lunes, 14 de noviembre de 2011

Mensajes de Jesus y Maria para Latino America y el Mundo

Mensajes de Jesus y Maria para Latino America y el Mundo
Este es un blog estrictamente Católico. La información que aquí se publica es con fines de propagar el mensaje de Dios a través de sus siervos. Hay alguna información que no tiene que ver con los mensajes y aquí se publica para el conocimiento de todo el que visite esta fuente de información.

Amamos a Nuestro Dios Padre Todopoderoso y Eterno, a Jesucristo su Único Hijo Nacido del Padre, al Espíritu Santo dador de Todos los Dones, a la Santísima Virgen Maria, Madre de Dios y Madre Nuestra y a todos los Ángeles y Santos que habitan en el Cielo.

Es por ellos que este blog fue creado con la ayuda del Señor Jesús, Nuestra Bendita Madre Maria y la autoría del Espíritu Santo.

¡Bendecidos sean todos los habitantes en el Cielo y la Tierra!

Adoremos el Sagrado Corazón de Dios el Padre
Consagración a Nuestro Padre Celestial

domingo 13 de noviembre de 2011

Mensaje a Darly Chagas en Brasil

Mensaje de Nuestra Señora – María, Llena de Gracia

El Advenimiento del Mundo Nuevo – Palabras de Nuestra Señora

El tiempo de preparación para la purificación de la humanidad

1 de octubre de 2011 - primer sábado


Queridos hijos, con mucho amor y cariño Vengo a bendeciros en el Nombre del Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera paz para el mundo.

Mis hijos, siento una gran alegría en encontraros reunidos en este hogar bendecido por Dios para llevar a cabo los grandes encuentros de oración para ayudar a salvar el mundo en este momento cuando las cosas grandes y terribles están por suceder y él no está listo para ganar.

Hoy día, un día dedicado a las almas del Purgatorio, para que ellas puedan pasar del Purgatorio al Cielo, porque se van liberando de las deudas espirituales y ya pueden recibir la alegría den entrar en la Patria Eterna, Yo os agradezco mucho por vuestras oraciones por ellas y os digo que ellas están rezando por vosotros para que todos paguen sus deudas en la tierra misma y no tengan que pasar por el Purgatorio.

Todo pecador debe luchar para conseguir llegar al Cielo, esto no es presumir, querer subir las escaleras directas al Cielo, el mejor lugar para reparar los errores y pedir perdón a Dios es aquí en la tierra, en la tierra el clima es más favorable para la reparación, pero la mayoría deja para pagar en el Purgatorio.

¡Oh! ¡Mis hijos, qué triste el tiempo en el Purgatorio! Haced esfuerzos ahora, reparad, reparad para evitar pasar por el Purgatorio.

Hoy es también un día dedicado a Santa Teresita, ella tan joven, era capaz de vivir en santidad, está en el Cielo y ayuda mucho a los pecadores. Vosotros debéis siempre pedir ayuda de los santos, no hagáis como vuestros hermanos de otras religiones que no creen en el poder de los santos, que tienen dones especiales y no dejan que ayuden a aquellos que necesitan su ayuda.

Observad la vida de los santos y veáis que no es difícil llegar a la santidad, basta que sus corazones se vuelvan humildes y mansos.

Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os lleva hoy a reflexionar sobre su misión de responder a Su Llamado y hacer las obras que Él quiere que cada uno haga antes de dejar esta tierra mundo en dirección a Dios.

Dios quiere obras santas, las obras de misericordia, Él os da el poder para que seáis misericordiosos unos a otros como Él es. Una persona egoísta no es misericordiosa, la persona que quiere vivir sola para no ser molestada por los demás, también esta no es misericordiosa, entonces es necesario saber amar, saber donar, saber contribuir para un mundo menos electrónico y más fraterno.

Dios os da tantos Dones, pero vosotros estáis olvidando, porque estáis viviendo en una época cuando el hombre se ha convertido, como las máquinas. Las máquinas no pueden pensar, tener sentimientos, no tienen corazón. Pero llegará un día en que Dios hará caer la tecnología y la gente tendrá que usar su mente, sus manos y tendrá que aprender de la noche a la mañana que necesitan la ayuda del hermano. Los ricos necesitarán del mendigo y el mendigo necesitará de los ricos. Todos vais a descubrir dentro del corazón que debéis vivir como hermanos, tendréis que empezar a cavar la tierra en busca de qué comer y beber.

