viernes, 2 de diciembre de 2011

Directorio Ciberiglesia - Explicación del modelo de Ministerios

Directorio Ciberiglesia - Explicación del modelo de Ministerios

Principal

Blog

Jesús

Música MP3

Eclesalia

Discípulos

Educación

Powerpoint

Vídeo

Orientación

Oración

Vida simple

Enlaces

Solidaridad

Recursos

Acción

Portadas
anteriores

Escríbenos



EL PORQUÉ DE NUESTRO DIRECTORIO POR MINISTERIOS

Los diversos ministerios eclesiales en Internet

© Juan Yzuel Sanz
El presente artículo fue publicado
en la revista "Imágenes de la Fe"
de Diciembre de 2009.
Una versión de él se publicó en "Misión Joven"
en Septiembre de 2010.

¿Qué se entiende por “pastoral”? Al teclear estas palabras en un buscador surgen millones de enlaces relacionados con actividades tan variadas como la oración, la liturgia, el cuidado de los enfermos, la atención a los presos, el ecumenismo, los jóvenes, los colegios… Todos estos servicios se resumen mejor con el término “ministerios”.

La mayoría de estos ministerios existen desde antiguo e Internet es un mero escaparate de su existencia y dinamismo, pero algunos servicios y carismas han aparecido con el mundo digital o se han transformado de tal manera que podemos hablar de nuevos ministerios.

En la imagen se ven doce ministerios que los cristianos y cristianas realizamos actualmente en la comunidad. Pueden agruparse en cinco grandes bloques:

“Y ha constituido a unos apóstoles, a otros profetas, a otros evangelistas, a otros pastores y doctores, para el perfeccionamiento de los fieles, en función de su ministerio y para la edificación de cuerpo de Cristo; hasta que lleguemos todos a la unidad en la fe y en el conocimiento del Hijo de Dios, al Hombre perfecto, a la medida de Cristo en su plenitud”.

( Ef 4,11-13)

Todos los ministerios están interrelacionados. El arte impregna la liturgia, pero también la comunicación o la catequesis. La oración ha de estar presente en la pastoral y en la misericordia. La evangelización afecta a la liturgia y también al sostenimiento de la Iglesia. Por ello, igual que hay espiritualidad en preparar la comida (“También entre los pucheros anda Dios”, decía santa Teresa), hay pastoral en una clase bien dada (“Procuren los maestros inducir benignamente a los alumnos a la práctica y el amor de las virtudes”, indicaba San José de Calasanz) o evangelización en la misericordia (“No me basta con amar a Dios, si no lo ama mi prójimo”, escribía San Vicente de Paúl).

Desde esta comprensión multidimensional, vamos a ir navegando por las manifestaciones que se dan de cada ministerio eclesial en Internet. Hemos tenido que seleccionar un número reducido de páginas por razones de espacio y muchas más podrían estar aquí. En la medida de lo posible, se han aplicado estos criterios de selección:

  • ser páginas en español y, preferiblemente, de España o Hispanoamérica;

  • tener un mínimo de calidad en diseño y accesibilidad, así como una dirección web corta;

  • servir de ejemplo del ministerio en el que se han especializado;

  • mostrar la pluralidad de espiritualidades, sensibilidades y enfoques que se dan en las webs y servicios católicos.

En cada ministerio, finalmente, hay un ejemplo de páginas cristianas no católicas que muestran alguna novedad o complemento de lo que existe ya en nuestra Iglesia.

Relación con Dios

1. Espiritualidad

“Una vez estaba Jesús en un lugar orando. Cuando terminó, uno de los discípulos le pidió: “Señor, enséñanos a orar…” (Lucas 11,1)

La espiritualidad es más que rezar: es construir la propia personalidad de una forma integral en relación con Dios. Los servicios espirituales que la Iglesia ofrece en Internet ayudan a cuantos desean aprender a orar, a los que buscan un momento de silencio y contemplación en su vida agitada, a quienes buscan materiales para preparar una oración o un retiro, a los expertos en procesos como los ejercicios espirituales y a quienes acompañan a otros en su desarrollo espiritual.

