martes, 15 de noviembre de 2011

SANTA IGLESIA MILITANTE

14 de noviembre de 2011

Acto de Reparación a la Santa Faz para expiar las injurias cometidas en contra de Nuestro Señor Jesucristo

Teniendo en cuenta las horribles blasfemias que contra la Santa Faz de Nuestro Señor Jesucristo se han producido recientemente en Francia, y que causaran una valiente reacción de reparación y protesta en los católicos consientes (ver la información correspondiente aquí y aquí), nosotros nos unimos también al desagravio reproduciendo este reciente post del blog francés La Question en la traducción de Amor a la Verdad.

El Santo Rostro es la reproducción exacta del Rostro de Cristo

impreso en el velo de la Verónica

(Velo conservado en la Basílica de San Pedro en Roma)

Blasfemias , injurias, insultos, groseras obscenidades, propósitos impíos , abominaciones , nada se ha ahorrado para ofender en nuestros días a Nuestro Señor, no falta nada en el catálogo de horrores contra su Santo Nombre en esta sociedad desorientada y pervertida. Hasta heces inmundas han sido arrojadas simbólicamente con extraordinaria violencia sobre su Santa Faz, cosa absolutamente indigna que tuvo lugar en un acto escandaloso escenificado en una supuesta “obra teatral”, que fue en realidad, un verdadero ataque contra la religión cristiana.

Sin embargo, no hay nada más adorable, más dulce, y más consolador que el Santo Rostro de Cristo . Nada en este mundo puede evocar hasta tal grado, la misericordia, el amor y el sacrificio. No hay nada más sublime, nada que sea un reflejo tan puro y fiel de lo celestial, como tan conmovedora evocación del Divino Redentor de la humanidad.

Acto de Reparación a la Santa Faz para expiar las injurias cometidas en contra de Nuestro Señor Jesucristo

I. ¿Qué es la Santa Faz?

El nombre de “ la Santa Faz ”es familiar para el alma católica, pero en concreto ¿ qué es? El Santo Rostro es la reproducción exacta del rostro de Cristo impreso en el velo de la Verónica . El Velo de la Verónica se encuentra actualmente en el Vaticano, y no debe confundirse con la Sábana Santa de Turín .

El rostro de Cristo , está representado en el velo que portó la tierna mano de la “Verónica”, una discípula, en el camino al Calvario. Su rostro se muestra con una perfecta paz , en silencio y con amor a pesar de las imprecaciones de la multitud y el ardiente dolor físico . Es un regalo que nos dejó el Señor, pero también encierra este mensaje : el de permanecer en el amor de Dios olvidando nuestros sufrimientos y ofrecerlos al Padre pidiendo perdón por la inconsciencia de los hombres.

Debemos permanecer en el amor de Dios para olvidar nuestros sufrimientos y ofrecerlos al Padre pidiendo perdón por la inconsciencia de los hombres

II. El culto de la Santa Faz

La imagen de abajo representa a Santa Verónica mostrando a la Madre del Salvador el rostro de su hijo poco después de su muerte. Juan está detrás de la Santísima Virgen y María Magdalena llora a los pies de la Santa Faz. El Papa León XIII ha “autentificado” con su sello, grabados que se encuentran en muchas iglesias de Francia. Así nació el culto de la Santa Faz. Rezando ante ella cada día obtendremos innumerables gracias.

La devoción a la Santa Faz se estableció

para expiar los ultrajes cometidos contra

Nuestro Señor Jesucristo.

La expansión de esta devoción se debe a un hombre de Tours: León-Papin Dupont , nacido el 24 de enero 1797. Hombre de letras vivió en el mundo, pero siempre se mantuvo con rectitud. Descubrió el cristianismo tratando con algunos fieles a los que siguió en su camino. Se casó pero su esposa murió unos años más tarde y dejó una hija. Cuando se estableció en Tours llegó a ser juez. En el verano de 1837, se sintió embargado por un intenso sentimiento de llevar la vida propia de un perfecto cristiano. Perdió a su hija en 1847.

León Papin Dupont fue el fundador de la devoción reparadora a la Santa Faz.

Se hizo famoso contra su voluntad al poseer una Santa Faz de Jesucristo a la que honraba especialmente. Su casa se convirtió en “ santuario“, cuando Léon-Papin Dupont persuadió a multitud de fieles, de Tours y de otros sitios, para adorar la Santa Faz.

León Papin Dupont deseaba que esta devoción sirviera para reparar las injurias cometidas contra Nuestro Señor Jesucristo.

Antiguamente se celebraba en la víspera del comienzo de la Cuaresma, en varias diócesis de Francia y Alemania el Oficio y Misa de la Santa Faz en “reparación de las ofensas hechas ​​al Santísimo Sacramento del altar”. En 1849 por iniciativa del señor Dupont, se estableció en Tours el “Domingo de las Cuarenta Horas”. Por primera vez un grupo de hombres se reunían para orar ante el Señor pasando la noche ante el Santísimo Sacramento expuesto.

En 1851, el Domingo de Ramos, el señor Dupont recibió de la priora del Carmelo, dos imágenes de la Santa Faz. Entregó una a la obra de la Adoración Nocturna que él había fundado, y mantuvo consigo la otra en el salón de su casa alumbrada con una lámpara de aceite. Al poco se multiplicaron curaciones y conversiones ante la Santa Faz. Después de su muerte en 1876 el salón se convirtió en oratorio.

León XIII, en 1885, erigió canónicamente

la Hermandad de la Santa Faz

III. La Hermandad de la Santa Faz

Santa Teresa del Niño Jesús y de la Santa Faz siempre cantó,contempló e imitó sin cesar a la Santa Faz.

En 1885, la Hermandad de la Santa Faz fue erigida canónicamente por el Papa León XIII . El 19 de marzo de 1885, miembros la familia Guerin se inscribieron en la Archicofradía. Y el 26 de abril de 1885, el Sr. Luis Martín, María, Leonia, Celina y Teresa siguieron sus pasos. Teresa tenía entonces12 años. Desde entonces la imagen de la Santa Faz de Tours le acompañará siempre. La pondrá en su breviario, en su celda y más tarde en el hospital en la mesilla al lado de su cama. Siempre cantó, contempló e imitó a la Santa Faz.

Pauline (la madre Inés) dijo:

- La devoción a la Santa Faz fue la atracción especial de la Sierva de Dios (Teresa). Su devoción al Niño Jesús, no puede compararse a la que tenía a la Santa Faz.

La misma Teresa dirá :

- Estas palabras de Isaías: “¿Quién ha creído su palabra … está sin atractivo, sin belleza … etc. ” han sido el sustento de mi devoción a la Santa Faz , o, mejor dicho, el sustento de mi piedad. Yo también quería estar sin belleza, ser pisada como las uvas en la prensa, desconocida de todas las criaturas …

También dice:

- ¡Oh! ¡Qué bien me ha hecho durante toda mi vida la Santa Faz!

El día de su toma de hábito, el 10 de enero de 1889, se firmó por primera vez “Sor Teresa del Niño Jesús y de la Santa Faz”.

Nadie podrá negar la relación existente entre Santa Teresa del Niño Jesús y la Santa Faz , y tampoco la obra del señor Dupont.

Conclusión

Hay pues que orar con veneración ante la Santa Faz, para reparar los pecados horribles que se cometen en nuestros días y las injurias y ofensas para con Nuestro Señor Jesucristo. Es importante que los católicos imploren ante la Faz de de Cristo, que perdone la blasfemias y reparen los pecados abominables cometidos contra el Señor.

Que todo el mundo, en este período oscuro en el que hay una gran desorientación, recite postrado ante la Santa Faz del Redentor, las alabanza para la reparación de las blasfemias cometidas contra el santo nombre de Dios.

Acto de alabanza y reparación de las blasfemias cometidas contra el Santo Nombre de Dios

Que en el cielo, en la tierra y en el infierno, sea por siempre y por todas las criaturas creadas por Dios, alabado, bendecido, amado, adorado y glorificado, el santísimo, sacratísimo, adorable e inefable, nombre de Dios, y el Sagrado Corazón de nuestro Señor Jesucristo, y el Santísimo Sacramento del Altar. Amen +

Además del acto de Reparación a la Santa Faz, para ayudar a quienes luchan espiritualmente contra las públicas blasfemias que han sido perpetradas en Francia y a nuestros hermanos detenidos en las redadas, nos hacemos eco de la invitación de Semper Fidelis , rezando a San Miguel Arcángel protector de la Santa santa Iglesia tan brutalmente atacada hoy día.

