra línea de valoración a partir del hecho consumado de la pertenencia de los miembros. Vayamos a lo positivo en primer lugar: su entrega sincera, su deseo de hacer la voluntad de Dios, la ayuda efectiva en el orden de la caridad, la predicación de la figura del Señor. Ninguna de las críticas anteriores mencionadas tiene entidad, por fuertes que sean, para aconsejar a ningún miembro que abandone o que deje de obedecer rebelándose. En esto hay que seguir la misma línea de San Pablo en sus consejos a las esposas o a los siervos.
La jerarquía no sólo debe utilizar la fuerza del movimiento kiko, sino que aquella con predicamento entre ellos debe velar que no haya abusos de poder, debe como Iglesia maternal velar para que los hijitos del movimiento que sean sometidos a una disciplina farisea que usa el argumento a la letra de la biblia contra la pobre humanidad, exasperándola y desolándola, sean retirados de sus abusadores. Hay que humanizar el movimiento y sólo una buena jerarquía tiene poder para hacerlo, porque por dentro la férrea estructura no lo permitiría. Sobre todo hay que hacer un seguimiento de la gravedad del rigorismo en los llamados catequistas y el poder destructivo de las prácticas de autocrítica y juicio público interno.
Quienes se sientan escandalizados y quieran salir que no lo hagan motu propio sin ayuda, su estado es muy delicado y una psicología de muchos años puesta ahora en un mundo al raso les haría mucho daño, amenazando con perder la fe o bien quedar en un traumatismo a perpetuidad. Que esperen o busquen algún sacerdote o grupo sensato que les ayude, si bien no vamos a ocultar que las prácticas neocatecumenales, el estilo disciplinario sin miramientos, la forma de vivir la espiritualidad sin maternización, son ya una constante en muchísimos grupos católicos con otros nom bres, que son el estilo de encuadramento seglar de los últimos tiempos.
No se trata ya de una enmienda a la totalidad del movimiento, porque es un hecho consumado; se ha heredado el rigorismo anterior católico, al que se ha sumado el rigorismo tradicional protestante, y ya sólo queda por parte de sus hermanos católicos que se advierta la necesidad de que a los buenos corazones no se les impongan yugos y cargas ajenos a un espíritu de la caridad desde la misma mirada de Jesús y de María.

Para una visión en profundidad del llamado Camino ver documento extraido de una tesis doctoral:
http://descargas.cervantesvirtual.com/servlet/SirveObras/01305042055026837088680/004868_9.pdf

No es ése el camino. Fraternidad San Pío X.

Posiblemente habrá quien haya pensado que este blog tenga vínculos con la fraternidad de Lefebvre. No es así, pero no lo decimos como excusa nonpetita; desde una misma ausencia de complacencia sin más con la iglesia de los hombres, exponemos que hay un grave problema para quienes están dentro de la fraternidad por creer que la iglesia católica es camino de perdición.
Intentan probar su posición con un ataque sistemático a la razón teológica de los Papas, incluido el presente. Un ejemplo en este blog: http://wwwapostoladoeucaristico.blogspot.com/
Si se está en el prejuicio se estará dispuesto a entender que Benedicto XVI y antes Juan Pablo II, tienen influencias dúplices desde el pensamiento moderno. Pero nunca pueden aportar pruebas. Sólo aportan similitudes expresivas que ellos fuerzan a interpretar como concomitancias. Por ejemplo para el caso del post del blog mencionado sobre el caso del pensamiento de Benedicto XVI, le aplican directamente la influencia de Dilthey y de la escuela protestante de Tubinga.
No es sólo que no deben juzgar, y les aseguro que Dios ve las cosas de muy distinto modo; si hay algo que Dios no tolera es precisamente el enjuiciamiento sistemático, eje del fariseismo. Pensar que se defiende a la iglesia atacandola por sistema en su Pastor es una obra protestante. Es coincidir con la naturaleza íntimamente persecutoria del protestantismo. Pero es que además, a una luz simplemente analítica de sus textos sobre el parentesco de fondo entre el kantismo y textos del Papa, se hace evidente el abuso interpretativo. Hay mala fe.
Y no se trata de defender al Papa porque sí, ya que sabemos que el Vaticano II fue un doble concilio, el de verdad y el falso que se coló en sus aplicadores, falsos reformadores, que utilizaron la bandera del concilio para hacer sus reformas maléficas, siendo eso sí muy numerosos por todo el orbe católico.
La fraternidad de San Pio X invoca a este Papa, lo opone al presente, pero nada podría ser más contrario al espíritu del Papa Sarto. Tiene que ser asfixiante vivir el clima de la Fraternidad, con todo ese esteticismo atosigante y su perpetua crítica. No se dan cuenta de que están queriendo mantener la iglesia anterior al concilio, en aquello justamente que era lo peor de aquel sistema, que tenía metido en la médula mucho jansenismo si no doctrinal sí vivencial y un gran acomodo material y su fruto más característico, el deismo mariológico, siendo este punto concomitante tanto para alguna iglesia jerárquica como para esta iglesia cismática.

Cardenal Cañizares sobre comunión de rodillas

Sobre la costumbre instaurada por el Papa Benedicto XVI de hacer que los fieles que reciben la Eucaristía de él lo hagan en la boca y de rodillas, el Cardenal Cañizares dijo que eso se debe “al sentido que debe tener la comunión, que es de adoración, de reconocimiento de Dios”.
“Es sencillamente saber que estamos delante de Dios mismo y que Él vino a nosotros y que nosotros no lo merecemos”, afirmó.
El prelado dijo también que comulgar de esta forma “es la señal de adoración que es necesario recuperar.
Quienes a lo largo de las últimas décadas han comulgado de este modo han debido sufrir toda clase de humillaciones, en primer lugar los fieles comunes de misa a quien comulga de este modo, de rodillas, lo consideran ya un extraño, un violador de la regla común, cuando no un fanático de algún grupo extraño y desde luego un sujeto narcisista que busca llamar la atención.
Si el lugar de culto está administrado por religiosos/as ni qué decir tiene que comulgar de rodillas lo consideran un acto de hostilidad, no solo un acto impropio.
Quien ha comulgado de rodillas es puesto en cuarentena por los propios comunitarios y mirado como se mira a un trastornado.
Así que no solo hace falta recuperar el comulgar de rodillas, sino realizar una completa renovación de las gentes comunitarias y profesionales de la religión, porque son guardianes con su simple actitud excluyente de la comunión en adoración.
Bien hacen los prelados en procurar devolver el buen sentido de la comunión, pero se enfrentarán a los viejos y viejas reformadoras que todavía tienen el control de los lugares de culto. Pero no deja de ser satisfactorio que ellos se unan a quienes han sufrido tantos años, sufrido martirio psicológico por los propios de casa, los llamados buenos. Ah, y un dato, comulgar de rodillas no quiere decir rechazar el Vaticano II ni ser lefebvriano, no confundamos.

Se espera un documento de Roma sobre el moderno escriturismo. El caso Santiago Guijarro Oporto