Algunas páginas facilitan un momento de oración, un texto del Evangelio y unos sencillos pasos de meditación o, bien, intenciones diarias o un lampadario donde interceder por las dolorosas situaciones de la familia humana. Se puede encontrar asesoría o acompañamiento espiritual, fichas, guías, enlaces, talleres y cursillos de espiritualidad. Algunas páginas se especializan en niño, colegios o familias. Para quien desea más hay recursos para los ejercicios espirituales en la vida diaria o, bien, visitas virtuales a algunos grandes monasterios o centros de espiritualidad.

¿Es posible orar en red, en comunidad virtual? Las palabras del Señor “Porque donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos” (Mt 18,20) se aplican también al ciberespacio. No faltan grupos o círculos de oración, especialmente en las redes sociales, donde se está dando un fenómeno de búsqueda mutua para unirse en la plegaria.

2. Liturgia

“La multitud, delante y detrás de él, aclamaba: “¡Hosana al Hijo de David! Bendito el que viene en nombre del Señor. ¡Hosana al Altísimo!” (Mt 21,9)

Todas las personas que trabajan en la celebración comunitaria de nuestra fe (presbíteros, diáconos, lectores, predicadores, sacristanes, cantores, músicos, compositores, acólitos, personas que acogen,…) necesitan formación y recursos que Internet ofrece en abundancia. Hay servicios muy completos que ofrecen las lecturas del día, meditaciones sobre el evangelio y recursos para preparar la liturgia, tanto en formato impreso como audiovisual (grabaciones, presentaciones, boletines prediseñados…). Los niños también pueden leer, colorear, reflexionar y vivir el Evangelio dominical.

En diversos portales y campus virtuales se puede recibir formación para los distintos ministerios litúrgicos. Para la música litúrgica hay una magnífica colección de recursos. Tras varias décadas de retrasmisiones de la misa dominical, va apareciendo en Internet una incipiente oferta de misas y actos litúrgicos tanto en directo como en diferido. Alguna parroquia está montando ya la retrasmisión de su celebración comunitaria.

3. Sacramentos

“Tomando pan, dio gracias, lo partió y se lo dio diciendo: “Esto es mi cuerpo, que se entrega por vosotros. Haced esto en memoria mía.” (Lc 22,19)

Quizá sea la parte de nuestra fe que menos presente está en Internet. Veremos más adelante que hay planteado un gran debate sobre si podría haber cibersacramentos. Por el momento, la relación pastoral en red prepara para el acercamiento a los sacramentos y la participación en la iglesia local. Quienes administran el sacramento (los sacerdotes, las parejas que se casan, los ministros extraordinarios de la eucaristía,…) y quienes se preparan para él pueden encontrar en Internet una valiosa colección de recursos de formación y celebración. Entre ellos se puede acceder a cursos gratuitos pre-bautismales para padres y padrinos, preparación de la Confirmación… Muchos portales generales católicos incluyen información para quienes desean aclarar sus dudas sobre los sacramentos. Algunas páginas dan recursos didácticos y enlaces que responden a las preguntas más frecuentes, y otras, más al servicio de los sacerdotes, ofrecen el texto completo de varios rituales. Destaca, por su especial “visibilidad”, la adoración virtual del Santísimo Sacramento en directo desde algunos lugares físicos, o el intento de confesión online de una iglesia protestante (no a un sacerdote, sino directamente a Dios, con la intercesión de quienes leen el escrito).