El Arcángel Miguel siempre se ha prestado a asistir y servir la iglesia como siervo fiel.

Sirvamos nosotros también a la Iglesia y triunfemos en la lucha.

El Señor llama a todos sus militantes!

Oración a San Miguel Arcángel

San Miguel Arcángel defiéndenos en la lucha, se nuestro amparo contra la maldad y asechanzas del enemigo, reprímale Dios pedimos suplicantes y Tú príncipe de la milicia celestial lanza en el infierno con el divino favor a Satanás y a los demás espíritus malignos que andan dispersos por el mundo para la perdición de las almas. Amén

8 de noviembre de 2011

Chau chau adiós

Dos años antes de cumplir los 75, el Vaticano aceptó la renuncia del obispo de Neuquén, Mons. Marcelo Melani. En el año 2.009 el cardenal Re le había insinuado a Melani que renunciara, a raíz de irregularidades litúrgicas e imprecisiones teológicas. Este es el obispo que en el año 2.008 traicionara vilmente como pastor al grupo de jóvenes que defendía la catedral de Neuquén contra un ferocísimo ataque de una horda de lesbo-posesas-abortistas salida de un “Encuentro Nacional de Mujeres” que se celebraba en esa capital provincial:

-Soy el obispo, ¿me entienden? Si quieren rezar vayan adentro. Son ustedes los que quieren tener pelea. Acá en Neuquén no se hace eso. Ustedes son responsables.

-¿Responsables de qué?

-Del hecho de querer peleas.

-No queremos pelear con nadie, queremos defender...

-¿Qué defienden ahora, si acá no hay nadie?

-¿Cómo que no hay nadie? Estamos defendiendo el monumento.

-En Neuquén el monumento lo defendemos de otro modo..

La conversación, que fue a los gritos, terminó cuando los jóvenes elevaron aún más la voz para rezar un padrenuestro y taparon las palabras del obispo, quien optó por retirarse.

"Uno espera que un encuentro sea eso, un lugar en el cual confrontar ideas pero en el respeto, en la democracia más completa, más total, con respeto a la persona que pueda manifestar ideas opuestas", dijo luego Melani por radio. "No hay que darle demasiada importancia al hecho concreto" (al feroz y blasfemo ataque a la Catedral). "Lo que hay que buscar entre todos es crecer en la capacidad de la convivencia, de la aceptación mutua, también cuando tenemos diferencias ideológicas".

Comentario: Se fue Melani. Y deja tras de sí un episcopado tan heterodoxo como fatalmente desacralizador. Nos alegramos de que se vaya, a la vez que le deseamos el bien, como enemigo que es. Enemigo de la Iglesia, a la que estaba obligado a servir. Tal vez en los años que le quede de vida pueda reparar en algo el mal que ha estado desparramado hasta hoy desde Neuquén. De todos modos: Ciao!

PD: Hoy, el arzobispo de Santa Fe, monseñor José María Arancedo, fue elegido como nuevo presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), en reemplazo del cardenal Jorge Mario Bergoglio, quien deberá elevar en diciembre su renuncia al Papa como arzobispo de Buenos Aires por llegar a la edad de 75 años. Otro que, gracias a Dios, poco a poco también se va yendo…

5 de noviembre de 2011

El Adefesio del Año

Fides et FormaRorate Caeli: El compromiso con la iconoclastia, la profanación, lo feo y lo deforme han dado otro fruto: el nuevo Evangeliario Ambrosiano (con los Evangelios acorde al Nuevo Leccionario adoptado por la Arquidiócesis de Milán en 2.008). La producción del nuevo Evangeliario fue iniciada el año pasado por el cardenal Tettamanzi.

La arquidiócesis de Milán posee un nuevo sitio web para promocionar el nuevo libro de los Evangelios (puede verse la misma web a fin de poder apreciar más “obras”; a nosotros nos ha costado elegir las más feas). El sitio web lleva como leyenda: “La belleza de la Palabra”, en italiano, lo que a nosotros se nos antoja sea una ironía o una paradoja.

A continuación mostraremos algunas de las imágenes junto con la Festividad a la que se pretende aludir:

Dedicacin-Baslica-de-Letrn_thumb2

Dedicación de la Basílica de Letrán (sic) (¿?)

Exaltacin-de-la-Cruz_thumb3

Exaltación de la Cruz (sic!)

Natividad-de-la-Bienaventurada-Virge[2]

Natividad de la Bienaventurada Virgen María!!! (sic)

Viernes-de-Pasin_thumb1

Viernes de Pasión…

Santsima-Trinidad_thumb1

Solemnidad de la Santísima Trinidad (¡¿?!)

Cristo-Rey_thumb3

Nuestro Señor Jesucristo Rey del Universo –Año “B”-

Y algunas imágenes más para que adivinen a qué corresponden:

sin-ttulo-3_thumb

sin-ttulo-2_thumb

sin-ttulo-1_thumb

Estas imágenes han dejado pensativos a más de uno:

PENSATIVO MONO_thumb

“¿Cómo es esta cuestión?”

PENSATIVO JOVEN_thumb

"dejame pensar..."

PENSATIVO NIÑO_thumb

"está complicado"

NO ENTIENDE LA ANCIANA_thumb

"NO ENTIENDO!"

Vingt-Trois, merde

la increíble posición del prelado francés ante la HORROROSA blasfemia de arrojar materia fecal al rostro de una imagen de Jesucristo.

Vingt-Trois

Card. Vingt-Trois: “son tontos útiles, no es justo lo que hacen” (refiriéndose a quienes se manifestaban contra una obra blasfema)

Se trata de una pretendida obra teatral que se está presentando en París, en donde se arroja materia fecal sobre una imagen gigante del rostro de Jesucristo.

Habíamos publicado ya las primeras reacciones de verdaderos católicos franceses (Ver más aquí) cuando nada más iniciarse la representación, se arrojaron bombas fétidas dentro del teatro, y a continuación un grupo de jóvenes de Renouveau Français subió al escenario y desplegó una pancarta que decía "Christianophobie, ça suffit !" ("¡Basta ya de cristianofobia!"). Los jóvenes fueron reprimidos y detenidos por la policía, recibiendo pésimos tratos.

La obra eminentemente blasfema se llama “Sobre el concepto del rostro del Hijo de Dios”, y está dirigida por un tal Romeo Castellucci. Un espectáculo, como confesó el director, "hecho de mierda, la materia por excelencia” (sic). O como manifestó en otra oportunidad, su obra “va sobre la metafísica del excremento, sobre el espíritu de la mierda"…

Como vemos, a cualquier enfermo y desviado, a cualquier trastornado moral el actual régimen judeomasónico y anticristiano le concede el derecho de blasfemar públicamente contra Nuestro Señor.

La reacción de los fieles tradicionales no se hizo esperar, y se organizaron varios actos y marchas en repudio y reparación ante la blasfemia (otra obra también blasfema está por ser estrenada próximamente).

Peor reacción –aunque esperada en vistas a su prontuario (ver al final)- no pudo haber tenido el arzobispo de París y presidente de la Conferencia Episcopal francesa, cardenal André Vingt-Trois.

Según el cardenal, la reacción pública de los católicos contra la obra está animada por grupos que buscan publicidad y "un hueco en los periódicos". Las personas de buena fe que les siguen, añadió, son "tontos útiles" en el sentido leninista, "y no porque actúen de buena fe lo que hacen es justo". Todo esto porque -tergiversando los hechos y cayendo en la herejía del pacifismo-, “la autenticidad de la fe no consiste en imponerse con la violencia”, sostuvo.

O sea, Vingt-Trois ha calumniado gravemente a quienes se oponen a que la imagen de Cristo sea vilipendiada con excrementos durante la posesa obra teatral.

La reacción del prelado en realidad obedece a que quien está llevando la voz cantante de la protesta es un grupo tradicionalista, Civitas, vinculado a la Fraternidad Sacerdotal San Pío X, "un grupúsculo vinculado al movimiento lefebvrista", según Vingt-Trois.

No podía esperarse otra cosa de este apóstata, desertor, desleal, traidor, acomodaticio, infiel, pérfido, felón, cobarde, gallina e impío cardenal Vingt-Trois, siempre tan tan tan afín a la judeomasonería. (Ver más aquí)

Es notaria la vitalidad del movimiento católico tradicional en Francia –a pesar del poderoso régimen intra y extra eclesial que tiene en contra-: es a todas luces un legado de la obra de Monseñor Marcel Lefebvre.