Con numerosos cargos en su haber en importantes instituciones en torno a la Biblia, Santiago Guijarro es uno de los escrituristas más prototípicos del momento.Aunque no postula de lleno la división entre el Jesús histórico y el Jesús de la fe, y da la de arena hablando de los excesos habidos en esta línea, sí defiende que hay un salto cualitativo entre lo que fue la realidad de la vida de Jesús y la interpretación hecha por los primitivos cristianos o en cualquier caso da una estocada de frío materialismo al corazón creyente. Una sistemática ambigüedad que permite destilar veneno a los pobres y cuando es rebatido se pone del lado del que le pide cuentas.
Hace tiempo se espera una conclusión decisiva de Roma acerca de este tipo de estudios y estudiosos de supuesta ciencia escriturista, de los cuales solo llega un tipo de eco al pueblo fuera de los círculos de eruditos, a saber que una cosa sería la realidad de la vida material del Señor y otra lo que entendieron sus seguidores. Extienden una niebla espesa que tiene un nombre claro: desconfianza, pérdida de fe en el Señor, en la Escritura, en la Sagrada Tradición y los Apóstoles.
Se puede hacer toda la investigación científica de orden material que quieran, pero lo mismo que hacen muchos científicos de la física y el cosmos, pasan de los límites de su investigación simplemente material a postulados globales pretendiendo influir en la conciencia de las gentes normales. Escandalizan a los pequeños que creen en el Señor, son gnósticos ya que proclaman la superioridad del saber de los que habrían profundizado en el saber con sus propios métodos, se burlan en el fondo de las primeras generaciones de testigos como si la Gracia no hubiera tenido realidad, como si hubiera estado irremediablemente mediatizada por lo humano, una psicología de gentes con un retraso de 2000 años sobre nuestro tiempo.
Multitud de sacerdotes y laicos que controlan centros educativos, parroquias, grupos diversos de estudio endosan estos principios y cumplen lo dicho por el Señor de que ni entran ellos en el aprisco ni dejan entrar. Y como están ocupando las cátedras la gente sencilla piensa que los que tienen delante representan a la iglesia toda. Además de su didáctica de desconfianza por la Escritura y la Gracia apostólica, siguen haciéndole la guerra a toda la historia de la iglesia. Arguyen escándalos, errores, dura pedagogía sufrida, pero sobre todo se trata de su pasión de odio de renegados, bajo manto de corderos, de cargo y fama en círculos de influencia eclesial.
Si bien la Iglesia ya se pronunció sobre el núcleo de las doctrinas escriturísticas en tiempos de San Pío X, ha de lanzarse un nuevo y profundo estudio de máximo nivel en lenguaje actual, para que no se escuden en que aquel papa santo al fin y al cabo era "preconciliar" y que todo lo enseñado en sus enciclicas y decretos antimodernistas era simple ignorancia e integrismo, lo que sería probado además por el hecho de que es el titular elegido por el movimiento que actualmente combate al Papa y a la iglesia posterior al Concilio, acusándoles del total de lo que fueron pérfidas maniobras interpretativas para cambiar el rumbo de la iglesia de ninguna manera aprobadas por los Papas, por más que hayan tenido gran y demoledora expansión.

La envidia y cómo afecta a la educación y la completa cultura

Traducción de http://patriotsandliberty.com/?p=13159

Más que nadie el humanista secular John Dewey fue el responsable de arruinar la educación de América observó Bruce Deitrick en su artículo, "Educación en decadencia. En la mente de John Dewey"
Dewey fue un evolucionista, socialista y colectivista. Fue el responsable de la invención progresivista de la educación. Para conseguir que todos consiguieran ser igualmente tontos, sería a través de la "educación progresista" cuyo objetivo se haría inicua realidad.
¿Por qué deseo Dewey que los estadounidenses fueran privados del conocimiento positivo y los hechos? La respuesta rápida: la envidia.
"(La envidia es) el gran nivelador ... es un destructor ... nadie mas feliz que ella cuando nos haga a todos unidos en la miseria".
La envidia es elcombustible de Dewey "," Si sabes algo que yo no sé, usted se pone por encima de mí, Soy estudiante C o D, mientras que usted se convierte en un estudiante de A, y por lo tanto en mi superior. "
Al igual que Karl Marx y Nietzsche, la envidia de Dewey se dirige ante todo a Dios Padre Todopoderoso, cuyos poderes Dewey codicia. Dewey no quiere que Dios exista por lo que se convierte al darwinismo, una diabólico mito gnóstico que afirma que todas las cosas, incluyendo la vida, se generaron espontáneamente de la nada. Este es el nihilismo.
El darwinismo es monismo que enseña que todo lo que existe es "una auto-creación, la sustancia autosuficiente", que puede ser impersonal, sin saberlo espíritu divino (panteísmo) o sustancia sin espíritu (materialismo). Dentro de este marco todas las cosas, incluyendo a Dios y la humanidad, no son más que partes de la sustancia que supuestamente se genera de la nada.
El mayor atractivo de los monismos radica en el hecho de que la vasta imaginación borra el abismo entre Dios Padre y la dimensión natural y el hombre. En otras palabras, el monismo conceptual disuelve el Creador sobrenatural en la dimensión natural, con lo que el cielo a la tierra y permitir que un hombre mordido por la envidia, como Dewey, no sólo para sí mismo, sino divinizarse, convertirse en el creador de una "nueva raza de hombres." ... .. "una configuración idiotizada de átomos."
Dewey fue un monista materialista. El monismo materialista reduce todo a los átomos en todo en el vacío. En lo que enseña que el espíritu / alma no existe, entonces Dios se reduce a una fuente de energía impersonal y todos los hombres se reducen aún más al nivel de los robots sin alma consistente. La reducción imaginaria de Dios y el hombre a la energía y los átomos es el trabajo reduccionista de la envidia. Donde Dios y los hombres individuales, ahora hay "nada", pero una configuración de los átomos. La envidia es el nihilismo.
Otra palabra para monismo es el colectivismo. El socialismo y el comunismo son sistemas colectivistas del gobierno totalitario basado en visiones de la humanidad, es decir, que el hombre no existe como un individuo libre creado a la imagen espiritual de Dios el Padre, sino más bien como una parte de la naturaleza impersonal sin rostro. En lugar de individuos libres que hay ahora sólo un hormiguero lleno completamente controlado por seres superiores. Este es el socialismo y / o el comunismo. Esto también es nihilismo, que todo lo bueno sea reducido a la nada.
"(La envidia es uno de los) pecados capitales" el más cruel de todos." 'Cuando digo que el marxismo se basa en la envidia, quiero decir que la gloriosa revolución del proletariado ... fue realmente una promesa de poner un fin último de todas las condiciones que hacen por envidia. "(Joseph Epstein,)
No podemos entender la aberración de nuestra época, ni la corrupción de poder agarrar y universal a menos que volvamos a la definición bíblica del hombre como pecador. La envidia comienza con orgullo y rápidamente progresa a la avaricia y la lujuria por el poder. Los Padres de la Iglesia dijeron que junto con el orgullo todos los pecados capitales se suman en un concepto primordial, la envidia.
Fundamentalmente, la envidia es el nihilismo, porque se ve obligado a aniquilar a todo lo bueno, es cierto, que afirma la vida, y virtuosa. Tolkien brillantemente retrató la envidia y el comunismo con Sauron 'criticó el infierno vecinos por la quema los ojos de la envidia.
la envidia sin restricciones (nihilismo) no tiene más programa, queel poder personal. Se cree en nada más que yo. Se sabe que sólo la violencia, el egoísmo, la destrucción, el desprecio, el odio y el asesinato.
La envidia sin restricciones es como un ácido universal. Se alimenta a través de todo lo bueno, verdadero y correcto, dejando tras de sí la desolación ... la nada de Sauron criticó el infierno. Es sólo en este punto de vista que podemos entender por qué Estados Unidos ... sus instituciones políticas, los lugares de trabajo, iglesias, escuelas, seguridad y militares, y los medios son cada vez más irracional, anormal, y caótico.
Linda

Fatima en la historia de Portugal

Sobre Fátima se habla solo de las apariciones y mensajes y no se dice nada sobre cómo sirvió para que la nación portuguesa fuera librada de los castigos que sin ir más lejos sufrieron España y otros países.
El siguiente artículo está traducido del National catholic reporter de California


Nuestra Señora de Fátima: El misterio en un contexto histórico
11 de mayo 2011
Por el Hermano John Samaha, SM


Al igual que las apariciones de Nuestra Señora de Guadalupe y en Lourdes, las apariciones en Fátima son conocidas en todo el mundo, tanto en los círculos religiosos como seculares. Para apreciar con mayor claridad el impacto de María, las apariciones en Fátima, es importante para nosotros saber algo sobre las condiciones en Portugal en el momento de las apariciones en 1917. Los eventos deben ser colocados en su contexto histórico.

Circunstancias históricas, sociales y políticas

Durante siglos Portugal se ha distinguido por su celo por la propagación de la fe cristiana. Pero en el siglo 18 el gobierno se vio influido por las ideas anti-religiosas y, desde entonces, la masonería se puso a la tarea de descristianizar el país. A principios del siglo 20, la situación moral y religiosa de Portugal era abismal. En 1911, la separación de Iglesia y Estado se hizo oficial. Los años 1910 a 1913 fueron años de terror: Los sacerdotes y obispos fueron encarcelados o exiliados; órdenes religiosas fueron suprimidas, casi todos los seminarios estaban cerrados y decomisados; misiones languidecieron o fueron abandonadas. Masonería estaba en control. Desde 1910 a 1926 Portugal registraron 16 revoluciones con 40 cambios de funcionarios del gobierno.