Reflexión y expresión de la fe

4. Arte

“Jesús tomó de nuevo la palabra y les habló con parábolas: El reino de Dios se parece a un rey que celebraba la boda de su hijo…” (Mt 22,1-2)

Según los evangelistas, Jesús fue un artista de la palabra que usaba las parábolas tanto para hacer “sentir” el mensaje y trasmitirlo de una forma más profunda a los sencillos como para “ocultarlo” a los sabios y entendidos. El arte es una herramienta auxiliar en todos los ministerios, pero merece ser considerado por sí mismo como un ministerio. El artista reflexiona sobre la fe y la expresa en lenguajes nuevos, traduciendo los mensajes en colores, músicas, espacios, formas y texturas nuevas que la gente pueda no sólo “entender”, sino también sentir. Internet es un campo abonado de expresión artística cristiana donde encontramos portales llenos de buen hacer artístico en todos sus géneros: artes plásticas, poesía, humor, cine,…. Especial mención merece la extensa presencia de músicos cristianos en la red: páginas personales, productoras, festivales,… Desde una letra a una partitura, pasando por una canción en MP3 o un vídeo en YouTube, los grandes portales de música católica ofrecen un amplísimo catálogo con información de artistas, estilos musicales (música litúrgica, coral, de meditación, de reflexión, espiritual, comprometida, rap…). Cuentacuentos y humoristas, como Carlos Seoane, tan necesarios en un panorama pastoral a veces excesivamente serio, nos recuerdan que las parábolas de Jesús también hacían reír a su audiencia. Poetas, dramaturgos, arquitectos, diseñadores,… completan una larguísima lista de todo lo que podemos considerar como arte aplicado a la pastoral y la evangelización.

5. Catequesis y formación

“Jesús les dijo: “¡Qué necios y torpes para creer cuanto dijeron los profetas!...Y comenzando por Moisés y siguiendo por todos los profetas, les explicó lo que en toda la Escritura se refería a él.” (Lc 24,25-26)

En este ministerio se enmarcan quienes acompañan en el crecimiento en la fe y la maduración cristiana: catequistas de niños, adolescentes y jóvenes; catequistas del sacramento del matrimonio; animadores juveniles; ministros de la familia y el matrimonio... Así mismo, quienes investigan nuevas formas de realizar la pedagogía de la fe y explican mejor la tradición evangélica.

En Internet encontramos con frecuencia el Catecismo de la Iglesia Católica, con la posibilidad de hacer consultas temáticas. También recursos de formación para catequistas, incluyendo las primeras plataformas de formación online, y fechas, temas y testimonios de catequistas. Los profesores de Religión tienen también muy variados recursos didácticos. Para los adultos que buscan crecer en su formación tampoco faltan espacios de reflexión y profundización, así como revistas especializadas que comparten en formato pdf sus números publicados o variadas ofertas de formación en temas especializados como la doctrina social de la Iglesia o el liderazgo cristiano.

6. Teología

“Muchas cosas me quedan por deciros, pero no podéis con ellas por ahora. Cuando venga él, el Espíritu de la verdad, os guiará hasta la verdad plena” (Jn 16,12-13)

La comunidad cristiana, a través de las disciplinas teológicas, reflexiona sobre su fe y profundiza en el mensaje de Jesús que ha recibido a través de su Palabra y de la Tradición de la Iglesia. Ante nuevas realidades y retos, la Iglesia debe dar razón de su esperanza y formar a cristianos maduros que puedan vivirla y trasmitirla. Internet se ha convertido en un espacio lleno de oportunidades de formación y crecimiento, y también de encuentro de teólogos, estudiantes y personas que desean crecer en su fe: cursos para profundizar en la teología fundamental, bíblica, cristológica, eclesiológica... Y, si no tenemos bastante con lo ya escrito, a ejemplo de esta página protestante, podemos montarnos nuestra propia enciclopedia de Teología.

C o m u n i d a d

7. Pastoral

“Dice Jesús a Simón Pedro: “Simón, hijo de Juan, ¿me quieres más que éstos?” Le responde: “Sí, Señor, tú sabes que te quiero”. Jesús le dice: “Apacienta mis corderos”. (Juan 21,15)

Propiamente, éste es el ministerio de quienes tienen a su cargo, como pastores, una parte del rebaño del Señor. Tienen responsabilidades pastorales la jerarquía de la Iglesia (el Papa, los obispos, párrocos, superiores de comunidades religiosas,…) y los laicos: líderes de grupos cristianos, padres y madres de familia, animadores de comunidades… No podemos olvidar la pastoral especializada: matrimonios, familia, enfermos, presos, jóvenes...

