martes, 15 de noviembre de 2011

Apostolado Seglar de Huelva

26 de octubre de 2011

COMIENZA A GESTARSE EN HUELVA UNA FRATERNIDAD FRANCISCANA SEGLAR

Tenemos noticias que de la gestación de una fraternidad franciscana seglar en Huelva

Más información en:


QUIÉNES SON LOS FRANCISCANOS Y FRANCISCANAS SEGLARES

Los Franciscanos y Franciscanas Seglares somos laicos que nos proponemos encarnar en la familia, en el trabajo diario y en la sociedad el mensaje evangélico, siguiendo el ejemplo de san Francisco de Asís. Junto con nuestros hermanos y hermanas de la Primera, la Segunda y la Tercera Orden Regular formamos parte de la gran Familia Franciscana, con la peculiaridad de que nosotros nos comprometemos a vivir el Evangelio a la manera de san Francisco en el estado seglar.Logo OFS int

El franciscanismo seglar no es algo nuevo, sino que sus orígenes se remontan hasta los tiempos de san Francisco, a principios del siglo XIII. Por aquella época florecieron por Europa grupos de “penitentes” que buscaron seguir una vida de conversión sin abandonar sus ocupaciones cotidianas, y que se asociaban por lo general en pequeños grupos o “fraternidades”. Pensando en ellos, san Francisco de Asís concibió un proyecto de vida evangélica específicamente seglar dentro de su Familia Religiosa. Dicho proyecto acabó por concretarse en la “Orden de la Penitencia” o Tercera Orden Franciscana, que en 1289 recibió del papa Nicolás IV su propia Regla, en vigor hasta que León XIII la actualizó en el año 1889.

Los terciarios franciscanos han prestado grandes servicios a la Iglesia y han ejercido un destacable influjo sobre la sociedad a lo largo de la Historia. Desde la “Venerable Orden Tercera de San Francisco” se impulsaron un sinnúmero de cofradías y formas de devoción populares, al mismo tiempo que se fundaron y mantuvieron iniciativas de caridad y de asistencia social, como hospitales y escuelas. Durante la primera mitad del siglo XX había casi cuatro millones de terciarios franciscanos por todo el mundo, pertenecientes no sólo a la Iglesia Católica, sino también a otras confesiones cristianas, como la Iglesia Anglicana o el calvinismo.

Después de que el Concilio Vaticano II pusiera de relieve la importancia del papel de los laicos en la vida de la Iglesia, se vio necesario profundizar en la identidad, dignidad y misión de los seglares dentro de la Familia Franciscana. Fruto de este proceso fue la redacción de una nueva Regla para la denominada desde entonces Orden Franciscana Seglar, aprobada en 1978 por Pablo VI con la intención de acomodar la espiritualidad penitencial franciscana al mundo actual. Junto a la Regla, la Santa Sede promulgó unas nuevas Constituciones Generales en el año 2000, que son las que en la actualidad regulan la vida de las fraternidades franciscanas seglares, que agrupan a más de 400.000 miembros profesos en todo el mundo.

Tras este proceso de renovación, los franciscanos seglares tratamos de vivir nuestro carisma en la sociedad actual como personas que, en su actual estado de vida, se sienten llamadas a seguir a Jesucristo y a hacer del Evangelio el centro de sus vidas siguiendo el ejemplo de san Francisco de Asís. Esa vocación nos lleva con el paso de tiempo a emitir una “profesión” o compromiso de vida evangélica, que se concreta en los siguientes aspectos, que aparecen recogidos en la Regla de la Orden Franciscana Seglar:

  • Vivir bajo un continuo espíritu de conversión, buscando la persona viviente de Cristo en los hermanos, en las Escrituras, en la Iglesia y en la oración y las acciones litúrgicas.
  • Dar testimonio de Cristo entre las gentes, mediante la palabra y sobre todo mediante la vida, cumpliendo fielmente las obligaciones propias de la condición de cada uno. El seglar franciscano considera por ello el trabajo como un don de Dios y un instrumento de participación en la creación y de servicio a la comunidad. Además vive en la propia familia el espíritu franciscano de paz, fidelidad y respeto a la vida.
  • Una actitud de desapego hacia los bienes terrenos, simplificando las exigencias materiales, para de este modo poder hacerse más libres para el amor de Dios y de los hermanos.
  • La construcción de un mundo más fraterno y evangélico, participando activamente en aquellas iniciativas que busquen la promoción de la justicia, mostrando una actitud de respeto por todas las criaturas y apareciendo en la sociedad como portadores de paz y mensajeros de la perfecta alegría.
  • Un rasgo fundamental en la vida de los franciscanos seglares es su llamada a vivir el Evangelio en comunión fraterna. Con tal fin, nos agrupamos en comunidades eclesiales que reciben en el nombre de Fraternidades. Cada Fraternidad es independiente y tiene su propia vida, aunque al mismo tiempo se mantiene en comunión con todas las demás Fraternidades que forman la Orden Franciscana Seglar, que se integran en Consejos de niveles regionales, nacionales e internacionales. Y todo ello en comunión con el resto de los componentes de la Familia Franciscana, que a menudo nos ofrecen su asistencia espiritual.