¿Qué dirá Vingt-Trois si alguien le arroja sobre su cabeza la materia pútrida que no quiere condenar como blasfemia…? Gracias cardenal por su -no deseado pero eficaz- apostolado a favor de la Tradición Católica: vea que nadie quiere ser ni parecer un vergonzante gallina como usted.

* * * * *

PD1: El Prontuario del Cardenal

El 14 de febrero de 2010, grupos activistas homosexuales habían organizado que cientos de gays y lesbianas se besaran a plena luz del día frente a la catedral de Notre-Dame en París.

Los fieles católicos, legítimamente impidieron que se realizara el ataque sodomita y blasfemo.

El cardenal Vingt-Trois optó por denigrar a los fieles, llamándolos "grupos armados" y "grupos de matones" (ver el post completo).

* * * * *

PD2: Video del día del estreno y la represión policial:

29 de octubre de 2011

Rey de reyes

Último domingo de octubre: fiesta de Cristo Rey

Cristo Rey

“Replicóle a esto Pilatos: ¿Conque tú eres Rey?

Respondió Jesús: Así es, como dices: yo soy Rey.

Yo para esto nací, y para esto vine al mundo,

para dar testimonio de la verdad;

todo aquel que es hijo de la verdad escucha mi voz”.

“Y si ahora mandamos que Cristo Rey sea honrado por todos los católicos del mundo, con ello proveeremos también a las necesidades de los tiempos presentes, y pondremos un remedio eficacísimo a la peste que hoy infecciona a la humana sociedad. Juzgamos peste de nuestros tiempos al llamado laicismo con sus errores y abominables intentos; y vosotros sabéis, Venerables Hermanos, que tal impiedad no maduró en un solo día, sino que se incubaba desde mucho antes en las entrañas de la sociedad. Se comenzó por negar el imperio de Cristo sobre todas las gentes; se negó a la Iglesia el derecho, fundado en el derecho del mismo Cristo, de enseñar al género humano, esto es, de dar leyes y de dirigir los pueblos para conducirlos a la eterna felicidad. Después, poco a poco, la Religión Cristiana fue igualada con las demás religiones falsas, y rebajada indecorosamente al nivel de éstas. Se la sometió luego al poder civil y a la arbitraria permisión de los gobernantes y magistrados. Y se avanzó más: Hubo algunos de éstos que imaginaron sustituir la Religión de Cristo con cierta religión natural, con ciertos sentimientos puramente humanos. No faltaron Estados que creyeron poder pasarse sin Dios, y pusieron su religión en la impiedad y en el desprecio de Dios”.

De Quas Primas, Carta encíclica sobre la Fiesta de Cristo Rey
Papa Pío XI, 11 de diciembre de 1925

Comunicado de Vanguardia tras las elecciones

El Nacionalismo ante las elecciones del 23 de octubre

Vanguardia de la Juventud Nacionalista 2011

POR UNA NUEVA RECONQUISTA

El circo electoral ha vomitado su veredicto. Todos los que participan del “reparto” callan las miserias de un sistema inmoral porque se benefician del mismo. Los que hoy no han sido beneficiados por el sufragio hacen silencio, a la espera de su turno, en la próxima oportunidad electoral. Oficialismo y oposición cuentan sus votos obtenidos mediante la manipulación y la mentira, la hipocresía y el engaño, las promesas electorales y el soborno mediático. Unos y otros aspiran a su parte del botín.

El sistema demoliberal está basado en una triple mentira: la mentira de la soberanía popular, por la cual se le hace creer al electorado que puede otorgar o transmitir un poder del que carece; la mentira de la representatividad de los partidos políticos, transformados por la fuerza en únicos y obligatorios vehículos de representación política, y la mentira de que la mayoría de electores es infalible.

Nunca hemos creído en el régimen liberal partidocrático. Nunca hemos aceptado sus reglas de juego. Ni por convicción ni por conveniencia. No convalidamos la pantomima partidocrática.

No nos resignamos a ver nuestra nación postrada a merced de una banda de facinerosos que se enriquecen a costa del esfuerzo general, mientras declaman la existencia de un “modelo nacional y popular”, máscara bajo la cual ocultan sus inconfesables intenciones. No permaneceremos inmóviles a la espera de otro turno presidencial que será más de lo mismo, pues un sistema corrupto y corruptor sólo engendra gobiernos corruptos. Nosotros eliminaremos el botín. No nos quedaremos maniatados a la espera de que un nuevo corrupto sustituya a la corrupta actual. Nosotros reivindicaremos los puestos de gobierno como sitios de servicio a la comunidad, y no de turno para el latrocinio.

No nos resignamos a una seguidilla de turnos electorales en la que se alternen los que más prometan, más subsidien, y más roben.

No nos resignamos a pensar desde el egoísmo personal del que quiere seguir disfrutando de su puesto público; de su “plan”; de comprarse en cuotas el más moderno artefacto electrónico; del asistencialismo o del clientelismo más desvergonzado. Queremos argentinos dignos en una Patria digna. No meros “clientes” del gobierno de turno.

No nos importa la suma de votos que refleja el cambiante sentimiento de la multitud, exteriorizada cobardemente en el sufragio anónimo. Nos importan aquellos capaces de dar testimonio, hasta con su propia vida, de lo que piensan, creen y defienden.

Lucharemos contra la “amnesia” oportunista de los jueces dóciles a los mandatos de la neoguerrilla enquistada en el poder, que han decidido olvidar el ataque sufrido por la Nación Argentina de parte de la subversión marxista y hoy condenan a los miembros de las fuerzas armadas y de seguridad que libraron el combate en defensa de toda la sociedad contra el terrorismo que quería dominarla. Para los jueces prevaricadores pronto llegará el día de la verdadera justicia. Y para los miembros de la Corte que han avalado procesos contra toda razón y principio, el escarnio que les cabe a los magistrados que venden sus almas.

Reivindicaremos el orden natural frente a tanta degeneración y escarnio de la familia argentina: El matrimonio entre un hombre y una mujer; el respeto de la vida desde la concepción hasta la muerte natural; el derecho de los padres a elegir la educación para sus hijos.

Nos opondremos a la tergiversación de la historia reciente; al encumbramiento político de los dirigentes terroristas de ayer; a la inmoralidad de los funcionarios enriquecidos por medio de la coima y el soborno, y al desfile obsceno de todas las perversiones.

A la fuerza del voto pusilánime le opondremos el ímpetu de la militancia valerosa, para disputarle la calle al kirchnerismo, al progresismo en cualquiera de sus múltiples disfraces, a la izquierda en todos sus matices, al liberalismo ciego y cobarde, a las huestes de los diversos caudillejos provinciales que dominan a sus votantes con el dinero público.

Hasta que la Revolución Nacionalista le devuelva a nuestra querida Argentina el honor, la decencia y la justicia; el imperio del orden natural; el respeto a Dios y a sus leyes; la seguridad y el orden públicos; la soberanía sobre sus recursos y la autonomía sobre sus decisiones; el reconocimiento del trabajo digno y del salario bien ganado; la equidad entre los diversos sectores sociales y económicos; la representación de los órganos naturales de la sociedad; fuerzas armadas que estén espiritual y materialmente en condiciones de defender nuestro territorio y nuestro destino; jueces probos e independientes que castiguen a los delincuentes e impidan el avasallamiento de los derechos de los ciudadanos por parte de los poderes o de los particulares.

ARGENTINO: NO TE RINDAS

LA PATRIA TE LLAMA A UNA NUEVA RECONQUISTA

VANGUARDIA DE LA JUVENTUD NACIONALISTA

vanguardia1@argentina.com

28 de octubre de 2011

Asís III: se canta una oda a la "diosa" Olokun en la Basílica de Santa María de los Ángeles

Dentro de la Basílica de San Francisco, Wande Abimbola, un curandero y "sacerdote" representante de los paganos africanos de la religión Yoruba, cantó un himno a la "diosa" Olokun durante el tercer encuentro interreligioso de oración y peregrinación por la paz mundial en Asís, Italia.

En su discurso, afirmó fidelidad a las doctrinas de las diversas religiones presentes: "nuestra religión y las religiones practicadas por los demás, son válidas y preciosas a los ojos del Todopoderoso."