Las apariciones y su mensaje

Luego, el 13 de mayo de 1917, una mujer brillante apareció a tres pastorcitos, cerca de Fátima, un pueblo portugués. Eran Jacinto, de 7 años, y Francisco, su hermano, 9, y su primo, Santa Lucía, 10. La señora brillante les animó a rezar el rosario, un resumen del Evangelio, y para ofrecer los actos de penitencia. Luego se les pidió regresar el día 13 de cada uno de los próximos cinco meses. Los niños fueron fieles en llegar, a excepción de 13 de agosto, por el alcalde, un masón, había encarcelado en ese momento. Él amenazó con echarlos en un caldero de aceite hirviendo si no revelan el secreto confiado a ellos por la dama.

En cada reunión, la Señora les reveló un poco más de los designios de Dios. Ella predice desgracias futuras que iban a mantener en secreto por el momento, y que fueron revelados recientemente por el único sobreviviente, Lucía. Estas tenían que ver con una guerra aún más terrible que la actual de 1914-1918. La señora pidió la consagración del mundo al Corazón Inmaculado de María, porque sólo a través de ella podía la ayuda de Dios, venido al mundo. En la última aparición, la de 13 de octubre, prometió un gran milagro que todo el mundo sería capaz de ver.
La curiosidad atrajo un número cada vez mayor que acompañó a los videntes a cada reunión: Había unos 25.000 a 30.000 el 13 de septiembre, alrededor de 70.000 el 13 de octubre.

Ese día, en la que el gran milagro prometido por la Virgen María iba a tener lugar, la lluvia caía durante toda la mañana. La multitud estaba empapada. Pero al mediodía el cielo se aclaró. María se apareció a los tres pastores y revela su nombre: la Virgen del Rosario. Ella pidió que la gente se convierta y orar. Entonces, a la vista de los 70.000 espectadores, el sol, que acababa de aparecer entre las nubes, comenzó a rotar o girar tres veces. Cada rotación duró tres o cuatro minutos, iluminando los árboles, la multitud, la tierra, con todos los colores del arco iris. A continuación, zigzagueando en el cielo bajó como si fuera a caer en la multitud. La gente cayó al suelo llorando por piedad. Luego el sol volvió a su lugar apropiado. Los espectadores notaron que sus ropas estaban completamente secas.

La noticia de este milagro, presenciado por 70.000 personas, incluyedo un número de hostiles a la religión, se extendió como un reguero de pólvora por todo Portugal e hizo una impresión tremenda. El milagro material fue sino un signo de otro milagro, la iluminación de las almas y la conversión del país.

Las consecuencias

Menos de dos semanas después de la última aparición, el primer signo de una nueva actitud se manifestó en la protesta de un influyente periódico anti-cristiano contra un ataque sacrílego por un grupo de sectarios en Fátima. En 1918, los obispos fueron llamados desde el exilio y fueron capaces de mantener una reunión en Lisboa. La capellanía militar fue restituido y la relación con la Santa Sede restableció. En ese momento, las logias masónicas habían asesinado al presidente de la República de Portugal. Se trató de restablecer el control de los anti-clericales, pero sus esfuerzos no prosperaron.

En 1926, el primer Consejo Nacional se llevó a cabo. En 1928, el renombrado Oliveira Salazar llegó al poder. Él era un excelente católico y un gran estadista, el hombre providencial para el restablecimiento financiero, civil, político y religioso de Portugal.

En 1936, un gran peligro amenazaba a la nueva tierra. Los bolcheviques rusos, decidió establecer el comunismo ateo en España y Portugal con el fin de difundir con mayor éxito en el Oriente como en Occidente, a través de toda la Europa cristiana. Sabemos el éxito que tenían en España. Portugal parecía incapaz de resistirse a su actividad, organizada con astucia satánica. Para disipar el peligro, los obispos vieron la salvación sólo en la Santísima Virgen María. En 1936, se comprometieron, por lo que se denominó como juramento anti-comunista, ahacer una peregrinación de toda la nación a Fátima si Portugal era preservada del peligro que lo amenazaba.

Mientras, al otro lado de la frontera de España, los "Rojos" fueron masacrando, profanación, pillaje, quema de las iglesias y conventos, asesinato de sacerdotes y religiosos y religiosas y tratando de extirpar los últimos vestigios del cristianismo, Portugal disfrutó de la paz más profunda . Y así, en 1938, un largo peregrinaje de un medio millón de fieles se dirigía a Fátima para agradecer a la Virgen por su protección milagrosa.

En 1940, Portugal firmó con la Santa Sede el concordato más perfecto, desde el punto de vista cristiano, jamás firmado en los últimos tiempos. La fe es alabada en todo el país con orgullo, los sacramentos son frecuentados, la acción católica floreció, multiplica las vocaciones eclesiásticas. En ocho años el número de religiosas se había cuadruplicado. De acuerdo con la predicción de la Virgen en Fátima, la Segunda Guerra Mundial fue mucho más horrible que la primera. Sin embargo, aunque la mayoría de las naciones del mundo han participado en las calamidades indescriptibles y la angustia, Portugal siguió con su vida tranquila bajo la protección de María.

La iglesia de acción

La investigación eclesiástica de los hechos de Fátima fue inaugurada en noviembre de 1917. Sin embargo, debido a las circunstancias, un veredicto que se dictó sólo 13 años más tarde, el 13 de octubre de 1930. Mientras tanto, las peregrinaciones continuaron llegando, cada vez más numerosos, y por lo general el día 13 de cada mes. Curas se estaban produciendo. En 1926, una junta de revisión se estableció similar a la de Lourdes. Más de un millar de curaciones, científicamente inexplicables, se habían registrado en 1955.

Con motivo del 25 aniversario de las apariciones en Fátima, la autoridad eclesiástica consideró queera el momento adecuado para revelar, en parte, lo que Nuestra Señora del Rosario había pedido a Lucía a mantener en secreto por el momento.

En su mensaje de radio del 31 de octubre de 1942, a los peregrinos reunidos en Fátima, el Papa Pío XII consagró la iglesia y el mundo al Corazón Inmaculado de María. Él renovó la consagración de la siguiente 8 de diciembre en Roma. Los obispos de todo el mundo también la consagración de su diócesis el 28 de marzo de 1943. Sabemos que el Papa Pío XII le confió al cardenal Tedeschini que él mismo había visto el fenómeno solar, el 30 de octubre y 31, y el 1 de noviembre y 8 de 1954, con motivo de la definición del dogma de la Asunción.

El impacto de Fátima

El mensaje de Fátima se ha escuchado en Portugal, y la bondad de María se ha respondido. ¿Se ha escuchado en el resto del mundo? Ciertamente, no lo suficiente. De lo contrario las guerras entre las naciones de los ejércitos, y "guerras frías", y fratricidas dentro de los países habrían terminado hace mucho tiempo.

Sin embargo, no todos han hecho oídos sordos. El mensaje de Fátima se ha recibido, en parte, al menos, por un gran número de cristianos. La devoción al rosario sigue ganando favor y llega a muchos países. Como se ha dicho, todas las diócesis del mundo se han consagrado al Corazón Inmaculado de María por los obispos. Las visitas de las estatuas de la Virgen Peregrina ha sido recibida con gran entusiasmo no sólo por la población católica, pero por los protestantes y musulmanes.

El mensaje de Fátima ha movido muchos y ha contribuido a hacer de nuestra era, una era de María. No ha hablado su última palabra. Esa palabra depende de la cooperación que la Virgen de Fátima recibe de nosotros.

El Marianista hermano John Samaha reside en el Centro de Atención Marianista en Cupertino y ha sido religioso por más de 60 años.

De científico a psicoanalista. Los cielos y los creyentes según Stephen Hawking.

Traduccion de New Advent

CBS News parece haber confundido a Stephen Hawking con un guía espiritual o teólogo. En una entrevista publicada en The Guardian en donde Hawking cielo llama cuento de hadas para aquéllos que temen a la oscuridad.