Todas las diócesis españolas tienen una página web funcional. (Nota al editor: Aquí debe indicarse dónde se ha colocado el breve análisis comparativo de las webs diocesanas. Ver análisis en la página ¿? – La he colocado por el momento en la sección final, pero podría ir aquí) Algunos obispos mantienen en ellas una presencia “densa”. El colmo está en la diócesis de Partenia, del obispo Gaillot, cabeza de una verdadera diócesis “virtual” donde encuentran espacio acogedor quienes desean una Iglesia más sencilla y comprometida con los problemas sociales. Hay miles de parroquias con webs muy atractivas y bien diseñadas, y párrocos que proyectan su servicio pastoral en la red. Existe además una gran variedad de consultores especializados en diversos temas que dan su orientación espiritual, moral o vocacional a través del correo electrónico. No faltan recursos muy variados de pastoral vocacional, matrimonial, juvenil, escolar, sanitaria, penitenciaria y del mundo del trabajo. Prison Fellowship International es un gran portal internacional sobre ministerio en las prisiones que aglutina recursos y formación para capellanes y agentes de pastoral de varias Iglesias, incluida la Católica.

8. Comunicación, diálogo y redes

“Lo que os digo de noche decidlo en pleno día; lo que escucháis al oído pregonadlo desde las azoteas”. (Mt 10,27)

Es el servicio de quienes fomentan la comunicación dentro de la comunidad cristiana y quienes dan a conocer la vida de la Iglesia, sus preocupaciones, alegrías y esperanzas al resto de la familia humana: agencias de noticias, periódicos, revistas, redes de comunicación, webs de encuentro de diversos colectivos… Las nuevas tecnologías de Internet (correo electrónico, foros, chats, redes sociales…) fomentan una comunicación cada día más descentralizada, plural y participativa.
Millones de cristianos reciben semanalmente por correo electrónico noticias, reflexiones sobre la actualidad, mensajes de concienciación, avisos de eventos e invitaciones a asomarse a cientos de blogs, foros, contactos de las redes sociales… Algunos espacios han sido creados para crear opinión y fomentar el diálogo interreligioso y ecuménico en la frontera de la Iglesia. Otros están pensados para poner en contacto a personas con opciones de vida, espiritualidades o necesidades similares. Un fenómeno especial son los miles de cristianos, sobre todo los jóvenes evangélicos, que están testimoniando su fe y creando grupos en las redes sociales (Facebook, Twitter, Tuenti, MySpace…). También los medios de comunicación tradicionales (prensa, radio y televisión), se están multiplicando en Internet con la llegada de la banda ancha y de software que abarata y facilita su implantación por parte de particulares y pequeños colectivos.

D i a c o n í a

9. Sostenimiento y recursos

“Pues si yo, que soy maestro y señor, os he lavado los pies, también vosotros debéis lavaros mutuamente los pies. Os he dado ejemplo para que hagáis lo mismo que yo he hecho. (Jn 13,14-15)

La Iglesia, para desarrollar su vida realizar su labor evangelizadora necesita recursos materiales (bienes y servicios) que deben adquirirse y mantenerse. A esto se dedican quienes participan en este ministerio, que incluye desde el fiel que apoya a su parroquia con el donativo dominical o ayudando a la Iglesia con sus impuestos hasta los que preparan colectas, administran los bienes de la Iglesia, desarrollan proyectos financieros, buscan y ejecutan presupuestos, etc. No hay que olvidar a quienes contribuyen con su tiempo y trabajo en la preparación de eventos, en la limpieza del templo, en el mantenimiento de infraestructuras y equipos,…

¡Qué bueno es reconocer en la web estos servicios humildes y necesarios! Lo profesional se une a lo ministerial cuando quienes lo hacen trabajan no sólo por ganarse la vida, sino por crear diseños útiles, bellos y bien pensados para su función litúrgica. Son técnicos que piensan, rezan y trabajan por hacer algo hermoso y útil para la comunidad. Este “ministerio técnico” incluye, por ejemplo, a operadores de sonido de grandes templos.