Fuente: Fratres In Unum

Comentario: 1) “… afirmo sencillamente que los paganos ofrecen sus sacrificios a los demonios y no a Dios. Ahora bien, yo no quiero que ustedes entren en comunión con los demonios. Ustedes no pueden beber de la copa del Señor y de la copa de los demonios; tampoco pueden sentarse a la mesa del Señor y a la mesa de los demonios. ¿O es que queremos provocar los celos del Señor?” (I Cor. X, 20-22)

2) Un lector afirma que ya es la tercera vez que un sucesor del apóstol Pedro niega conocer a Jesucristo como el único Dios verdadero, ante un mundo que le amenaza. Ahora sólo resta escuchar el "canto del gallo".

27 de octubre de 2011

Rechazan la verdadera religión

“Nunca quizás como en los actuales tiempos se ha apoderado del corazón de todos los hombres un tan vehemente deseo de fortalecer y aplicar al bien común de la sociedad humana los vínculos de fraternidad que, en virtud de nuestro común origen y naturaleza, nos unen y enlazan a unos con otros.”

“Porque no gozando todavía las naciones plenamente de los dones de la paz, antes al contrario, estallando en varias partes discordias nuevas y antiguas, en forma de sediciones y luchas civiles y no pudiéndose además dirimir las controversias, harto numerosas, acerca de la tranquilidad y prosperidad de los pueblos sin que intervengan en el esfuerzo y la acción concordes de aquellos que gobiernan los Estados, y dirigen y fomentan sus intereses, fácilmente se echa de ver --mucho más conviniendo todos en la unidad del género humano-, porque son tantos los que anhelan ver a las naciones cada vez más unidas entre sí por esta fraternidad universal.”

“Cosa muy parecida se esfuerzan algunos por conseguir en lo que toca a la ordenación de la nueva ley promulgada por Jesucristo Nuestro Señor. Convencidos de que son rarísimos los hombres privados de todo sentimiento religioso, parecen haber visto en ello esperanza de que no será difícil que los pueblos, aunque disientan unos de otros en materia de religión, convengan fraternalmente en la profesión de algunas doctrinas que sean como fundamento común de la vida espiritual. Con tal fin suelen estos mismos organizar congresos, reuniones y conferencias, con no escaso número de oyentes e invitar a discutir allí promiscuamente a todos, a infieles de todo género, de cristianos y hasta a aquellos que apostataron miserablemente de Cristo o con obstinada pertinacia niegan la divinidad de su Persona o misión.”

Tales tentativas no pueden, de ninguna manera obtener la aprobación de los católicos, puesto que están fundadas en la falsa opinión de los que piensan que todas las religiones son, con poca diferencia, buenas y laudables, pues, aunque de distinto modo, todas nos demuestran y significan igualmente el ingénito y nativo sentimiento con que somos llevados hacia Dios y reconocemos obedientemente su imperio.”

Cuantos sustentan esta opinión, no sólo yerran y se engañan, sino también rechazan la verdadera religión, adulterando su concepto esencial, y poco a poco vienen a parar al naturalismo y ateísmo; de donde claramente se sigue que, cuantos se adhieren a tales opiniones y tentativas, se apartan totalmente de la religión revelada por Dios.”

Pío XI

Mortalium Animos (6-1-1928)

24 de octubre de 2011

Esos retrógrados de siempre

Agencia Judía de Noticias - La vicesecretaria general Maram Stern, quien es la funcionaria del CJM a cargo del diálogo interreligioso, dijo: “La semana pasada, los católicos fueron involucrados en otro tratado despreciable por el obispo Richard Williamson (SIC) cuyo objetivo es frustrar la reconciliación judía-católica y reavivar los viejos vuelos antisemitas como aquellos del deicidio judío. Este fue un recordatorio de que todavía hay muchos clérigos que se oponen vehementemente y minimizan activamente el diálogo y la reconciliación entre católicos y judíos”. (…)

“Desafortunadamente algunos grupos escindidos como la Sociedad Williamson de San Pío X (SIC) siguen defendiendo y propagando enseñanzas medievales anti judías. Por eso es importante no poner en peligro los enormes logros hechos en el diálogo católico-judío en las últimas décadas al permitir que entren nuevamente los predicadores del odio por la puerta trasera. Ciertamente, antisemitas notorios como el obispo Williamson no deben tener un lugar en la iglesia católica”, declaró Stern. (…)

Maram Sern, quien representará al Congreso Judío Mundial en la reunión de Assis, dijo que los judíos de todo el mundo creían que le Papa Benedicto XVI, como su predecesor Juan Pablo II, “está sinceramente comprometido con el fortalecimiento del diálogo interreligioso”. Stern le pidió al Papa que reitere las declaraciones hechas previamente en su libro sobre Jesús y las vuelva un artículo de fe para la iglesia (SIC).

Comentario: estos grupos escindidos como la “Sociedad Williamson de San Pío X” siempre haciendo de las suyas! En estos tiempos vienen a predicar la verdad de los Evangelios de que los judíos mataron a Jesús! ¿No habíamos quedado en el Concilio que los judíos son siempre las víctimas? Jue´ pucha…

Estamos todos invitados!

Asis 2011 Invitacion

Algo muy grave en la era del humo de satanás

Vaticano propone un gobierno mundial para estabilizar el sistema financiero

Sandro Magister - ROMA, 24 de octubre de 2011 – Según el parecer del padre Thomas J. Reese, profesor en la Georgetown University de Washington y ex director de "America", el semanario de los jesuitas de Nueva York, el documento divulgado hoy por la Santa Sede "no sólo está más a la izquierda de Obama: está también más a la izquierda de los demócratas liberales y más próximo a los puntos de vista del movimiento 'Ocupar Wall Street' que de cualquiera de los miembros del Congreso estadounidense".

En efecto, el documento difundido el lunes 24 de octubre por el Pontificio Consejo "Justicia y Paz" invoca el advenimiento de un "mundo nuevo" que debería tener su bisagra en una autoridad política universal.

La idea no es inédita. Ya ha sido evocada en la encíclica "Pacem in terris" de Juan XXIII, del año 1963, y ya sido relanzada por Benedicto XVI en la encíclica "Caritas in veritate", del año 2009, en el parágrafo 67.

Pero la "Caritas in veritate" decía muchas otras cosas y el presagio de un gobierno mundial de la política y de la economía no era seguramente el centro.

Aquí, por el contrario, todo el documento gira en torno a esta idea, reclamada desde el título:

> "Por una reforma del sistema financiero y monetario internacional en la prospectiva de una autoridad pública con competencia universal"

Cuán utópico y cuán realista sea la invocación de tal gobierno supremo del mundo permite entreverlo el desorden general que nos describen diariamente las crónicas de la actual crisis económica y financiera.

Pero pertenece al ámbito de lo realista y viable un elemento específico de innovación auspiciado por el documento: los impuestos a las transacciones financieras, también llamado "Tobin tax [Impuesto Tobin]".

El documento dedica pocas líneas a esa propuesta. Y sabe que ésta se ve contrarrestada por fuertes y fundamentadas objeciones. Así como también se sabe que la sostienen economistas famosos, como Joseph Stiglitz y Jeffrey Sachs.

Pero al presentar el documento a la prensa, la Santa Sede ha decidido mostrarse resueltamente a favor del "Tobin tax", no sólo pidiendo "reflexionar sobre él", tal como se lee en el documento, sino respondiendo punto por punto a las objeciones y mostrando la viabilidad y la utilidad ya en lo inmediato.

Esta apología del "Tobin tax" ha sido confiada al economista Leonardo Becchetti, profesor en la Universidad de Roma "Tor Vergata". Él ha desarrollado su tarea con precisión y con gran cantidad de datos:

> "L'aspetto positivo delle crisi..."

Sobre la mesa de los jefes de gobierno del G-20, que se reunirán en Cannes, en Francia, el 3 y 4 de noviembre próximos, estará presente entonces esta clara postura de la Santa Sede a favor de la introducción del "Tobin tax", cuya recaudación "podrían contribuir a la constitución de una reserva mundial para sostener las economías de los países golpeados por la crisis".

Comentario: Es evidente que la “crisis financiera mundial” y afines sirven para enriquecer a pocos y empobrecer a muchos. Y es justo luchar contra tamaña injusticia. Lo terrible es que la use para justificar un Gobierno Mundial. Que seguramente vendrá y será de la mano de los grandes beneficiados de la crisis. Que precisamente no son cristianos. Y de eso al gobierno del anticristo, un paso. Temblemos. Mejor, oremos.