Bueno, en primer lugar, señor Hawking, no tengo miedo a la oscuridad. En segundo lugar, usted debe pegarse a la ciencia y dejar de tratar de psicoanalizar a los creyentes. Y en cuanto a CBS News y The Guardian, por favor, tengan en cuenta que el señor Hawking es un científico. Él no está más calificado para opinar sobre la vida después de la muerte o hacer pronunciamientos psicoanalíticos que una persona de la calle. Inteligencia en una zona no lo convierte en un experto en todas las áreas. ¿Tal vez a CBS News le gustaría hacerme una entrevista sobre la teoría de cuerdas? Por supuesto el señor Hawking y muchos otros podrían objetar que no era exactamente el mejor en este tema. Y eso sería cierto. Preguntar al señor Hawking para opinar sobre los asuntos celestiales y la estructura psicológica de los creyentes está en la misma línea que el trote de estrellas de Hollywood para testificar ante el Congreso como "expertos" sobre el calentamiento global, o alguna otra cuestión muy técnica. La opinión del Sr. Hawking sobre los creyentes o el más allá no tien más valor que el de cualquiera. Él tiene derecho a sus opiniones sobre este asunto, pero no se merece estar en los titulares y no es más verdadero porque es inteligente en otras áreas.

Además, espero que tenga en cuenta un supuesto filosófico que hace al final del artículo. Tengase cuidado, porque es un hombre influyente.

El físico Stephen Hawking cree que no hay otra vida (¿y qué?), Y que el concepto de los cielos es un "cuento de hadas" para las personas que temen a la muerte. Si bien tiene derecho a su opinión, a mi al menos, que creo, no es capaz de saber por qué yo creo en la vida después de la muerte. Además no es un sociólogo de formación o psicoterapeuta. Él no puede saber realmente las motivaciones de todo aquel que cree. Un buen científico busca datos reales y no tratar fenómenos a gran escala con generalizaciones (como, por ejemplo, la fe?) Usualmente hay una variedad de causas e influencias en todo fenómeno. Por ejemplo, cuando una hoja cae de un árbol no es, sin duda sólo por la gravedad, sino también actúa la resistencia del viento, y la presencia de obstáculos que influyen en su descenso.
Si yo tuviera que decir que el señor Hawking no cree en la otra vida porque teme el juicio, o porque la existencia de Dios es "inconveniente" a su visión y vida moral elegida. Usted probablemente dirá que no debería hablar así, y que yo no tengoforma real de saberlo. Exactamente. Y el señor Hawking no tiene porqué hacer juicios sobre mis motivos tampoco. Él no tiene ni idea de por qué creo en el cielo. No le temo a la muerte más que cualquiera. Yo creo en una vida futura, porque Dios y la Iglesia me lo han desvelado y enseñado.

En una entrevista publicada en The Guardian, Hawking - autor del best seller "Breve Historia del Tiempo" - dice que cuando el cerebro deja de funcionar, eso es todo. Esto no es una declaración científica, es "su" creencia filosófica. No puede ser científicamente comprobado, de un modo u otro, que la existencia cesa cuando el cerebro deja de funcionar. Él tiene derecho a su creencia, pero eso es lo que es. Esto no es una declaración científicamente verificable. Que un científico renombrado está hablando de esta manera puede dar la impresión de que esto es ciencia, pero no lo es. Ha ido más allá de la ciencia y ahora está en el ámbito de la filosofía.

"Considero el cerebro como un ordenador que dejará de funcionar cuando sus componentes fallen", dijo a The Guardian. "No hay cielo o un más allá de las computadoras desglosadas. Que es un cuento de hadas para la gente que tiene miedo a la oscuridad". La reducción de la persona humana a un cerebro o un ordenador, o simplemente a nuestros componentes físicos, es también filosofía, no ciencia. Es cierto, la ciencia sólo puede tratar con el material, porque es su reino. Pero decir que la materia física es todo lo que hay, o que no hay nada fuera de lo que la ciencia puede medir, no es una declaración científica, se trata de filosofía.

Considere si una persona ciega insistiera en que no hay tal cosa como la luz, concluir esto simplemente porque no puede medirlo con sus sentidos. Pero, por supuesto, afirmar la no existencia de algo simplemente porque no se puede medir, es arrogante e inculto. La ciencia también sería errónea al concluir en un sentido absoluto que no hay alma, o nada más allá de la materia, simplemente porque la ciencia no puede medir sino con sus propias herramientas. Hay algunos límites a la ciencia, así como hay algunos límites para una persona ciega. La ciencia no es mala porque no puede ir más allá de lo material, más de lo que lo sea una persona ciega porque no puede ver. Pero lo que es malo es insistir en que no hay nada más allá de simplemente lo que puede sentir, o medir. No sólo es malo, no es ciencia: la ciencia no puede demostrar la no existencia de las cosas materiales. Simplemente no está configurado para hacer eso. Decir que no existe nada más allá de lo material es una filosofía, no es ciencia.

Ya hemos hablado de la incapacidad del Sr. Hawking para psicoanalizar a los creyentes como miedosos a la oscuridad. De hecho su caricatura de nosotros está goteando arrogancia y superioridad velada. ¿Sería psicoanalizar si sugiero que su estatus de superestrella ha subido a la cabeza? Supongo que sí. Puedo retirar el comentario.

Hawking, de 69 años, que ha sobrevivido por casi cinco décadas con una enfermedad de la neurona motora que los médicos creían que lo mataría cuando aún estaba en sus 20 años de edad, dijo que no le teme a la muerte. También dijo que de haber vivido con la perspectiva de la muerte por su enfermedad incurable, en última instancia lo llevó a disfrutar más la vida. Él se ha ocupado de su enfermedad heroicamente.

... Hawking rechaza un más allá y hace hincapié en la necesidad de las personas a desarrollar todo su potencial en la Tierra. Es una antigua reivindicación que la creencia en el cielo de alguna manera refleja los límites de nuestra preocupación por este mundo. El mundo cristiano está repleta de ejemplos de los que han cuidado y poderosamente impactado a la gente de este mundo y el mundo mismo. En efecto, el Sr. Hawking podría reflejar la deuda que le debe a la fe y a la Iglesia para cosas como las grandes universidades de Europa, el método científico, la existencia de hospitales y la medicina moderna. La fe no se limita a hacer que la gente espere "otro mundo", también les da esperanza e insiste, en su forma más verdadera, por un gran amor por la gente de este mundo y para todo lo que Dios ha creado.

Cuando se le preguntó cuál es el valor de saber por qué estamos aquí, Hawking respondió: "El universo se rige por la ciencia". Pero la ciencia nos dice que no podemos resolver las ecuaciones implicadas. Tenemos que utilizar la teoría efectiva de la selección natural darwiniana de las sociedades con más probabilidades de sobrevivir. Les asignan mayor valor. Esto es limitante. Es también filosofía, no ciencia para decir esto. El sr. Hawking tiene derecho a una filosofía, pero cuando se dice que el mundo es "gobernado por la ciencia" y luego pasa a filosofar, parece bastante tonto y contradictorio. Además, el Sr. Hawking, si usted me pregunta, bordea peligrosamente cerca de la eugenesia en lo que dice aquí. ¿Qué es exactamente la asignación de un "valor superior" a ciertas sociedades? Tengo la sensación de una oscuridad cada vez mayor aquí, no la luz. Margaret Sanger y Adolfo Hitler podrían estar sonriendo complacidos, cuando él dice esto. ¡CUIDADO!

Hawking dijo que nuestra existencia se debe a la casualidad, (una vez más, la filosofía aquí no la ciencia) el señor Hawking no puede probar esta afirmación científicamente y la meta debe ser de "buscar el mayor valor de nuestra acción"

Bueno ahí está. Voy a decir, no sólo es el señor Hawking un teólogo pobre y psicoterapeuta, que está participando en una filosofía muy oscura y peligrosa de aplicar (al igual que Sanger y Hitler, junto con otros) una selección natural de las sociedades (las razas?). ¡Cuidado, el señor Hawking es influyente, es posible que haya días muy oscuros por delante.

Renegados en las aulas. Cómo matan el alma de nuestros hijos.