Es reseñable la campaña “xtantos.es” que viene realizando la Conferencia Episcopal para concienciar a los fieles de su responsabilidad en el sostenimientos de la Iglesia. Esto debe tener como contraprestación un incremento palpable en transparencia, algo que tienen ya muy asumidas muchas parroquias y organizaciones como Cáritas. Hay oenegés especializadas en certificar la transparencia. También Iglesias que han optado por la “banca ética” como forma de gestionar sus activos e invertir en microcréditos y proyectos sostenibles

10. Misericordia

“Porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, era inmigrante y me acogisteis, estaba desnudo y me vestisteis, estaba enfermo y me visitasteis, estaba encarcelado y vinisteis a verme. (Mt 25,35-36)

El amor al prójimo es la esencia del evangelio, y se materializa en las obras de misericordia y los servicios a los pobres, presos, ancianos, perseguidos, atribulados, marginados, esclavizados, enfermos, moribundos, difuntos… La red está repleta de esta presencia cristiana activa y solidaria:

El mero hecho de que los medios de comunicación social multipliquen las posibilidades de interconexión y de circulación de ideas, no favorece la libertad ni globaliza el desarrollo y la democracia para todos. Para alcanzar estos objetivos se necesita que los medios de comunicación estén centrados en la promoción de la dignidad de las personas y de los pueblos, que estén expresamente animados por la caridad y se pongan al servicio de la verdad, del bien y de la fraternidad natural y sobrenatural.

Benedicto XVI

Caritas in Veritate, 73 (2009)

L a M i s i ó n

11. Profecía

El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido y me ha enviado a llevar la Buena Noticia a los pobres, a anunciar la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, a dar la libertad a los oprimidos (Lc 4,18)

Desde nuestro bautismo, los cristianos estamos llamados a ser un "pueblo profético" enviado a despertar y concienciar a la comunidad frente a situaciones de pecado, marginación, injusticia y olvido de Dios y del pequeño y el pobre. Este ministerio incluye a los profetas que alertan a la Iglesia en diversos movimientos sobre alguna dimensión eclesial olvidada.

Algunas páginas católicas se hacen eco de múltiples abusos de derechos humanos y medioambientales y fomentan la formación y el compromiso político y social de los bautizados. Otras se especializan en temas concretos (pro-vida, ecología, paz, justicia,…) y proponen acciones de ciberactivismo. Los movimientos de renovación de la Iglesia (ecuménico, bíblico, litúrgico, comunitario…) y los movimientos de liberación (de los pobres, la mujer, los homosexuales, ciertos grupos étnicos,…) sacuden nuestras conciencias con su sensibilidad y denuncia.

12. Evangelización

"Id y predicad el Evangelio a toda criatura" (Mt 16,15)

Presentar a Jesús, su vida y mensaje, su Palabra de salvación, es la misión principal de la Iglesia. En Internet, este servicio es realizado por quienes predican a Jesucristo, anuncian su Palabra y dan testimonio de su fe. Hay páginas centradas en la Biblia. Otras se preocupan por la inculturación del mensaje bíblico y su fundamentación antropológica. Algunas son testimonios de fe de personas concretas, comenzando por los mismos santos y santas. Finalmente, hay páginas que hablan del Señor. En este aspecto, hay que constatar qué poco “explícita” es la presentación de Jesús y la invitación a la fe en las páginas católicas. Es útil ver cómo lo hace una página ecuménica de raíz evangélica.

Para navegar por todos estos enlaces se puede acceder a la página:
www.ciberiglesia.net/red/directorio.htm

Envía tus sugerencias y, si nos parecen adecuadas, las presentaremos aquí.


Principal | Blog | Eclesalia | Discípulos | Jesús | Oración | Acción | Orientación | Educación | Vida simple | Música | PPT | Vídeos | Enlaces | Solidaridad | Recursos | Portadas | Escríbenos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Seguidores

Archivo del blog