En la vida cotidiana, los franciscanos seglares vivimos estos compromisos de muy diversas maneras. Muchos asumimos servicios concretos en parroquias, en ONG’s y en grupos de misiones o de ayuda a los más necesitados. Algunas fraternidades seglares franciscanas se encuentran a cargo de instituciones asistenciales creadas por ellas mismas, como hospitales o residencias de ancianos. Sin embargo, el ámbito prioritario donde el franciscano seglar vive su compromiso cristiano y su vocación no es otro que la familia, el trabajo y la sociedad que le rodea. Su apostolado preferente es ante todo el testimonio personal en el ambiente en que vive, en el que está llamado a vivir como levadura, como instrumento de paz, de amor fraterno y de esperanza y alegría, desde el espíritu de la minoridad.


4 de octubre de 2011

HOAC Orihuela-Alicante: POR UN TRABAJO QUE SEA EXPRESIÓN DE LA DIGNIDAD ES...

HOAC Orihuela-Alicante: POR UN TRABAJO QUE SEA EXPRESIÓN DE LA DIGNIDAD ES...: El 7 de octubre el movimiento sindical internacional (CSI) organizará una Jornada Mundial por el Trabajo Decente. Esta fecha constituye un...

30 de agosto de 2011

JORNADAS DE ESPIRITUALIDAD HOAC DE HUELVA




PONENTE: JOSE GARCIA CARO
Pepe Mairena-Consiliario de la HOAC


CONTENIDO: ¿QUÉ SON LAS BIENAVENTURANZAS?
  • No son una moral, ni una filosofía, sino la expresión de la vida de Jesús, su experiencia cotidiana viviendo “como uno de tantos”. Por eso, son, también, una experiencia válida para cualquiera.
  • Es la apuesta de Jesús por vivir la felicidad humana, por buscar su realización personal en una fraternidad objetiva ¿Quién no busca ser feliz por uno u otro camino? ¿Por qué no intentar el camino de Jesús? ¿Mira que si llevara razón?
  • Se puede decir que Jesús estaba loco. Lo que nadie puede decir es que su apuesta sea una evasión, porque aborda los problemas, pobreza, dolor, injusticia…, que amenazan nuestra felicidad, y desenmascara nuestras “trampas” al afrontarlos.
  • El camino de felicidad que Jesús propone, cuenta con nuestra libertad y nuestra responsabilidad. Todas y cada una de las Bienaventuranzas están enmarcadas en dos grandes preguntas, “¿Qué os parece?, ¿Si quieres…?”
TRATAMIENTO: En cada Bienaventuranza daremos tres pasos:
    1. ¿Cómo vivió Jesús el problema que plantea cada Bienaventuranza?
    1. ¿Qué dijo acerca de ese problema?
    1. ¿Cómo lo vivió la primera comunidad cristiana?
Y…, ¿nosotros?

INFORMACIONES DE INTERÉS:

Lugar de celebración:
Residencia de los Hermanos Maristas “Villa Onuba” (Fuenteheridos, HUELVA)

Horario:
Sábado 22: 10,30 a 14 horas y de 16 a 20 horas
Domingo 23: 10 a 14 horas

CONTACTO e-mail: direwoman@gmail.com

Importante:
Para una buena organización de las Jornadas os rogamos:
* Os llevéis la Biblia o Nuevo Testamento
* Confirméis vuestra asistencia antes del día 1 de Octubre
* Precio de las Jornadas completas (alojamiento y comidas) 50 € en habitación doble y 59 € en habitación individual.
Si estás interesado en asistir, que el dinero no sea problema, nos lo comunicas y solucionado.
------------------------------------------------------------------

Ficha de inscripción:

Nombre: …………………………………………………….……………………....
Dirección: …………………………………………………………….……………..
Localidad: …………………………….……….Tfno: ……………………..……
Tipo habitación: doble individual

7 de mayo de 2011

CELEBRACION DIA DE LA HOAC-QUEHACER APOSTOLICO COMUNITARIO DIOCESIS DE HUELVA


Fecha: viernes 13 de mayo de 2011
Lugar: Centro Social El Lazareto
Hora: 17 horas


El local estará ambientado con 3 paneles.
Dos de ellos se situarán a la entrada para que todos los asistentes puedan leerlo; uno se dedicará a “testimonios” aportados por los/as militantes, frases de la DSI… que presenten el rostro de la crisis, y el otro a “prensa” donde se recogerán noticias, fotos, recortes de revistas artículos, textos de Tú.
El tercer panel se situará al lado de la mesa, que estará a la altura de las sillas en el salón. En este panel se colocarán los “compromisos” al final de la Jornada.

La Jornada se desarrollará de la siguiente forma:

17 a 17,15 horas.- Presentación de la Jornada y de su desarrollo: Presidenta de la HOAC de Huelva

Tras la presentación, se irán pasando entre los asistentes unas hojillas donde conste el nombre, grupo/procedencia y dirección de correo electrónico para ofrecer a los asistentes la posibilidad de enviarles los compromisos que se aporten al final de la Jornada.

17,15-18.- VER: Se destacará que la centralidad del acto, los protagonistas de las Jornadas son las personas que van a contar sus experiencias en representación de todas las víctimas.

Tras esta introducción, presentará a cada uno de los siguientes testimonios:

  • Regulación de empleo: experiencia de una empresa presentada por un trabajador militante de la HOAC.

  • Pérdida de vivienda: experiencia de un obrero de la construcción que a raíz de la pérdida de empleo y agotamiento de las prestaciones sociales esta viendo peligrar su vivienda por desahucio.

  • Joven en busca de empleo: experiencia de una joven en paro que han conseguido un taller de empleo tras reivindicaciones.

  • Inmigrante: experiencia de un joven senegalés que llegó en patera a las costas de Canarias. Lleva 5 años en España. No ha conseguido contrato de trabajo.

  • Parada de larga duración: experiencia de una mujer, empleada de hogar durante 30 años sin haber cotizado.

Los testimonios se llevarán escritos y su lectura no excederá de 5 minutos por testimonio.

Las personas que van a presentar los testimonios estarán sentadas en la primera fila, acompañados . Tras la lectura, todos tomarán asiento en la mesa y se abrirá un turno de aclaraciones de 15 minutos.

18-19,15.- JUZGAR: lo aportará la charla de Juan Torres López, catedrático de Economía de la Universidad de Sevilla.


La charla durará 45 minutos y el turno de palabras 30 minutos.

19,15-19,45.- Descanso. Café en el bar del Lazareto.

19,45-20,30.- ACTUAR: el sentido y metodología del actuar será presentado por Mª José Gómez como representante de encuadramiento.
Se les ofrecerá a los asistentes la posibilidad de hacer sus compromisos de forma individual o reuniéndose en pequeños grupos.

Durante la presentación, 4 militantes repartirán cartulinas de color para escribir los compromisos.

Tras 15 minutos, estos militantes irán recogiendo las cartulinas que pegarán en el panel de compromisos, ofreciendo la posibilidad de que se lean en alto.

Todos los actuares se recogerán para mecanizarlos y enviarlos a los asistentes por correo electrónico.


Tras las Jornadas se harán los agradecimientos (a los testimonios, ponente y asistentes)

  • Os pedimos que lleguéis al acto al menos con 15 minutos de antelación para ir recibiendo a los asistentes.




Como donde abunda la debilidad sobreabunda la Gracia, estamos seguros/as de que este acto va a ser cuidado con mucho mimo por el Espíritu del Padre que no nos pierde de vista ni un momento.





Huelva, a 6 de mayo de 2011


La Comisión Diocesana.

28 de abril de 2011

EL PAPA PIDE QUE EL TRABAJO SEA DIGNO, SEGURO Y ESTABLE

EL PAPA PIDE QUE EL TRABAJO SEA DIGNO, SEGURO Y ESTABLE

Benedicto XVI recibió esta mañana a los participantes en la peregrinación de la diócesis italiana de Terni-Narni-Amelia, con motivo del 30 aniversario de la visita de Juan Pablo II a las fábricas de acero de la ciudad de Terni.