No se enseña religión a nuestros hijos sólo en la clase de religión, si es que ésta existe, se enseña en cualquier otra asignatura sin más que el docente siga el pensamiento ateo moderno que consiste no en negar abiertamente sino en reducir el valor religioso a mero dato de evolución cultural. Han asumido lo que era una ciencia auxiliar, la de la historia de las religiones o la sociología religiosa, a nuevo cientismo contra la fe. Y eso se lo enseñan a los niños de mil maneras. Ay de ellos porque al que escandalizare a los niños más le valiera ser echado al mar con rueda de molino al cuello, según el dicho del Señor.
Proclaman como fenómeno similar las creencias egipcias, romanas o hinduistas con la fe en Jesucristo, todo ello mero fenómeno evolutivo cultural impropio de la actitud moderna. Contagian a los niños el orgullo que fuera en otro tiempo signo del exquisito y distante librepensador cultureta. Los corrompen en cuerpo y alma, en el cuerpo enseñandoles sexo, fomentando la promiscuidad, y en el alma con el efecto ateo del culturalismo religioso.
Salieron de nosotros, pero no eran de los nuestros, los renegados que vendieron a Cristo por una carrera docente antievangélica. Ay de los padres también, a los que se les ha dado en nada que maten el alma de sus hijos, o peor aún, siendo ellos renegados son los que matan directamente el alma de sus hijos.

La fe de Pagola

El exvicario general de la diócesis de San Sebastián, Felix Azurmendi, publica artículo de fecha 16 de abril último en Noticias de Guipuzcoa, exigiendo se aclare qué ocurre en el Vaticano acerca de un supuesto proceso contra Jose A. Pagola por su libro sobre Jesús:
"Vivimos y sentimos nuestra fe en Jesús y nuestra pertenencia eclesial en sintonía con J. A. Pagola. Si es verdad que al libro de Pagola y, como afirman algunos, a Pagola mismo se le ha iniciado un proceso en la Congregación de la Doctrina de la Fe, estamos procesados con él miles de cristianas y cristianos: laicos, sacerdotes, religiosos, muchos teólogos y algunos obispos. Está también procesada una parte mayoritaria de nuestra Diócesis de San Sebastián. Se pueden sentir procesados los 80.000 que han comprado el libro, los miles y miles que le siguen semanalmente y quienes leen con entusiasmo cada nuevo libro que escribe".
Posiblemente lo que hay que agradecer a Pagola es el haber sintetizado muy bien el conjunto de creencias de la nueva iglesia, en la que el clero y laicos vascos ha sido punta de lanza en las últimas décadas, en aplicación de una interpretación del espíritu conciliar que se ha pretendido como única legítima. Esta fe de Pagola se podría resumir así: Jesús debe ser considerado en cuanto hombre solamente, y de él hay que recoger como elemento único la compasión humana, ayudar al prójimo, los evangelios son con mínimas excepciones palabra humana, la iglesia es igualmente construcción humana. La fe, la iglesia, todo debe ser reinterpretado de un modo naturalista y la iglesia debe ser reformada por nosotros reformadores, únicos visionarios del espíritu conciliar, sometiendo a los apegados al pasado; cuando se refieren a la iglesia del poder en realidad se refieren a sí mismos.
A pesar de toda la logomaquia de los últimos tiempos, al árbol hay que juzgarlo por los frutos, y esos frutos han sido la desolación y ausencia de vocaciones y sobre todo la colaboración y guía de formas de identidad nacionales que no han vacilado en el uso de la violencia con miles de damnificados en su haber.
Todo este episodio sobre Pagola supone el último capítulo de momento en la dramática saga del clero vasco que ha marcado nuestra historia y la de las generaciones anteriores.

Interpretando el Vaticano II. Conferencia de Monseñor Schneider en Roma

Propuestas para una correcta interpretación del Concilio Vaticano II

La primacía de la adoración de Dios como el fundamento de toda verdadera teología pastoral. Conferencia celebrada en Roma 17 de diciembre 2010. El autor es obispo auxiliar de Karaganda.
Atanasio Schneider
I. El fundamento teológico de la teología pastoral

Para hablar correctamente de la práctica de la teoría y la pastoral se debe estar al tanto de su fundamento y su propósito teológico. El propósito de la Iglesia de la Encarnación es el mismo objetivo: "Nuestra salvación" Así, la fe y la oración de la Iglesia se expresa: "propter homines nep, et nuestra salvación descendit Caelis et incarnatus est de et homo factus est". Esta salvación significa la salvación del alma para la vida eterna. Ahí está también la finalidad de todos los actos jurídicos y pastorales de la Iglesia, como dice el último canon del Código de Derecho Canónico: "prae oculis Habita animarum salud, quae en debet Ecclesia semper lex suprema " (c. 1752 ).
El contenido de la salvación del alma humana consiste en la santidad, en la renovación y la perfección, incluso en la dignidad humana original en Cristo. Dios creó al hombre a su imagen y su semejanza (cf. Gn 1, 26) y esto es admirable, dice la Iglesia en la liturgia: "Deus, Humanae substantiae condidisti mirabiliter dignitatem aquí." Pero aún más admirable es que la renovación y mejora de esta imagen fue obra de la redención: "reformasti mirabilius. Renovación, nueva perfección, la santidad es la gracia inimaginable de la participación del hombre en la naturaleza divina. Esta participación en la naturaleza divina se da siendo hijos en el Hijo único, Jesucristo.
Jesucristo, Hijo único de Dios en la naturaleza, fue hecha por su encarnación el primogénito entre muchos hermanos "primogenitus fratribus multis" (Rm 8, 29). Por su sacrificio redentor Cristo da la vida al hombre la gracia de Dios. La misma vida divina en el misterio de la Santísima Trinidad está presente en la humanidad del Hijo de Dios "en ipso Inhabitat omnis plenitud corporaliter divinitatis" en él habita la Divinidad corporalmente (Col 2, 9). Cristo encarnado es lleno de gracia y verdad (cf. Jn 1, 14). El Espíritu Santo distribuye esta fuente de vida divina a través de la Iglesia, que es el Cuerpo Místico de Cristo en la liturgia de los sacramentos, la gracia de la filiación divina y todas las otras gracias de santidad necesarias. Así se puede puede entender mejor lo que el Concilio Vaticano II enseña: "quod est actio Liturgia culmen de simul et Ecclesiae tendit fons unde omnis eius virtus emanat" (Sacrosanctum Concilium, n. 10). "La liturgia es la cumbre a la cual se dirige la actividad de la Iglesia, al mismo tiempo, la fuente de donde mana toda su energía. El trabajo apostólico, de hecho, se ordena que todos los que llegan a ser hijos de Dios por la fe y el bautismo debe reunirse, alabar a Dios en la Iglesia, a participar en el sacrificio y la mesa del Señor "(Sacrosanctum Concilium, n. 10 ).

II. Un manual del Vaticano II

En el contexto del discurso sobre la primacía de culto y adoración que se debea Dios, el Consejo presenta la Constitución sobre la Sagrada Liturgia Sacrosanctum Concilium una síntesis sólida y teológicamente válida, una especie de manual de pastoral con las siguientes siete características: "la Iglesia proclama el mensaje de salvación a aquellos que no creen, que todo hombre puede conocer el verdadero Dios y su mensajero, Jesucristo, y hacer penitencia para cambiar su [cf comportamiento. Jn 17, 3, Lucas 24, 17, Hechos 2, 38]. Para los creyentes, a continuación, siempre tienen el deber de predicar la fe y la penitencia, también debe hacer los arreglos para los sacramentos, enseñándoles a guardar todo lo que Cristo ha mandado [cf. Mt 28, 20], y les invitamos a todas las obras de caridad, piedad y apostolado, para expresar a través de estas obras que los seguidores de Cristo, aunque no de este mundo, sin embargo, son la luz del mundo, dando gloria al Padre delante de los hombres "(ibíd., 9).
A partir de este breve resumen del Consejo, que podemos ofrecer a establecer las siguientes siete características esenciales de la teoría y la práctica pastoral.