Dios corregirá la rebelión de Sus hijos y ellos van a tener que bajar del pedestal e igualarse como los que fueron siempre pobres.

Yo vengo todos los días al mundo para hablar lo que Dios Me manda a decir, y hoy especialmente, estoy aquí para deciros: seáis fieles a vuestra misión, llevéis adelante el Santo Evangelio y conoceréis la Felicidad Eterna.

Pasará el hambre, la sed, la guerra, la enfermedad y nacerá un nuevo hombre, un hombre obediente a Dios, humilde y sencillo.

Ya se acerca la hora, debéis luchar por la paz, no dejéis que nada en este mundo os quite vuestra paz, seáis obedientes a Dios y tendréis todo lo que necesitáis.

Viene ahí llegando, un acontecimiento terrible para el mundo y aquellos que desean dirigir las arcas construidas para albergar a personas que están en el lugar de peligro, ya pueden comenzar a preparar a sus familiares.

Habrá una gran demanda, pero esta preocupación no es necesaria ya que los que creen en Dios soportarán los sufrimientos y hasta tendrán que quedarse quietos donde están porque tendrán protección.

Una vez que los secretos sean revelados, el mundo va a perder el equilibrio, excepto aquellos que son parte de Mi ejército. Seáis fieles hasta el final, no debéis temer a ningún mal, Dios está con vosotros.

Es esto lo que os revelo hoy en este mensaje de conversión.

Cuando la fe se incrementa, el temor es disminuido, vosotros podéis seguir orando mucho pidiendo a Dios que aumente vuestra fe, vuestra esperanza en El.

Orad, orad, orad por el Santo Padre Benedicto XVI, por todo el clero, los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.

Orad por los ateos y paganos, Dios os recompensará.

Orad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, procurad mantenerse en un estado de gracia para poder recibir la Santa Eucaristía, este es el mejor Alimento que necesitáis.

Ayudéis al Santo Padre el Papa, ya se aproxima para él la hora del martirio. Ayudadlo a buscar almas para Dios. Las persecuciones aumentarán, pero debéis rezar el Santo Rosario para derrumbar todas las persecuciones.

Os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor. Quien quiera protección, entre bajo Mi Manto. Vosotros brasileños preparaos, preparaos, vienen allí terribles tempestades para vosotros.

Agradezco a todos los que están aquí hoy orando por la paz mundial, por la paz en la familia.

Os pido que procuréis llamar a los que faltan, la hora es grave, venid todos a orar Conmigo para ganar todas las batallas.

Orad por todas las naciones.

Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, Hijo y Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo,

María, la Inmaculada Concepción.

Debéis meditar el Santo Evangelio de hoy: Lucas 10: 17-24.

Mensaje a Darly Chagas en Brasil

Mensaje de Nuestra Señora – María, Llena de Gracia

El Advenimiento del Mundo Nuevo – Palabras de Nuestra Señora

El tiempo de preparación para la purificación de la humanidad

25 de septiembre de 2011 – Domingo


Queridos hijos, hoy, el día del Señor, con mucho amor y cariño Vengo a bendeciros en el Nombre del Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Unidos a la Santísima Trinidad, vamos a buscar juntos la verdadera paz al mundo.

Mis hijos, siento una gran alegría en encontraros aquí reunidos en oración atendiendo el llamado de Dios para fortalecer a los que llamó y enseñó que orando podéis ganar todas las batallas.

Aquí, en esta casa, donde Dios ha elegido, Me ha enviado para ayudaros orando con vosotros y revelándoos el mensaje que Él os envió, el cual debéis escuchar con el corazón abierto, debéis saborearlo con alegría para no pasar hambre en el gran momento de tribulación que vendrá al mundo. Por lo tanto, debéis recordar siempre que la Palabra de Dios es Vida, y Salvación.

Escuchad, sembrad y cultivad en vuestros corazones el Santo Evangelio que os revela todos los días de vuestra peregrinación en la tierra.