23 de octubre de 2011

Brutalidad policial contra católicos que impedían graves blasfemias en París (imágenes)

Agencia Faro – París - Una vez más, lo que nunca se toleraría contra el judaísmo o el mahometismo no sólo se tolera contra la verdadera Religión y contra Nuestro Señor Jesucristo, sino que se financia con dinero público y se protege por las fuerzas policiales del Estado, que aplican la máxima brutalidad contra los católicos.

El jueves 20 se estrenaba en el subvencionado Théâtre de la Ville la obra del italiano Romeo Castelluci Sur le concept du visage du fils de Dieu ("Sobre el concepto del rostro del Hijo de Dios"), obra blasfema, escatológica, obscena, repugnante hasta en sus mínimos detalles. Como es habitual desde hace años, a pesar de su diabólica obsesión anticristiana, Castelluci y su obra han recibido el apoyo de diversos clérigos y publicaciones "católicas" progresistas; lo cual fue uno de los argumentos que utilizó el juez Emmanuel Binoche para rechazar el procedimiento de urgencia instado por AGRIF (asociación contra el racismo antiblanco y anticristiano) y no impedir la representación de la obra, al tiempo que condenaba a la AGRIF a pagar 1200 euros al Théâtre de la Ville en concepto de costas. Tampoco ha sido escuchada la campaña que el Institut Civitas ha lanzado contra esta obra y otra de estreno previsto, ya conocida de lo peor del público madrileño: Gólgota pícnic, del argentino Rodrigo García, que en España fue estrenada nada menos que por el Centro Dramático Nacional.

Ayer en París, nada más iniciarse la representación, se arrojaron bombas fétidas dentro del teatro, y a continuación un grupo de jóvenes de Renouveau Français subió al escenario y desplegó una pancarta que decía "Christianophobie, ça suffit !" ("¡Basta ya de cristianofobia!"). Los jóvenes resistieron las agresiones y permanecieron allí, impidiendo la representación, hasta que entraron policías antidisturbios de las tristemente célebres Compañías Republicanas de Seguridad (CRS), que los obligaron a salir y los detuvieron.

Puede verse el siguiente video de los hechos tomado de Contre-Info.com.

Fuera del teatro, otro grupo de jóvenes, militantes de Acción Francesa, se había encadenado en las escaleras de acceso al Théâtre de la Ville; otros grupos rezaban. Las citadas Compañías Republicanas de Seguridad cargaron contra ellos con extraordinaria brutalidad, utilizando porras y gases lacrimógenos. Los obligaron a tenderse en el suelo y los esposaron. En esta posición, un furgón de la policía dio marcha atrás sobre la pierna de uno de los jóvenes, mientras la policía lo sujetaba. Los bomberos lo evacuaron de urgencia al Hôtel-Dieu. Otros diecisiete jóvenes fueron detenidos y retenidos durante veinticuatro horas. La Policía ha formulado cargos contra tres por "resistencia a la autoridad"; y contra uno más por "robo", pues parece que ha desaparecido una gorra de los CRS.

Este viernes 21, otros catorce militantes de Acción Francesa han sido detenidos.

La República masónica fue fundada contra la Cristiandad, y permanece fiel a sus raíces. Acaba de liquidar en Libia un régimen árabe que toleraba a los cristianos, para sustituirlo por uno mahometano radical. En Francia protege y promueve la blasfemia. Sus hermanos de logia, que gobiernan (en puridad, desgobiernan) España y seguirán haciéndolo (si Dios no lo remedia) después de las elecciones generales del 20-N, hacen lo mismo. El honor de Nuestro Señor Jesucristo no puede defenderse bajo estos regímenes diabólicos.

22 de octubre de 2011

El mal menor

el mal menor

En la reciente entrada publicada que titulamos Elecciones en Argentina: soy católico ¿a quién voy a votar?, en el que en base a una investigación de Notivida se muestra claramente la incompatibilidad de la ideología de los candidatos en las inminentes elecciones en la Argentina con la Doctrina Católica.

Si bien el análisis se centra sólo en los temas del aborto y del “matrimonio” homosexual, no por ello se significa que los candidatos sí posean una doctrina sana en todos los demás temas: como títeres de la judeo-masonería que son, la totalidad de sus “programas de gobierno” se orientan a la descristianización de las sociedades.

Ahora bien, en cada elección muchos se plantean lo de “elegir el mal menor”, a veces con argumentos que son, prima facie, irreprochables. Así, un lector nos hacía el siguiente comentario, seguramente como crítica constructiva y con la mejor buena fe:

No estoy de acuerdo en que el no votar a nadie sea la solución. Tenemos que comprometernos con nuestro voto, no podemos manifestar desinterés. Señor, vote al mal menor, yo también haré esto, no estoy plenamente conforme con nadie, mejor dicho, dejan bastante que desear todos los candidatos, pero hay que votar al que consideremos el menos malo. Lea, puede leer también en "Argentinos alerta", y decidir.

O tal vez prefiera más cuando nos impongan el Nuevo Orden Mundial, dictadura global, un solo gobierno, una sola moneda, una sola cárcel donde estaremos todos los que le hagamos la contra, una sola religión, y sin Dios. Ahí sí que nos quejaremos más que en toda nuestra vida lo hicimos antes.

La respuesta a este razonamiento creemos que la podemos encontrar claramente –gracias a los amigos de Vanguardia de la Juventud Nacionalista que subieron este material a la web en estos días- en algunos párrafos del trabajo de Antonio Caponnetto titulado La Perversión Democrática, incluidos en el Cap. 3º de dicha obra, y que transcribimos a continuación:

Una variante directa de la doctrina del mal menor, y en rigor una aplicación de la misma, es la propuesta de votar al candidato menos indigno. Esta polémica, en particular, sacudió a integristas y no integristas en la España de principios del siglo XX, con acusaciones recíprocas que exigieron la mediación de la misma Jerarquía, buscando echar algún paño frío en el inflamado ambiente.

El Padre Pablo Suárez, de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X, desde los Cuadernos de La Reja dio a conocer parcialmente esta ilustrativa reyerta. Su nota –titulada Moralidad del voto a candidatos menos indignos- fue acogida por Panorama Católico [1], en vísperas de las elecciones presidenciales del 28 de octubre de 2007 y, hasta donde sabemos, también por el Nº 214 de Tradición Católica, Madrid, febrero de 2008.

Dos aclaraciones de los interesados en difundir este debate se impone respetar y aprovechar. La primera, es la que aparece en el epígrafe del artículo original, cuando la Fraternidad Sacerdotal San Pío X sostiene que “la finalidad última y principal” del artículo de marras es que “tengan todos presentes que, ante el peligro de la religión o del bien público, a nadie le es lícito permanecer ocioso’. Porque ante la enormidad del mal, corremos el grave riesgo de renunciar a la acción, por pequeña que esta sea, por el bien común de la patria y de la sociedad”. Pero que de ningún modo es finalidad del escrito “alentar la participación de los católicos en la farsa electoral, porque si hay algo que fue llevando a los Estados cristianos a la catástrofe en que nos hallamos, fue creer imposible la resistencia a los dogmas republicanos de la Revolución”.

La segunda aclaración procede del autor del ensayo, advirtiendo al comienzo del mismo que “para quien esto escribe, no es del caso convertirse en abanderado de ellas [se refiere a las notas de las que dará cuenta sobre la elección del candidato menos indigno], sino tan solo arrimar un dato más reputado importante que sirva como elemento de juicio subsidiario para encarar esta espinosa cuestión, con la cual ciertamente tienen que habérselas los católicos contemporáneos” [2].

Aclaraciones hechas, la nota del Padre Pablo Suárez comenta dos escritos aparecidos en la revista madrileña Razón y Fe, durante los meses de octubre y diciembre de 1905. El primero es del Padre Venancio Minteguiaga, y se titula Algo sobre las elecciones municipales. El segundo –en apoyo del anterior- es del Padre Villada, y se titula escuetamente De elecciones. En ambos campea una casuística por momentos agobiante, pues aunque procuran no salirse del ámbito doctrinal –esto es, el de la recta exposición de la legítima doctrina del mal menor- la ansiedad porque los católicos indiferentes de sus respectivos municipios hagan algo para evitar el triunfo de los protervos es tan grande que, a la postre, resulta una conminación inmediatista más que una dilucidación conceptual.