El Papa eligió entre los motivos para recordar a Juan Pablo II el de "su amor por el mundo del trabajo" y pasó después a comentar la difícil situación que atraviesa la diócesis debido a la crisis de la industria metalúrgica que repercute en la vida de miles de personas. "Sé que la Iglesia diocesana hace suyas vuestras preocupaciones -dijo- y siente la responsabilidad de estar a vuestro lado para comunicaros la esperanza del Evangelio y la fuerza para edificar una sociedad más justa y más digna del ser humano. Y lo hace a partir de la fuente, de la Eucaristía".

"De la Eucaristía, efectivamente, en la que Cristo se hace presente en su acto supremo de amor por todos nosotros -prosiguió-, aprendemos a habitar como cristianos en la sociedad, para hacerla más acogedora, solidaria y atenta a las necesidades de todos, particularmente de los más débiles, más rica de amor".

"En esta perspectiva se sitúa también el tema del trabajo que hoy os preocupa, con sus problemas, sobre todo el del paro. Es importante tener siempre presente que el trabajo es uno de los elementos fundamentales de la sociedad. Las condiciones difíciles o precarias del trabajo hacen difíciles y precarias las condiciones de la misma sociedad, de un vivir ordenado según las exigencias del bien común", subrayó el Santo Padre, que no olvidó tocar el tema de la seguridad en el trabajo. "Es necesario -recalcó- llevar a cabo todos los esfuerzos necesarios para que la cadena de muertes y accidentes se rompa. ¿Y qué podríamos decir de la precariedad del trabajo, sobre todo del trabajo juvenil? ¡Es un aspecto que crea angustia en tantas familias!".

"El trabajo -explicó el pontífice citando el discurso pronunciado por Juan Pablo II en su visita a las fábricas de acero de Terni- ayuda a acercarse a Dios y a los demás. El mismo Jesús fue un trabajador y pasó buena parte de su vida terrenal en el taller de José. (...) Su trabajo, además, que fue un trabajo físico, ocupó la mayor parte de su vida en esta tierra y así entró en la obra de la redención del ser humano y del mundo".

"Este hecho nos habla ya de la dignidad del trabajo, todavía más, de la dignidad específica del trabajo humano que se inserta en el misterio mismo de la redención. Es importante entenderlo desde una perspectiva cristiana. Sin embargo, a menudo, se considera solo como una fuente de ganancias, si no, incluso, en algunas situaciones en el mundo como medio de explotación y por lo tanto de ofensa a la dignidad de la persona. Quisiera referirme también al problema del trabajo dominical. Desgraciadamente, en nuestras sociedades el ritmo del consumo corre el peligro de robarnos también el sentido de la fiesta y del domingo como día del Señor y de la comunidad".

Benedicto XVI concluyó su discurso reiterando que la Iglesia "sostiene, conforta y alienta todos los esfuerzos encaminados a garantizar un trabajo seguro, digno y estable" y manifestó su cercanía a las familias de la diócesis de Terni- Narni-Amelia.

"LA IGLESIA Y EL TRABAJO A LOS 30 AÑOS DE LABOREM EXERCENS"

A LOS 30 AÑOS

"LA IGLESIA Y EL TRABAJO A LOS 30 AÑOS DE LABOREM EXERCENS"


La encíclica Laborem exercens, del Papa Juan Pablo II, publicada con ocasión del 90 aniversario de la Rerum Novaruin -15 de Mayo 1891-, aunque por razón del atentado sufrido por el Papa, dos días antes, el 13 de Mayo, no pudo ser dada a conocer hasta cuatro meses después, el 14 de Septiembre de 1981, constituye la "Carta Magna del Trabajo", concebido éste como clave esencial de toda la cuestión social.

Está centrada monográficamente, como lo indica su título, en el trabajo. Es un verdadero tratado, denso y profundo, de antropología cristiana, mejor dicho, cristocéntrica, del trabajo, entendido como "toda actividad humana en el mundo", desde la actividad manual a las actividades intelectuales, en sus múltiples facetas, y a las actividades de organización y de dirección sin excluir las funciones insustituibles de la madre en la familia.

La encíclica parte del hombre, como sujeto activo y responsable del trabajo. El principio de la subjetividad del trabajo -el hombre sujeto- es el hilo conductor de todo el desarrollo de la encíclica.