1. El deber de predicar el evangelio a todos los no creyentes (cf. Sacrosanctum Concilium, n. 9)

Este anuncio debe ser explícito, es decir, la fe en Jesucristo, a quien viene por la gracia de la conversión y la penitencia. Así que hay espacio para una teoría y la práctica de los llamados "cristianos anónimos" no admisión de formas alternativas de salvación para el camino de Cristo: Cristo es el único mediador entre Dios y los hombres. Esto es lo que el Concilioenseña en la Constitución dogmática Lumen gentium, "esta Iglesia peregrina es necesaria para la salvación. Sólo Cristo, presente entre nosotros en su Cuerpo, la Iglesia, es el mediador y el camino de la salvación »(n. 14). Dice el Concilio: "Unicus Mediador Christus" (véase también ibid, 28.). Los hombres se guardan para la aceptación de la eternidad en su vida terrenal de los méritos del único mediador Jesucristo (cf. ib., N. 49). El Concilio Vaticano II enseña la siguiente cita del Concilio de Trento: "a eius Filium Iesum Christum, Dominum nostrum, aquí Redemptor noster et solus est Salvador" (ib., 50). En la Declaración sobre la libertad religiosa, el Concilio enseña que todo hombre es redimido por Cristo Salvador y se llama a la filiación divina, que sólo puede ser recibido por la gracia de la fe (ver Dignitatis humanae, n. 10).
El Papa Pablo VI en su discurso de apertura del segundo período de sesiones del Consejo en 1963 cuando enseñaba: "Jesucristo es el maestro y supremo y pastor, y el único mediador entre Dios y los hombres" (Sacrosanctum Concilium Oecumenicum Vaticanum II. Constitutiones, decretos, Declarationes, Ciudad del Vaticano, 1966, p. 905). El Papa repitió la misma al Consejo el año siguiente: "Jesucristo es el único Mediador y Redentor" (ibd., p. 989). La enseñanza del Concilio continúa: "Y puesto que los que no creen que ya ha sido condenado, es evidente que las palabras de Cristo son las dos palabras de condena y de la gracia, la vida y la muerte" (Ad gentes, n. 8). La actividad misionera es un deber sagrado de la Iglesia, porque es la voluntad de Dios mismo, que se reafirma la necesidad de la fe en Cristo y el bautismo para la salvación (cf. ib., 7).

2. El deber de la predicación de la fe a los fieles (cf. Sacrosanctum Concilium, n. 9)

La principal tarea de la Iglesia le preocupa que la fe de los creyentes pueden crecer y ser protegido contra el peligro de error, lo que significa entonces cuidar de la pureza de la integridad y la vitalidad de la fe. Ya en su discurso de apertura del Concilio Vaticano II, el beato Papa Juan XXIII indicó de manera inequívoca en una aún más eficaz, ya que el deber principal del Consejo sería la protección y promoción de la doctrina de la fe: "ut christianae sacro doctrinae efficaciore depositum ratione custodiatur proponatur atque "(op. cit., p. 861). Beato Papa continúa diciendo que, en el ejercicio de su deber en este nuestro tiempo, la Iglesia no debe desviar sus ojos del patrimonio sagrado de la verdad recibida de la Tradición. El Consejo transmitirá debe integrar la doctrina católica, no disminuirla, y sin distorsionar "integram no no imminutam detortam tradere doctrinam vult Catholicam". El Papa Juan parece muy realista, ya que no es del todo agradable. Es, pues, necesario, dice el Papa, que la doctrina cristiana es aceptada en nuestros días por todos, y esto sin dejar de lado cualquier parte del "expediente, ut universa doctrina christiana, no detracta inde parte, SU nostris temporibus ob ómnibus accipiatur (ibd., 864).
Al aceptar y promover toda la doctrina de la fe debe ser cuidadosamente vigilados con respecto a la forma y los conceptos, y este ejemplo del Concilio de Trento y Vaticano I, el Papa Juan XXIII, reiteró. En la Declaración sobre la libertad religiosa, el Consejo advirtió a los fieles porque "deben esforzarse por difundir la luz de la vida con valentía la fe y apostólica, hasta el derramamiento de sangre" (Dignitatis humanae, n. 14). Por otra parte, que "tienen el grave deber de conocer la verdad revelada plenamente y con fuerza lo defienden con orgullo" (ibd.). En la Constitución pastoral Gaudium et spes, el Consejo exhorta: "El amor y la bondad no debe de ninguna manera nos hace indiferentes hacia la verdad y la bondad. De hecho, es el amor mismo que impulsa a los seguidores de Cristo a anunciar a todos los hombres la verdad que salva "(n. 28). El Papa Pablo VI en su discurso ante la apertura de la segunda sesión del Concilio Vaticano II declaró: "La base de la renovación de la Iglesia debe ser de más difícil y una promoción más amplia de la verdad divina" (cf. op cit, p... 913).
En el Decreto sobre el Consejo de los fieles laicos se expresa en estos términos: "En nuestro tiempo, se extendió errores muy graves que tienden a socavar los cimientos de la religión, el orden moral y la sociedad humana misma" (Apostolicam actuositatem, 6). En la Constitución pastoral Gaudium et spes del Consejo de observar que ya en ese momento divulgada graves fallas morales e instó a todos los cristianos a defender y promover la dignidad natural y el alto valor del estado civil sagrado (ver n. 47). El Consejo, en los mismos trajes pruebas inmoral en relación con el matrimonio y la virtud de la castidad, diciendo que la dignidad del matrimonio y la familia "está oscurecida por la poligamia, la epidemia del divorcio, el amor libre llamada y otras deformaciones. Por otra parte, el amor conyugal es a menudo contaminados por el egoísmo, el hedonismo y las prácticas ilegales contra la fecundidad. Además, las condiciones económicas de hoy, socio-psicológico y disturbios civiles traer una parte no pequeña en la vida familiar "(ibíd.). El Consejo da una clara enseñanza de la castidad conyugal: "Los hijos de la Iglesia en la regulación de la procreación no puede seguir caminos que son condenados por el Magisterio en la explicación de la ley divina (cf. Pío XI, Casti matrimonio). Después de todo, todos sabemos que la vida humana y la tarea de transmitir no se limitan a los horizontes de este mundo sino sobre el destino eterno de la humanidad "(ibid. ., n. 51).
En el Decreto sobre el Consejo Misionero pide que se excluye cualquier forma de indiferencia, el sincretismo, la confusión (Ad Gentes, 15). En la Constitución Gaudium et spes, el Consejo rechaza un humanismo meramente terrestre y anti-religiosas (ver n. 56). El mismo documento habla de un humanismo ateo que la reconciliación no sólo pone en peligro la fe, sino incluso de globalización, y ejerce una influencia negativa en todas las esferas de la vida social: "el creciente número casi se caen por la religión. A diferencia del pasado, la negación de Dios o la religión o en la práctica a menos que ya no es inusual e individual. Hoy, de hecho, no tal comportamiento raramente se presenta como una exigencia del progreso científico o un nuevo tipo de humanismo. Todo esto en muchos países no sólo se manifiesta a nivel filosófico, pero en un grado notable invade el campo de la literatura, las artes, las humanidades y la interpretación de la historia, de hecho la propia legislación: de ahí la confusión de muchos "(ibid ., 7).
El Papa Pablo VI en su homilía en la última sesión pública del Concilio Vaticano II afirma que el Consejo propone a los hombres de nuestro tiempo una doctrina teocéntrica y teológica sobre la naturaleza humana y el mundo (véase loc cit, Pp. 1064... - 1065). Pública homilía en la séptima sesión del Concilio Vaticano II, 28 de octubre de 1965, el Papa Pablo VI dice que a pesar del carácter general del consejo pastoral, se propondrá la enseñanza permanente y auténtica de la Iglesia, excluyendo el relativismo doctrinal, el Consejo hace que una obra no "una perspectiva histórica, no relativizar la metamorfosis de la naturaleza de la Iglesia y la cultura secular siempre el mismo y fiel a sí mismo, como Cristo lo quiso y se perfecciona la tradición auténtica, sino que lo hace más adecuado para jugar en términos de renovación "la sociedad humana con su misión de caridad" (op. cit., pp desde 1039 hasta 1040).
En su discurso, el mismo año de 1965, en la octava sesión del Consejo Público, el Papa Pablo VI, criticó el comportamiento de los que indebidamente malinterpretado la intención del Beato Papa Juan XXIII en la adaptación pastoral de la Iglesia a las nuevas necesidades de nuestro tiempo ("actualización"). Por otra parte, el Papa propone el espíritu del Consejo a este respecto y pone a todos en guardia contra el relativismo y la doctrina jurídica, diciendo que el Papa Juan XXIII de este discurso programático no quería darle el sentido de que alguien está tratando de dar, ya que permite " relativizar "el espíritu del mundo todo en los dogmas de la Iglesia, las leyes, estructuras, tradiciones, y cuando todavía estaba tan vivo en él un sentido de la estabilidad doctrinal y estructural de la Iglesia como para que sea la piedra angular de su pensamiento y su obra. Actualizar que significa para nosotros de ahora en adelante la penetración del espíritu de la aplicación fiel y prudente del Consejo celebró su reglamento, emitido feliz y santa "(op. cit., Págs. 1.053 a 1.054). Pablo VI en el texto original en latín no utiliza la palabra "actualizado", pero la palabra "Siéntate". La famosa frase de "actualización" del Beato Juan XXIII se ha convertido en legendaria. En su intención original de esta expresión no tiene nada que ver con un relativismo doctrinal, legal o litúrgica.
La nueva actitud pastoral y benevolente de la comprensión del paciente y el diálogo con la sociedad fuera de la Iglesia, no implica el relativismo doctrinal. El Papa Pablo VI defiende el Consejo de esta acusación puede ser mencionado en la homilía durante la séptima sesión del público: "Esta actitud ... era fuerte y de funcionamiento continuo en el Consejo, hasta el punto de que algunos tienen la sospecha de que una historia de tolerancia y excesivo con el mundo exterior, fugaz, de moda las necesidades culturales, temporales, los pensamientos de los demás, ha dominado las personas y los actos de concilio ecuménico, en detrimento de la fidelidad debida a la tradición y en detrimento de la orientación religiosa del consejo. No creemos que esta deficiencia debe ser imputado a él, sus intenciones reales y profundas, a sus manifestaciones auténticas "(op. cit., P. 1067). Pablo VI defiende aquí intenciones única verdadera y profunda y los acontecimientos reales del Consejo, sin entrar en los méritos de las personas.
El Consejo rechaza expresamente cualquier tipo de sincretismo religioso en la actividad misionera y requiere que las tradiciones particulares de la gente se deja iluminar por la luz del Evangelio siempre la primacía de la Cátedra de Pedro (cf. Ad gentes, 22).