No negamos ni la intención ortodoxa de sendos clérigos españoles, ni el sentido de la oportunidad de este despliegue casuístico que se vieron obligados a desarrollar, pues según nos informa el Padre Suárez, “la apatía y el retraimiento”, sumados a “la falta de inteligencia y unión entre ellos”, caracterizaban a los católicos de aquellos municipios hacia 1905. Mientras que anarquistas, socialistas y liberales de todo pelaje mostraban una hostilidad creciente y virulenta contra la Religión y la Patria. Pero –insistimos- algo mediatizada por el sentido de la perentoriedad, la doctrina del mal menor predicada por Minteguiaga y Villada –amén de algunas concesiones al catolicismo liberal- se enreda por momentos en un juego de reglas y excepciones difíciles de deslindar. Lo que prueba una vez más cuán delicado y peligroso es el tránsito por el que esta doctrina malminorista se convierte en táctica electoral [3].

Se define, por ejemplo, al “candidato menos indigno” como aquel que menos hostilidad persecutoria manifiesta hacia la Iglesia, en contraste con el “candidato más hostil a la Religión”. ¿Pero es que acaso ese “conformarse cada vez con menos” que define a la tibieza, debe llevarnos a optar entre quienes apenas si incendiarían los templos, de triunfar electoralmente, contra aquellos otros que además violarían a las religiosas y torturarían a los monjes? ¿Desde cuándo la indignidad –cualquiera sea el grado que tenga- se nos ofrece como materia de elección voluntaria? ¿Desde cuándo, incluso, y como lo señalara no sin remordimientos el mismo Villada, se le ofrece como alternativa a “una tierra de laudable tenacidad y santa intolerancia contra herejes, moros y turcos”? ¿Cómo controlar que la indignidad menor no derive en mayor, inexorablemente, si precisamente la regla natural de todo vicio es que empiece siendo pequeño al principio para convertirse en grande al final? ¿A qué considerar hostilidad menor o mayor contra la Fe? ¿León Ferrari con sus múltiples exposiciones sacrílegas auspiciadas por el poder político, es menos indigno que la abortista Argibay, miembro de la Suprema Corte de Justicia? ¿Bonafini profanando la Catedral de Buenos Aires es menos indigna que Kirchner suprimiendo las capellanías castrenses? ¿La candidata Carrió, con su enorme crucifijo sobre el pecho, apoyando la causa de progresistas, invertidos y masones, es menos indigna que Estela Carlotto enrolada explícitamente en la guerra revolucionaria marxista? ¿Los católicos liberales son menos indignos que los comunistas? ¿Quienes divinizan a la democracia resultan peores que aquellos que la critican bajo cuerda, pero se avienen a entrar públicamente en su juego? ¿Los que mercan por oficio con el sistema, porque “su dios es su vientre”, son más indignos que aquellos que gritaban “¡Dios y Patria o muerte!” y se vendieron por un plato de lentejas?

Se le pide además al católico -y es otro ejemplo del enredo casuístico al que aludíamos- que vote al menos indigno “sin mala intención”, sino “únicamente con la intención manifiesta de rechazar y de evitar a toda costa la elección del candidato más hostil a la Religión”. Que en este caso “elegir lo menos malo es elegir lo bueno”, “con tal de que no se apruebe nada de malo en el candidato indigno”. No podemos evitar la sensación de estar ante un verdadero galimatías. ¿Quién tiene el intenciómetro para medir las propias o ajenas intenciones y sabernos a salvo de cooperaciones formales con el mal? ¿Cómo hago pública que mi intención es buena, para no confundir a los demás y dar escándalo, toda vez que me ven elegir a un indigno, cualquiera sea el porcentaje de indignidad que posea? (Recuérdese que uno de los requisitos del malminorismo enunciado por el mismo Padre Minteguiaga, es que se pueda “evitar debidamente” al aplicárselo “el escándalo que hubiere”). ¿Cómo hago para no arrastrar a otros a la confusión, y evitar el horrible daño posterior, si el menos indigno se mostró como tal nada más que para obtener inescrupulosamente mis votos? El mismo Padre Minteguiaga reconoce que “las elecciones no son más que una mentira y una farsa de mal género”, llenas “de coacciones, fraudes, amaños y chanchullos”. Que el candidato elegido sea menos indigno, significa –valga la redundancia- que tenga menos indignidad. Esto es que tenga menor bajeza, injusticia, ruindad o abyección. ¿Cómo será “elegir lo bueno” y “no aprobar nada de malo”, eligiendo a alguien cuya “virtud” consiste en tener menos vicios?

Se le enseña asimismo al católico –y vamos por el tercer ejemplo de lo que juzgamos es una casuística enredosa- que al menos indigno al que se le da el voto, se lo pone “en ocasión de abusar de su oficio”; como ser “al concejal o al diputado” elegido. Como se le da ocasión de pecar al usurero si se le pide un préstamo, o de asesinar a quien se entrega armas previendo que va a abusar de ellas. Pero en este poner en ocasión de una malicia o ponerse uno mismo no habría falta, pues se hace “para obtener un bien relativo proporcionado, como es evitar un daño mucho mayor que haría el más indigno”. Algo así como combatir la inundación con agua o la insolación tomando sol.

Es cierto que hay diferencias entre la causa y la ocasión de pecar; que mientras la primera es intrínseca a la voluntad desviada, la segunda se presenta como algo extrínseco. Pero rechazar las ocasiones de pecado nos está moralmente exigido, y es además posible, por aquello de que “qui tenetur ad finem, tenetur ad media”, es decir, quien puede poner un límite respecto del fin, también puede limitar los medios para obtenerlo. En este caso, se entiende, estamos hablando de un fin malo que habría que limitar, empezando por poner límites a los medios que me puedan conducir a él. También se sabe que no son idénticas las ocasiones próximas que las remotas de un pecado; y que estas últimas no implican una amenaza inminente. De cualquier manera –continua o discontinua- una ocasión próxima me involucra directamente en el peligro de pecar, no hace del pecado algo remoto, y por lo tanto resulta desaconsejable. ¿Qué seguridad tengo de que poniendo al menos indigno en ocasión de ser el más indigno, no lo hará, efectivamente, y sólo se conformará con ser el menos indigno por respeto a mi condición de simple cooperador material? ¿Qué seguridad tengo de que mi voto entregado al menos indigno no es mi propia ocasión próxima de pecado, si en definitiva estoy queriendo impedir un grado de liberalismo con otro grado de liberalismo, ignorando que todos los grados se concatenan fatalmente entre sí? ¿Por qué se recuerda con encomio la “laudable tenacidad y santa intransigencia”, y después se pide la negociación pusilánime con el verdugo de Cristo más amable y elegante?

Escuchemos una vez la voz de San Pío X: “Están pues muy equivocados los que creen y esperan para la Iglesia, un estado permanente de plena tranquilidad, de prosperidad universal, y un reconocimiento práctico y unánime de su poder, sin contradicción alguna; pero es peor y más grave el error de aquellos, que se engañan pensando que lograrán esta paz efímera, disimulando los derechos y los intereses de la Iglesia, sacrificándolos a los intereses privados, disminuyéndolos injustamente, complaciendo al mundo "en donde domina enteramente el demonio", con el pretexto de simpatizar con los fautores de la novedad y atraerlos a la Iglesia, como si fuera posible la armonía entre la luz y las tinieblas, entre Cristo y el Demonio. Son éstos, sueños de enfermos, alucinaciones que siempre han ocurrido y ocurrirán mientras haya soldados cobardes, que arrojen las armas a la sola presencia del enemigo, o traidores, que pretendan a toda costa hacer las paces con los contrarios, a saber, con el enemigo irreconciliable de Dios y de los hombres” [4] .

Más allá de estos reparos nuestros al enredo casuístico de las notas de Minteguiaga y Villada, hay que comprender el contexto en el que fueron escritas. Cansados de los malminoristas –confundidos muchas veces con los católicos liberales- los principales representantes del integrismo tenían sus motivos cuando acusaban a los artículos de aquellos jesuitas de Razón y Fe de fomentar la confusión y la contemporización con el error. “Sorprende que haya hombres como el Padre Minteguiaga” –decía Nocedal en uno de sus alegatos- “capaces de pensar y sostener que, con agregarle una gota de agua pura, se puede beber con confianza una copa de veneno, cuando hasta los niños de teta saben que basta una gota de veneno para convertir en tósigo mortal una copa de agua purísima”[5]. De las mismas e intransigentes filas pusieron en evidencia que, en un opúsculo anterior titulado Casos de conciencia sobre el liberalismo, el Padre Villada había sostenido la posición contraria a la que ahora sostenía; y en las vigorosas páginas de El Siglo Futuro se agregaba: “En 1872 había en Francia 81.951 personas empadronadas que no profesaban ninguna religión; hoy asciende su número a varios millones. ¡Oh delicias de la transigencia y del mal menor!” […]¡Monstruosa teoría del mal menor! ¿Cuándo dejarán estos mestizos de mancillar los santos nombres de español y católico? […] El Padre Villada no debió resucitar esa teoría para favorecer únicamente a los enemigos de Dios, a los que militan en las filas del condenado catolicismo liberal y perjudicar a los católicos sanos” [6].