La Santa Palabra de Dios os revela hoy que debéis responder a la llamada de Él, porque Él os está llamando a la conversión para que podáis un día entrar en Su Reino y vivir feliz junto a Él.

El Reino de Dios está cerca, regocijaos porque veréis caer de vuestras manos las esposas que el enemigo de Él, el propio demonio, os colocó dominándoos y llevándoos a muchos a idolatrar el pecado. Muchos niños abandonan la verdadera felicidad y se convierten en esclavos de la ilusión, no se preocupan por el futuro de sus almas.

El buen hijo es aquel que se detiene y reflexiona sobre lo que se necesita para arrepentirse de sus pecados y pedir perdón a Dios.

Dios es paciente y misericordioso, todavía está dando tiempo a todos los cristianos para arrepentirse de sus pecados y acelerar la conversión.

Quien no se apresure, puede ser atrapado de repente, sorprendido con un evento terrible y ese día no se le puede dar el hombre más tiempo para pedir a Dios perdón de sus pecados.

Mis hijos, escuchad la Voluntad de Dios, venid todos para ayudar a construir la Paz en el mundo. Es el rezo del Santo Rosario y creyendo en el Santo Evangelio que serán consolados en los días de las tribulaciones que están por venir.

Vamos a prepararnos para el encuentro con el Espíritu Santo que vendrá muy pronto purificaros liberándoos de todo lo que os mantiene en pecado.

Poco después de la Venida del Espíritu Santo, vosotros iréis a preparar para la Venida del Rey Divino, Jesucristo que vendrá a establecer la paz verdadera en el mundo.

Esto es lo que Vengo a revelaros hoy para vuestra conversión.

Convertíos, convertíos antes de que sea demasiado tarde, vosotros sabéis que un día puede ser demasiado tarde, ya que todo sucederá en un abrir y cerrar de ojos.

Orad, orad, orad por el Santo Padre Benedicto XVI, por todo el clero, los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.

Orad por los ateos y paganos, trabajad, trabajad y seáis puentes para el Cielo y muchos llegareis allá al Cielo porque vuestro puente fue firme, no se derrumbó.

Orad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, unidad y oración, todos firmes en la fe, aumentadla cada día más, la fe que Dios os ha dado, pero debéis cultivarla día a día no dejando que nazcan dudas en medio de ella.

La duda es una mala hierba que crece con facilidad y amortigua vuestra fe. Dios no os obliga a nada, sino que os da la sabiduría para que podáis empezar a cultivar la fe y arrancar la duda que os desvía del Camino del Cielo.

El Camino es sólo Jesucristo, Yo no soy el Camino, soy apenas vuestra Madre del Cielo, vuestra Mediadora, os doy el consejo que os dará crecimiento en la fe, la esperanza y la confianza en Dios.

Ayudad al Santo Padre en vuestras oraciones, el necesita mucha ayuda porque las persecuciones están aumentando.

Dios os fortalece si queréis superar las difíciles batallas de vuestra jornada en la tierra.

Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor.

Vosotros brasileños, confiad en lo que os revelo, y así venceréis.

Todas las naciones, preparaos, viene ahí un evento mundial terrible, estéis alerta orando con el corazón.

Agradezco vuestra presencia y a Mis hijos que Me dieron la bienvenida aquí en esta casa bendecida por Dios. Cuento con vuestra presencia en el próximo encuentro.

Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, Hijo y Espíritu Santo, la Madre de Jesús Cristo y el Salvador del mundo,

María, la Inmaculada Concepción.

Debéis meditar el Santo Evangelio de hoy: Mateo 21: 28-32.

Mensaje a Darly (traducido recientemente)

Mensaje de Nuestra Señora – María, Llena de Gracia

El Advenimiento del Mundo Nuevo – Palabras de Nuestra Señora

El tiempo de preparación para la purificación de la humanidad

17 de septiembre de 2011


Queridos hijos, con mucho amor y cariño Vengo a vosotros a bendeciros en el Nombre del Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera paz al mundo.

Mis hijos, es con gran alegría que les traigo hoy el mensaje de Dios que os ama mucho y quiere salvaros.