3. El deber de la predicación a los fieles el arrepentimiento (cf. Sacrosanctum Concilium, n. 9)

No podemos hablar de una verdadera doctrina y la práctica pastoral, sin el elemento esencial de la penitencia en la vida de la Iglesia y los fieles. Cada verdadera renovación de la Iglesia en la historia se hizo con el espíritu y la práctica de la penitencia cristiana. En la Constitución dogmática Lumen Gentium n 8, establece que la Iglesia debe continuamente avanzar en el camino de la penitencia y la renovación. Entonces se dice que los fieles deben superar en sí mismos el reino del pecado y de la abnegación y la vida santa (véase ibíd., 36). Los hijos de la Iglesia en el misionero no debe avergonzarse del escándalo de la cruz (cf. Ad gentes, 24).
Uno puede entender mejor el verdadero espíritu de estas enseñanzas del Concilio sobre la necesidad de la penitencia si se considera el hecho de que, con la inminente apertura del Consejo, el Beato Papa Juan XXIII 01 de julio 1962, la Fiesta de la Preciosa Sangre, dedicó su propia Encíclica sobre la necesidad de la penitencia, titulado "Paenitentiam agere". Se trataba de un llamamiento urgente al mundo católico y una exhortación a la oración más intensa y de penitencia a una prenda de Gracias en el consejo próximo. El Papa señaló que el pensamiento y la práctica de la Iglesia, así como el ejemplo de los consejos anteriores, reafirmando la necesidad de la penitencia como la cooperación interna y externa en la redención divina. En concreto, el Papa Juan XXIII se recomienda en cada diócesis una función propiciatoria penitencial, que explica cómo "con las obras de misericordia y penitencia, los fieles buscan propiciar el Dios Todopoderoso y le imploro que la verdadera renovación del espíritu cristiano, que es uno de los principales objetivos del Consejo "(N ° II, 2). El Papa sigue diciendo: "De hecho, ha señalado con razón, nuestro predecesor Pío XI, de bendita memoria:" La oración y la penitencia son los dos medios que Dios en nuestro propio tiempo para llevar a la miseria humana, aquí y allá, vagando sin guía , que se eliminan a través de reparar la causa principal y primordial de cualquier interrupción, que la rebelión del hombre a Dios "(enc Litt. Caritate Christi compulsivo.) (ibd.). Juan XXIII dirigió a la exhortación de fuego después a los obispos: "Venerables Hermanos, el Endeavour de inmediato por cualquier medio a su alcance, para que los cristianos encomendados a su cuidado purificar su espíritu con el arrepentimiento y la luz hasta el mayor fervor de la piedad" ( N º II, 3).
El espíritu de penitencia y expiación siempre debe animar a todos la verdadera renovación de la Iglesia, el Papa Juan XXIII pidió que fuera producido por el Concilio Vaticano II. Este método protege a la Iglesia desde el espíritu del activismo de tierra. Así que el Papa enseñó al final de su encíclica: "El pueblo cristiano, en obediencia a nuestro llamado, haciendo mayor hincapié en la oración y la práctica de la mortificación, ofrecerá un tributo maravilloso y conmovedor el espíritu de fe, que debe animar todas por igual hijo de la Iglesia. Esto sin duda saludable agitar el alma de aquellos que están excesivamente preocupados y distraídos por las cosas del mundo, lo que queda es ir a la negligencia de sus obligaciones religiosas "(ibíd.). Las siguientes palabras puede capturar ese espíritu que animó el verdadero Papa del Consejo, y sin duda el maior pars et sanior de los Padres del Concilio, "que los cristianos deben responder con la fortaleza de los mártires y santos, que siempre han mostrado la Iglesia Católica. Esto permite que cada uno aporte según su estado en particular, para el éxito del Concilio Vaticano II, que de hecho debe conducir a un renacimiento de la vida cristiana "(ibíd., II, 2).

4. El deber de los fieles en los sacramentos (cf. Sacrosanctum Concilium, n. 9)

El Consejo, en la Constitución dogmática Lumen Gentium enseña que los sacramentos son el medio principal por el cual todos son llamados los fieles de cualquier estado y condición que el Señor la perfección de la santidad (cf. n. 11). El objetivo principal de los sacramentos es, según la Sacrosanctum Concilium n. 59, en la santificación de los hombres en la edificación del Cuerpo Místico de Cristo y la adoración a Dios que es raro en la historia del supremo magisterio de la Iglesia ha puesto mucho énfasis en la importancia y la centralidad de la sagrada liturgia, y en particular del Sacrificio Eucaristía, como lo hizo lugar el Concilio Vaticano II. El hecho de que el primer documento del Consejo para ser discutido y aprobado para ser dedicado a la liturgia, que es adorar a la divinidad, es significativo y manifestar esta claro mensaje de la primacía de Dios: Dios y el culto de adoración que la Iglesia hace a él debe tomar la iniciativa en toda su vida y actividades de la Iglesia. Sacrosanctum Concilium nos enseña: "La Sagrada Liturgia culto principal est divinae nous" (núm. 33), y por lo tanto el culto de la majestad divina como la culminación de toda la actividad de la Iglesia "culmen Liturgia de este a actio quod tendit Ecclesiae simul et fons unde omnis eius virus emanat "(n. 10).
La sagrada liturgia es ante todo y necesariamente la verdadera fuente del espíritu cristiano, dice el decreto sobre la formación sacerdotal (Optatam totius ver, n. 16). El propósito de todos los sacramentos, a su vez en el misterio eucarístico, dice el Decreto sobre el ministerio y vida de los presbíteros, citando a Santo Tomás de Aquino: ". Sacramentorum Eucharistia omnium finis est" (Summa Theol III, q. 73, 0.3 c), y añade: "En la mayoría de santa enim Eucharistia totum bonum Ecclesiae continetur espiritual» (cf. Santo Tomás, Summa Theol, III, q. 65, a. 3, ad 1), (ver Presbyterorum Ordinis, n. . 5). El mismo documento dice que la Eucaristía es fuente y culmen de toda evangelización, a continuación, con mayor razón, la Eucaristía es fuente y culmen de la vida pastoral de la Iglesia. En Sacrosanctum Concilium encontrar este resumen: "Particularmente en nosotros viene de la Eucaristía, como fuente, la gracia, y obtener la más eficiente, la santificación de los hombres y la glorificación de Dios en Cristo, hacia el cual convergen, como su propósito, todas las demás actividades de la Iglesia "(n. 10).