Este hombre, sujeto del trabajo, no es considerado en abstracto, como ser genérico o ente colectivo, ni como un ser autónomo, autosuficiente, individualista e insolidario, sino como persona, en su única e irrepetible individualidad, como ser histórico, social y solidario, creado por Dios, herido por el pecado y redimido por Jesucristo. A este hombre se dirigen las preocupaciones, los afanes y el amor de la Iglesia, como "el camino primero y fundamental".

La encíclica, desde esa perspectiva antropológica, con visión histórica global y realista, adopta una postura de radicalidad lúcidamente crítica frente a las ideologías sociales dominantes en aquellos años: el liberalismo capitalista y el socialismo marxista. La personalidad de Juan Pablo II le hace diferente de sus predecesores por su nacionalidad y su experiencia. Conoce por experiencia el colectivismo y el capitalismo.

En el fondo, la encíclica no trata de defender ni de condenar sistemas e ideologías, sino de afirmar la plena verdad del hombre, en su existencia personal y, a la vez, comunitaria y social, desde el núcleo primigenio de la familia, pasando por las sociedades intermedias y la propia nación, hasta comunidad mundial.

Es un documento de síntesis, que integra las experiencias sociales y económicas del Occidente desde cuya óptica habían sido escritas las encíclicas sociales anteriores, con las experiencias de los países del Este -y, también de los del Tercer Mundo- y que se refleja en posiciones más realistas y matizadas ante ciertas formas de propiedad colectiva de los bienes de producción, pero sin dejar de tener en cuenta los avances sociales introducidos en las empresas capitalistas de los Estados más evolucionados -tales como las formulas de "copropiedad", participación en la gestión y en los beneficios, "accionariado de trabajo ...-.

La encíclica, con sentido realista, pone de relieve los condicionamientos para la estipulación del contrato de trabajo que derivan de instancias externas y superiores a la empresa -el Estado, los sindicatos y las organizaciones empresariales, las empresas multinacionales y transnacionales, las relaciones comerciales..- a quienes llama, con expresión original "empresario directo".

Aborda, no podía ser de otra manera, los problemas de la actualidad laboral, siguiendo la línea argumental trazada del trabajador como sujeto activo del trabajo: desempleo, salario justo y prestaciones de la seguridad social, función de los sindicatos, trabajo agrícola, los minusválidos y el trabajo, los trabajadores emigrantes, trabajo y familia, trabajo y sociedad. Y termina con un capítulo sobre la espiritualidad del trabajo.

Es una encíclica escrita con visión histórica de largo alcance -sin dejar de tener delante las realidades actuales-.

En resumen: Laborem exercens es el "Evangelio del Trabajo", la "Buena Nueva" del trabajo, un mensaje liberador para los hombres y mujeres del trabajo, para toda la humanidad trabajadora.
_____________________

De la introducción a las ponencias presentada en el Encuentro Diocesano Secretariado Diocesano de Pastoral Obrera del Arzobispado de Valladolid: Trabajo Humano y Dignidad de la Persona. "La Iglesia y el trabajo a los XXX años de Laborem exercens"

Las ponencias:

Ver la primera ponencia. En la que se profundiza en la concepción del trabajo en la Doctrina Social de la Iglesia y que está presente en la Encíclica “Laborem Exercens”.

Ver la segunda ponencia. Tiene un carácter más práctico y presenta unas propuestas operativas para la Pastoral Obrera de la Diócesis desde esta Encíclica.

El Autor:

Las ponencias fueron presentadas por Felipe García Mateo, sacerdote de la Diócesis de Plasencia, Delegado de de apostolado Seglar y de Pastoral Obrera de dicha diócesis.

25 de abril de 2011

EUCARISTIA DEL 1 DE MAYO 2011







H O A C

EUCARISTIA DEL 1 DE MAYO 2011




LUGAR: Parroquia de Ntra. Sra. de Belén
DIA: Viernes 29 de Abril a las 8 de la tarde



<< Y los ‘‘pobres’’ se encuentran bajo diversas formas; aparecen en diversos lugares y en diversos momentos; aparecen en muchos casos como resultado de la violación de la dignidad del trabajo humano: bien sea porque se limitan las posibilidades del trabajo —es decir por la plaga del desempleo—, bien porque se deprecian el trabajo y los derechos que fluyen del mismo, especialmente el derecho al justo salario, a la seguridad de la persona del trabajador y de su familia >>

(Laborem exercens, 10).


Apostolado Seglar de Huelva

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Seguidores

Archivo del blog