Me siento feliz cuando os encuentro cumpliendo con vuestro deber de reuniros en un lugar escogido por Dios para orar, vuestras oraciones son necesarias porque son para vuestro crecimiento espiritual y para atraer más ovejas dispersas, para que ellas vengan a buscar un refugio seguro en esta hora tan cercana a un evento grande y terrible en el mundo. ¿Cuántos niños están lejos, muy lejos y necesitan ayuda? Por lo que os pido, orad, orad, orad, orad y orad, ya está muy cerca.

Dios os ha dado todo lo mejor, pero la mayoría prefirió las cosas malas, cosas que destruyen, prefirió vivir dudando de Él y hoy no todos conseguirán regresar antes de las grandes tragedias que van a abrumar vuestros corazones.

Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os revela hoy sobre la semilla que Dios sembró en vuestros corazones. Esta semilla se llama amor, la obediencia, la bondad y todo lo que es agradable a Dios. Vosotros no sabéis todavía cómo amar a Dios, que os améis los unos a los otros. Vosotros estáis divididos, a menudo deseáis que vuestra voluntad sea obedecida por los demás. Hay hijos que quieren ser idolatrados, quieren ser vistos como los más grandes y mejores.

Yo os pregunto Mis hijos, ¿dónde está vuestra humildad? En verdad está lejos de vosotros, vos no debéis estar igualándose con nadie, todo el mundo tiene defectos, cada uno de una manera, porque todos pecan. Veáis Mis niños, cuántos están ofendiendo más a Dios, porque no cultivaron el amor y hoy sus árboles no tienen lugar para dar sus frutos.

Vuestras vidas están en necesidad de Agua de la Fuente de vida, es necesaria la pureza, se necesita humildad, la sencillez, que es el desprendimiento necesario de las cosas materiales, vosotros tenéis que tomar sus sandalias y caminar en línea recta en el suelo para sentir que sois polvo de la tierra y ya es tiempo para volver de nuevo, para esperar el día de la Resurrección y ese día se levantareis y seréis transfigurados para subir al cielo si verdaderamente estáis convertidos y quien no se convirtió, no será transfigurado, será echado en el fuego del infierno.

Veáis Mis hijos, porque está llegando el tiempo, arrepentíos de vuestros pecados y reparad vuestras rebeldías, purificaos con carácter de urgencia, estéis listos para vuestro encuentro con Dios en cualquier momento, será un abrir y cerrar de ojos.

Vosotros no sabéis lo que se está aproximando para vos, estéis listos, limpios de corazón.

Nadie os ama como Dios os ama, tengáis la gracia en vuestros corazones.

Es esto lo que vengo a revelaros en este mensaje.

Orad, orad, orad por el Santo Padre Benedicto XVI, por todo el clero, los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.

Orad por los ateos y paganos, ayúdenlos a buscar fortaleza en Dios, vosotros habéis recibido mucho ahora y es el momento de dar también de lo que recibieron.

Orad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, haced vigilias de oración vosotros los cristianos, la persecución será muy grande, sólo Dios os puede ayudar. Ayudéis al Santo Padre en este momento que la muerte en el mundo está aumentando cada día.

Vamos juntos a buscar las almas distanciadas, que ellas regresen a Dios.

Os quiero mucho y os cubro con Mi Manto de Amor. Vosotros brasileños, preparad vuestras velas para encenderlas en los momentos de grandes tormentas.

¡Oh! ¡Como yo os he advertido, y qué pocos son los que estáis valorizando Mi presencia entre vosotros!

Pido a todos los sacerdotes que oréis mas con los fieles, vosotros no sabéis cómo será de doloroso este paso de tempestades en Brasil, ayudad a Vuestra Madre a preparar a la gente a no desesperar, sino que confiad en que Dios está con todos los niños.

Todas las naciones, preparaos también, vosotros pasaréis muchas dificultades, pero mirando a la fuerza de los brasileños sabréis también como buscar ayuda y sobreviviréis.

Agradezco vuestra presencia y estoy feliz cuando vienen a agradecer a Dios por las gracias alcanzadas. Seáis cristianos fieles y ayudéis a vuestra Madre para aplastar la cabeza de la serpiente con el rezo del Santo Rosario.

Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, Hijo y Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo,

María, la Inmaculada Concepción.

Debéis meditar el Santo Evangelio de hoy: Lc. 8: 4 – 15

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Seguidores

Archivo del blog