5. La obligación de instruir a los fieles en todos los mandamientos de Dios (cf. Sacrosanctum Concilium, n. 9)

Otro elemento de la pastoral es la siguiente: "La Iglesia debe enseñar a los fieles que todo lo que Cristo ha mandado" (cf. Sacrosanctum Concilium, n. 9). Los pastores de la Iglesia es por lo tanto su deber de enseñar las leyes y los mandamientos divinos en toda su integridad. En la Declaración sobre la libertad religiosa, dice el Concilio: "la ley de Dios, que es eterna, objetiva y universal, es la ley suprema de la vida humana y debe ordenar, dirigir y gobernar todos los caminos de la comunidad humana" (cf. Humanae Dignitatis, n . 3). La Constitución pastoral Gaudium et spes, dice, "Él tiene una ley inscrita por Dios en su corazón, a obedecer es la dignidad misma del hombre, de acuerdo con él serán juzgados" (ver n. 16). Los mismos estados pastoral documento: "los esposos cristianos son conscientes de que no puede hacer lo que quieran, pero siempre debe ser gobernado por una conciencia que es consistente con la ley divina, y ser obediente al Magisterio de la Iglesia, que interpreta de una manera auténtica que Derecho a la luz del Evangelio "(cf. Gaudium et spes, n. 50).
El Consejo va a decir: "la disociación, que está presente en muchas, incluida la fe que profesan y su vida cotidiana, que debe ser contado entre los errores más graves de nuestro tiempo» (cf. ibid, 43).. Este error se ha hecho aún más evidente en los últimos años cuando se observa el fenómeno de las personas que profesan ser católicos y al mismo tiempo apoyar leyes contrarias a la ley natural y la ley divina y abierta contradicción con el Magisterio de la Iglesia. Como estas palabras resuenan hoy el Consejo: "No es por tanto crear una oposición artificial entre las actividades profesionales y sociales, por una parte, y la vida religiosa de los demás" (Gaudium et spes, 43). La vida moral, el hogar, profesionales, científicos, sociales, debe estar guiada por la fe y por lo tanto ordenó a la gloria de Dios (cf. ibd.). Observamos de nuevo en estas enseñanzas del Consejo la importancia de la primacía de la voluntad de Dios y su gloria en la vida de cada creyente y de toda la Iglesia. El Consejo dice que esto no es sólo un documento sobre la liturgia, pero en el documento pastoral por excelencia: ". Gaudium et spes" la Constitución pastoral

6. El deber de promover el apostolado de los fieles laicos (cf. Sacrosanctum Concilium, n. 9)

Otro aspecto esencial de la vida pastoral es la siguiente: "La Iglesia debe alentar a los fieles a todas las obras de caridad, la misericordia, y apostólica" (cf. Sacrosanctum Concilium, n. 9). En esto reside la gran contribución histórica al Concilio Vaticano II en la promoción de la dignidad y el papel específico de los laicos en la vida y obra de la Iglesia. Podemos decir que es un desarrollo orgánico y una coronación del Magisterio del Papa Pío XI sobre la cuestión de los fieles laicos. La Constitución dogmática Lumen Gentium presenta una síntesis notable sobre la cuestión de los fieles laicos en la Iglesia y el mundo con un fundamento teológico sólido y una clara indicación de la pastoral, diciendo: "Por otra parte, estaba remedio las costumbres y las condiciones del mundo, en su caso, que causan al pecado, para que todos sean conformes a las normas de la justicia, en lugar de obstaculizar, favorecen la práctica de la virtud. De este modo se va a impregnar la cultura, los valores morales y la actividad humana. De esta manera el campo del mundo está mejor preparado para recibir la semilla de la palabra divina, y juntos las puertas del templo se abren más amplia, para permitir que el mensaje de paz puede entrar en el mundo. Para la economía de la salvación a los fieles deben aprender a distinguir cuidadosamente entre los derechos y obligaciones que les incumban en calidad de miembros de la Iglesia, y las que tienen como miembros de la sociedad humana. Que se esfuerzan por conciliar los dos, recordando que en cualquier cuestión temporal han de guiarse por la conciencia cristiana, ya que ninguna actividad humana, incluso en las cosas temporales, pueden ser retirados bajo el mando de Dios en nuestro tiempo es muy necesario que esta distinción y esta la armonía brille con la mayor claridad posible para actuar en la forma de los fieles, de modo que la misión de la Iglesia puede corresponder mejor a las condiciones particulares del mundo moderno. Como de hecho hay que reconocer que la ciudad terrena, dedicada al cuidado legítimamente seculares, se rige por sus principios, con razón rechazó la doctrina infame que busca construir una sociedad sin ningún respeto por la religión y la libertad religiosa y elimina los problemas ciudadanos "(n. 36).
En este caso, el Consejo condena el laicismo, sin el uso de la palabra, citando a León XIII (Encicl. dioses inmortales, 1 de noviembre 1885: ASS 18 (1885), p. 166ss Ídem, Enc Sapientiae Christianae, 10 de enero 1890:... ASS 22 (1889-90), p. 397ss Pío XII, el disco en su rama, 23 de marzo de 1958:.. AAS 50 (1958), p. 220), dice que: "la legítima laicidad del estado saludable es un principio de la doctrina católica "(ibid.). El Papa continuó diciendo que "la vida de las personas, la vida familiar, la vida de las comunidades grandes y pequeñas, será impulsado por la doctrina de Jesucristo, el amor de Dios y en Dios, amor al prójimo." Esta doctrina es clara en lo esencial es un eco en la Constitución Dogmática sobre la Iglesia y en la Constitución pastoral del Concilio Vaticano II.
La vocación de los laicos dice el Concilio: "Pertenece a los laicos a buscar el Reino de Dios ocupándose de las realidades temporales y ordenándolas según Dios" (Lumen gentium, n. 31). En el decreto sobre los laicos el Consejo habla de la idolatría de las cosas temporales a causa de una excesiva confianza en el avance de las ciencias naturales y tecnología (cf. Apostolicam actuositatem, 7). El Consejo declara a continuación que el matrimonio y la vida familiar es la búsqueda de la excelencia y la escuela del apostolado de los laicos (Lumen gentium, n. 35). De hecho, el matrimonio y la vida familiar es el lugar donde el cristianismo impregna toda la organización de la vida cotidiana y se lo entrega. La familia cristiana proclama en voz alta tanto las presentes virtudes del reino de Dios y la esperanza de la felicidad futura. Por lo tanto, por su ejemplo y su testimonio, acusa al mundo de pecado e ilumina a los que buscan la verdad (ibd.). Podemos ver hoy en día, ya que es la expresión actual del Consejo: el cristiano y la familia católica es una acusación de vida de todo el mundo, acusando al mundo de pecado.
La forma peculiar del apostolado de los laicos es el testimonio de la vida de fe, esperanza y caridad: a continuación, se excluye un apostolado de activismo y los intereses terrenales. Podemos encontrar en el decreto sobre los laicos un breve manual del apostolado de los laicos, que el Concilio enseña que la forma interna del apostolado de los laicos debe ser la conformación con Cristo sufriente y que el propósito de su ministerio es la salvación eterna de los hombres en el mundo. El Consejo ha dicho: "Todos recordamos que, con el culto público y la oración, la penitencia y la aceptación voluntaria de las dificultades y tristezas de la vida, que se ajusten a los sufrimientos de Cristo (cf. 2 Cor 4:10; Col 1.24), que puede llegar a todas las personas y contribuir a la salvación de todo el mundo "(Apostolicam actuositatem, 16). A menudo, el apóstol laico a causa de su fidelidad a Cristo, incluso poner en peligro su vida, dice el Concilio (cf. ibd., 17).

7. El deber de promover la vocación de todos a la santidad (cf. Sacrosanctum Concilium, n. 9)

La última nota de la pastoral de la Iglesia es esencial en la promoción de la vocación a la santidad de todos, diciendo que los seguidores de Cristo, aunque no son de este mundo, sin embargo, serán la luz del mundo (cf. Sacrosanctum Concilium, n. 9). Más concretamente, el Consejo trata esta cuestión en el capítulo quinto de la Constitución dogmática Lumen gentium, nn. 39-42: "De la vocación universal a la sanctitatem en Ecclesia. En este se puede ver la contribución verdaderamente histórico, más específico y adecuado al Concilio Vaticano II. La santidad consiste en la imitación de Cristo al final, el Cristo pobre y humilde, Cristo cargando la Cruz, dice la Constitución Lumen Gentium 41.
Tan antigua y tan nueva

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Seguidores

Archivo del blog