A la carga contra Minteguiaga y Villada, y vapuleando sus posiciones, sentenciará Nocedal en la más conocida de sus obras sobre la materia: “No, con el mal menor las órdenes religiosas no vivirán, o vivirán con vilipendio, en la dependencia del poder civil […]; esto es, lo mismo y peor que con el mal mayor. La única manera de que las órdenes religiosas y el clero todo, y la Iglesia de Dios vivan en España, tengan libertad y triunfen, no es ponerse en las garras de los partidos liberales, menores o peores, sino al contrario, unir a los católicos en el amor de la verdad íntegra, en el odio a todo mal [y que luche contra] todos los partidos liberales […] hasta vencerlos y exterminarlos […] Jamás puede ser lícito favorecer a ningún partido liberal, por manso, hipócrita y pérfido que sea” [7].

Si alguien quisiera atemperar estos reparos integristas, que ciertamente no nos parecen antojadizos sino atendibles, podría sostener que la situación no era promisoria en 1905, rodeada la vida política española de ideologías extrañas a la Verdad, y ganados los creyentes por las discordias o el indiferentismo. Lo cierto es que el debate trajo su revuelo, obligando también a que instancias superiores a los protagonistas del mismo intervinieran para dar su veredicto. Y que Roma no quiso echar más leña al fuego, inclinándose más bien por moderar las controversias. Como pasa siempre que se quiere moderar, los especialistas en mitigar la verdad salen favorecidos, y los intransigentes no quedan enteramente bien parados.

Fue así que el mismísimo San Pío X, el 20 de febrero de 1906, remitió una carta sobre el tema al Obispo de Madrid, la cual a nuestro juicio – y a pesar de que fue usada por aquellos aludidos mitigadores profesionales de la verdad- es el aporte más aprovechable que nos deja este episodio.

San Pío X campea por encima de la disputa suscitada por las notas de Razón y Fe. No se inclina por la doctrina del mal menor ni por el principio del doble efecto, sino por un consejo prudencial aplicable a un tiempo y a un espacio determinado. Afirma que la doctrina del mal menor comunicada por Minteguiaga y Villada nada contiene “que no sea enseñado actualmente por la mayor parte de los Doctores de Moral”, y llama a los católicos a deponer “las antiguas discordias de partido” para luchar en beneficio material y espiritual del país. Ninguna casuística asoma en su carta al Obispo, ni preceptiva que cueste descifrar, ni longitud de palabras innecesaria. Ninguna táctica malminorista ni tibieza de procederes. “Tengan todos presente” –dice- “que ante el peligro de la religión o del bien público, a nadie es lícito permanecer ocioso”. “Es menester que los católicos […] dejados a un lado los intereses de partido, trabajen con denuedo por la incolumidad de la religión y de la patria”. Es decir: no al abstencionismo o neutralismo político, y no al partisanismo disociador.

En consecuencia -y condescendiendo a un terreno más acotado y operativo, puesto que para eso había sido consultado- será aceptable y deseable, sostiene, que “tanto a las asambleas administrativas como a las políticas o del reino vayan aquellos que, consideradas las condiciones de cada elección y las circunstancias de los tiempos y de los lugares,[…] parezca que han de mirar mejor por los intereses de la religión y de la patria en el ejercicio de su cargo público”. Si hay que elegir, pues, en ámbitos municipales o locales, a quienes tengan que desempeñarse en asambleas administrativas o políticas, el consejo prudencial del Pontífice es muy claro. No a los males menores ni a los menos indignos, sino a aquellos que “han de mirar mejor por los intereses de la religión y de la patria en el ejercicio de su cargo público”.

De todos modos, corre por cuenta de quien no sepa proporcionar las cosas, conferirle a este buen consejo pastoral de San Pío X, el carácter de dogma de fe.

Notas:

[1] Cfr. http://www.panodigital.com/secciones/dos-interesantes-documentos-de-la-fsspx-sobre-las-elecciones-en-la-argentina.

[2] Queremos agradecer expresamente al Padre Pablo Suárez la deferencia que ha tenido, tanto al pasarnos su escrito original como al hacernos una diversidad de aportaciones posteriores, en sucesivas y bien sazonadas cartas.

[3] “[…] El apreciar a cada caso cuál es mayor mal o bien relativo no siempre es fácil y, por consiguiente, así los electores como también los jefes de partido, y éstos quizás más que los primeros, deben consultar en caso de duda a personas doctas y piadosas y, a poder ser, de autoridad en la Iglesia que, bien informadas del caso en las diversas combinaciones lícitas que pueden ocurrir, sin pasión política y guiadas por el amor sincero del amor y más sólido bien de la Religión y de la Patria, serán las mejores dispuestas para formar y emitir un juicio prudente”. Son palabras del Padre Villada en su artículo De elecciones. Cfr. Padre Pablo Suárez, Moralidad del voto…etc, ibidem. No queremos extremar las cosas, pero estos sensatos requisitos para discernir el mal menor en una elección concreta, no parecen estar hoy a nuestro alcance en la Argentina, por lo menos a la hora de buscar “personas doctas y piadosas y, a poder ser, de autoridad en la Iglesia”. Lamentablemente, si son lo uno –doctas y piadosas- no son lo otro: autoridades en la Iglesia.

[4] San Pío X, Communium rerum, 14.

[5] Cit. Por M.Arboleya Martínez, Otra masonería. El integrismo. Contra la Compañía de Jesús y contra el Papa, Madrid-Barcelona-Buenos Aires, Compañía Ibero Americana de Publicaciones Mundo Latino, 1930, p. 257-258.

[6] Ibidem, p. 259-260

[7] Ramón Nocedal, El mal menor, en sus Obras Completas, vol. III, Madrid, Imprenta de Fortanet, 1909, p. 250, 251 y 95

20 de octubre de 2011

Ataque judío contra Mons. Williamson por predicar verdades bíblicas

Grupos judíos, que recientemente se habían pronunciado en contra de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X (ver aquí), ahora arremeten contra el obispo Williamson (FSSPX). Esta vez no se le puede señalar a Williamson como otrora hicieron algunos de pronunciar opiniones “sobre temas meramente históricos”. Ahora los judíos lo acusan por predicar verdades bíblicas. El mote obligado: antisemitismo.

Williamson según The New York Times

El escrito de Williamson de la “discordia” es el siguiente:

ORGULLO ANCESTRAL

En el segundo volumen acerca de la vida de Jesús publicado hace varios meses, el Papa Benedicto XVI hizo comentarios que les permitió a los periodistas saltar a la conclusión de que los Judíos ya no deben de señalárseles como responsables de deicidio, esto es el asesinato de Dios. Peor aún, el 17 de Mayo el director ejecutivo del Secretariado de la Comisión Episcopal de Relaciones Ecuménicas e Inter-religiosas de los EUA dijo que uno no puede acusar a la gente Judía de deicidio en ningún momento de la historia sin dejar de estar en comunión con la Iglesia Católica. En oposición a lo que mucha gente hoy en día quiere pensar, es tiempo de recordar aunque sea brevemente, lo que la verdadera Iglesia siempre solía enseñar acerca de la asesinato judicial de Jesús.

En primer lugar, el asesinato de Jesús fue verdaderamente "deicidio", el asesinato de Dios, porque Jesús era una de las tres Personas divinas que en adición a su naturaleza divina había tomado una naturaleza humana. ¿Qué se murió en la Cruz? Únicamente la naturaleza humana. Pero ¿a quién se le asesinó en la Cruz en su naturaleza humana? Ni más ni menos que a la segunda divina Persona, esto es, a Dios.

En segundo lugar, Jesús murió en la Cruz para salvarnos a todos nosotros, seres humanos pecadores, de nuestros pecados, y en este sentido todos los hombres fueron y siguen siendo el fin de su muerte. Pero únicamente los Judíos (líderes y pueblo) fueron los agentes primarios del deicidio, porque es obvio de los Evangelios que el Gentil más involucrado, Poncio Pilato, nunca hubiera condenado a Jesús a muerte si los líderes Judíos no hubieran levantado entre la gente el clamor para su crucifixión (Mateo XXVII, 20). Ciertamente los líderes doctos eran más culpables que el pueblo ignorante, dice Sto. Tomás de Aquino (Suma III, 47, 5), pero todos en unísono aclamaron para que su sangre cayera sobre de ellos y sobre de sus hijos (Mateo XXVII, 25).

En tercer lugar, al menos el Papa León XIII consideró que había una verdadera solidaridad entre los Judíos que clamaban en ese entonces para que Jesús fuese asesinado, y la colectividad de los Judíos de los tiempos modernos. ¿Acaso no en su Acto de Consagración del Genere Humano al Sagrado Corazón de Jesús hizo a la totalidad de la Iglesia, desde finales del siglo 19 y en adelante, rezar a Dios para que tornara sus "ojos de misericordia hacia los hijos de esa raza, alguna vez el pueblo elegido de Dios: desde tiempos remotos clamaron sobre de ellos la Sangre del Salvador; descienda ahora sobre ellos un bautismo (como un lavado) de redención y de vida"?

Pero León XVIII de ninguna manera está solo al observar dicha continuidad entre los Judíos a través de los siglos. ¿Acaso no reclaman ellos mismos hoy en día la tierra de Palestina basados en que es suya por el derecho otorgado por Dios en el Antiguo Testamento? ¿Ha habido en la faz de la tierra alguna raza-pueblo-nación tan orgullosamente auto-identificante a través de todos los tiempos? Originalmente elevados por Dios para acunar al Mesías, Dios mío, cuando él vino se rehusaron colectivamente a reconocerlo. Colectivamente también, con lo que se puede entender que siempre existen nobles excepciones, han permanecido fieles a ese rechazo, por lo que cambiaron su religión de la de Abraham y Moisés y del Viejo Testamento a aquella de Anás, Caifás y del Talmud. Trágicamente, su mismo entrenamiento divino para el Mesías los lleva a rechazar a aquel que les parece un falso mesías. Hasta que se conviertan al final del mundo, como la Iglesia siempre lo ha enseñado (cf. Rom. XI, 26-27), parecen estar obligados a elegir seguir actuando, colectivamente, como enemigos del verdadero Mesías.

¿ Como es posible que Bendito XVI pierda verdades tan antiguas ?

Kyrie eleison.

El comentario anterior, a todas luces pleno de doctrina católica, ha sido motivo para que la judería internacional reclame públicamente al Vaticano suspender las discusiones con la FSSPX, como puede verse en el siguiente despacho de la Agencia Judía de Noticias, que en mayor o menor medida coincide con el de los medios seculares:

AJN.- El obispo Richard Williamson, quien en 2009 fue expulsado de la Argentina tras una serie de comentarios en los que negaba el Holocausto, volvió a quedar en el centro de polémica al sugerir que los judíos son responsables de la muerte de Jesús. La declaración provocó la reacción de la Conferencia de Rabinos Europeos y de la Asociación Estadounidense de Sobrevivientes del Holocausto y sus Descendientes que exigieron al Vaticano que suspenda el diálogo de unidad con los católicos ultratradicionalistas hasta que su movimiento se comprometa a expulsar a los miembros antisemitas. Por su parte, la Liga Anti-Difamación (ADL, por sus siglas en inglés) reclamó a las autoridades de la Iglesia Católica que repudien las declaraciones de Williamson, según indicaron en un comunicado enviado a la Agencia Judía de Noticias

El obispo Richard Williamson, quien en 2009 fue expulsado de la Argentina tras una serie de comentarios en los que negaba el Holocausto, volvió a quedar en el centro de polémica al sugerir que los judíos son responsables de la muerte de Jesús.

La declaración provocó la reacción de la Conferencia de Rabinos Europeos y de la Asociación Estadounidense de Sobrevivientes del Holocausto y sus Descendientes que exigieron al Vaticano que suspenda el diálogo de unidad con los católicos ultratradicionalistas hasta que su movimiento se comprometa a expulsar a sus miembros antisemitas.

Por su parte, la Liga Anti-Difamación (ADL, por sus siglas en inglés) reclamó a las autoridades de la Iglesia Católica que repudien públicamente las declaraciones de Williamson, según indicaron en un comunicado enviado a la Agencia Judía de Noticias (AJN).

En el comunicado, Abraham Foxman, director nacional de la ADL, afirmó que “el obispo Williamson y la Sociedad de San Pío X no tienen lugar en la iglesia principal".

"Es difícil para nosotros imaginar cómo una congregación que no acepta las enseñanzas fundamentales de la Iglesia contra el antisemitismo y promueve el clásico discurso contra los judíos, pueda ser aceptada", expresó el dirigente.

Las declaraciones de Williamson también fueron repudiadas por la Conferencia de Rabinos Europeos que recordó que el obispo se hizo famoso por negar públicamente el Holocausto, y que ahora volvió a ser centro de la polémica al avivar la vieja acusación de que los judíos mataron a Jesús.

La Asociación Estadounidense de Sobrevivientes del Holocausto y sus Descendientes acusó a Williamson repetir la idea de culpar a los judíos por la muerte de Jesús, a pesar de la reciente reafirmación del Papa Benedicto XVI de que la Iglesia rechaza esa acusación.

"Pedimos a la Iglesia Católica que suspenda las negociaciones con las tendencias católicas extremistas hasta que esté claro que estos grupos muestran un compromiso en la lucha contra el antisemitismo en sus filas", dijo el rabino Pinchas Goldschmidt, cuyo grupo representa a los rabinos jefes y los máximos jueces rabinos de Europa, según consignó la prensa internacional.

En tanto que Elan Steinberg, del grupo de sobrevivientes del Holocausto, reclamó a la Iglesia Católica que deje en claro que “los que se dedican al odio no tienen lugar en sus filas".

La polémica se inició luego de que Williamson repitió su acusación contra los judíos en su blog el fin de semana.

El reverendo Regis de Cacqueray, jefe del cabildo francés de la rebelde Sociedad de San Pío X (SSPX), había sostenido lo mismo en un artículo el mes pasado.

Ambos religiosos son opositores a cualquier compromiso entre SSPX y el Vaticano, que ha mantenido negociaciones para reincorporar a la sociedad en la Iglesia luego de su separación hace 23 años por el rechazo a las reformas modernizadoras introducidas en la década de 1960.

Lo cierto es que este incidente se produjo a pocos días de que el Papa Benedicto XVI recibirá a una cumbre de líderes religiosos mundiales -que incluye a judíos- la próxima semana en Assisi, Italia.

La Iglesia Católica Romana dijo en el Concilio Vaticano Segundo (1962-1965) que no considera a los judíos responsables por la muerte de Jesús, dando inicio a una era de mejores relaciones entre católicos y judíos.

Sin embargo, Williamson desconoce la declaración de la Iglesia y desafió así a las autoridades del Vaticano.

El obispo católico inglés de la Fraternidad San Pío X consagrado por Monseñor Lefebvre fue excomulgado por el papa Juan Pablo II en 1988 acusado de cismático y no seguir la verdadera Tradición de la Iglesia católica.

Benedicto XVI dio el primer paso para levantar la suspensión a través de la Congregación para los obispos el 21 de enero de 2009, pero el obispo aún permanece suspendido en sus funciones como sacerdote y como obispo.

Sus declaraciones a la televisión sueca, en las cuales negaba la utilización de cámaras de gas por parte de los nazis para el genocidio judío, derivaron en un verdadero escándalo que le valió a principios de febrero de 2009 ser relevado como director del seminario en La Reja, en la provincia de Buenos Aires.

Además se le inició una demanda penal en su contra por "apología del delito" mientras que el Gobierno argentino lo declaró "persona no grata" y dispuso su expulsión del país.

Ante tanta irrespetuosa intromisión, de la cual también es culpable grandes sectores intraeclesiales, oremos como lo hizo siempre la Iglesia en el sagrado día del Viernes Santo:

“Oremos también por los pérfidos judíos, para que Dios Nuestro Señor quite el velo de sus corazones, a fin de que reconozcan con nosotros a Jesucristo Nuestro Señor.

¡Oh, Dios omnipotente y eterno! que no excluyes de tu misericordia a los pérfidos judíos; oye las plegarias que te hacemos por la obcecación de aquel pueblo; para que, reconociendo la luz de tu verdad, que es Cristo, salgan de sus tinieblas. Por Nuestro Señor Jesucristo. Amén.”

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
SANTA IGLESIA MILITANTE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Seguidores

Archivo del blog