jueves, 22 de diciembre de 2011

De la materia de la Eucaristía

De la materia de la Eucaristía

Jesucristo está en cada Hostia Consagrada

.

La convicción sobre la presencia de Jesucristo en la Sagrada Eucaristía es un pilar básico –a la vez que una de las características fundamentales— de nuestra fe.

En efecto, la aceptación de esta verdad, junto con la devoción a nuestra amada Madre, la Virgen María; la veneración a los santos, por la vida ejemplar que tuvieron; y el pedido de su intercesión ante Dios, nuestro Señor (puesto que entendemos que ellos están mucho más cerca de Él que cualquiera de los vivos), son algunas de las diferencias esenciales que nos distinguen de nuestros hermanos cristianos de otras denominaciones.

Es verdad que muchos creemos porque creemos, porque así nos lo enseñaron, y especialmente por la mera gracia de Dios; pero no es menos cierto que muchas veces necesitamos argumentos para sostener nuestra fe.

Tal vez sea por ello que Dios, en su infinita misericordia, ha permitido que a través de la historia sucedan una serie de prodigios y milagros, vinculados con su presencia en la Eucaristía.

Ya en el Nº 3 de Jesucristo Vivo, en un artículo escrito a propósito de la Fiesta de Corpus Christi, hablábamos en extenso sobre uno de los “milagros eucarísticos” de mayor difusión entre el Pueblo de Dios, que es el Milagro de Lanciano (Te recomendamos su lectura).

Para esta oportunidad, hemos querido ofrecerte un listado de los milagros eucarísticos más sobresalientes a través de la historia, puesto que ellos dan ese testimonio de la presencia viva de nuestro Señor en cada Hostia consagrada, al que a veces necesitamos apelar, cuando estamos tratando de fundamentar ante un no creyente, las razones de nuestra fe.

Al investigar sobre este tema, nos enteramos de que ha habido, -o hay- más de 400 casos de milagros eucarísticos en el mundo. No pretendemos ser exhaustivos con el detalle de todas las manifestaciones divinas en las especies del pan y del vino, sino simplemente resaltar aquellos eventos más significativos de estos milagros.

Por motivos de espacio, presentamos el lugar y la fecha, en muchos casos aproximada, donde se dieron los acontecimientos, con un breve relato de lo que sucedió.

Para mayor información sobre estos acontecimientos, invitamos al lector a consultar el libro titulado “Milagros Eucarísticos” de Joan Carroll Cruz, © copyright 1987, TAN Books and Publishers, Inc., www.tanbooks.com.

Milagros Eucarísticos más destacados:

AÑO
LUGAR
MILAGRO
1
700
Lanciano, Italia

(Ver más detalles en Jesucristo Vivo Nº 3)

Un monje, de la orden de San Basilio, oficiaba la misa con profundas dudas de fe. En el momento de la consagración, la hostia se convirtió en carne y el vino en sangre, que formó cinco coágulos. Estudios científicos determinaron que la sangre analizada es humana de tipo AB, y la carne corresponde al tejido muscular del corazón.
2
1000
Trani, Italia
En un acto de brujería, una mujer hizo hervir una hostia consagrada. Ésta se volvió de carne humana y sangró considerablemente. La hostia se mantiene incorrupta hasta hoy.
3
1171
Ferrara, Italia
En una misa, durante la consagración en el altar de una iglesia local, la hostia sangró luego de ser partida por el sacerdote.
4
1192
Erfurt, Turingia
Un vaso con agua, en el que se limpió las manos un sacerdote que consagraba la hostia estando en pecado, se convirtió en sangre y la hostia en la carne de Jesucristo.
5
1194
Augsburgo,Alemania
Una hostia consagrada se convirtió en carne humana, revelando las venas en su interior.
6
1225
Padua, Italia
San Antonio se enfrentó a un personaje importante de su ciudad apostando por la presencia de Jesucristo en la Hostia consagrada. La autoridad retó a San Antonio a una apuesta: si su mula se inclinaba ante la hostia, él creería. San Antonio aceptó la apuesta, pero pidió que la mula ayunara durante tres días. Llegado el momento, colocaron en un rincón una buena cantidad de comida para la mula. San Antonio se puso al otro lado. Largaron a la mula y, luego de las oraciones de San Antonio, en vez de dirigirse a la comida, la mula se acercó a la hostia y se arrodilló en adoración. La autoridad y todos los presentes se convirtieron.
7
1228
Alatri
Este milagro es muy similar al ocurrido en Trani, Italia, Una hostia consagrada fue robada en la boca de una mujer que no la consumió. Al momento en que ella se disponía a hacer una “poción mágica” con la forma sagrada, ésta comenzó a sangrar y se volvió carne.
8
1239
Daroca, España
Del sagrario de la iglesia, desaparecieron 6 hostias consagradas. Al ser encontradas, dejaron 6 manchas de sangre en el corporal.
9
1247
Santarem, Portugal
A pedido de una bruja, una mujer se robó una hostia consagrada sin avisar a su esposo. Ella tenía intenciones de mandar a hacer una brujería a su esposo para que dejara de ser violento con ella. Escondió la hostia en una caja, pero, en la noche, la caja comenzó a brillar y tuvo que confesar a su esposo su hazaña. Cuando abrieron la caja, encontraron que la hostia estaba sangrando.
10
1263
Bolseney-Orvieto, Italia
Se presenció el sangrado de una hostia cuando un sacerdote alejado de la fe iba a consagrar las especies durante la misa.
11
1273
Offida, Italia
En un acto de brujería, una mujer hirvió una hostia consagrada causando que ésta comenzara a sangrar, de tal manera que rebasó a toda su cocina.
12
1317
Hasslet, Bélgica
Una hostia que estaba siendo consagrada por un sacerdote con pecado mortal, comenzó a sangrar sobre el altar.
13
1330
Walldurn, Alemania
El cáliz salpicó vino al corporal del altar durante una misa y se manchó de sangre dejando la forma de Cristo Crucificado, rodeado de 11 cabezas de Cristo coronadas de espinas. Existe una foto ultravioleta que muestra, en el centro, la imagen de Jesús Crucificado. El corporal con las imágenes se mantiene hasta hoy.
14
1330
Cassia, Italia
Un sacerdote guardó una hostia de forma irreverente en un libro. Cuando lo abrió de nuevo, testificó que la hostia había sangrado impregnando el texto del libro.
15
1331
Blanot, Francia
Durante la comunión, en una misa, cuando una mujer iba a comulgar, la hostia cayó de las manos del sacerdote. Al querer recogerla, sólo había una mancha de sangre.
16
1333
Bologna, Italia
Imelda Lambertini, de 9 años (cuerpo incorrupto), durante la fiesta de la Asunción recibió la comunión de una hostia que “apareció” en el aire flotando frente a ella.
17
1345
Ámsterdam, Holanda
Una hostia consagrada que fue sacrílegamente echada al fuego, fue recuperada intacta más tarde.
18
1356
Macerata, Italia
Un sacerdote albergaba la duda sobre la presencia de Cristo en la hostia, una vez que ésta era partida en la consagración. Se planteaba si Cristo se dividía o permanecía solamente en uno de los pedazos.
En la consagración, durante su misa, partió la hostia en 4 pedazos y comenzaron a sangrar los 4 al mismo tiempo.
19
1374
Middeburg-Louvain, Bélgica
Un hombre joven que estaba en pecado mortal fue a comulgar. La hostia se volvió de carne y comenzó a sangrar.
20
1380
Boxtel-Hoogstraten, Holanda
Un sacerdote, durante la celebración de la Misa, usó vino blanco para consagrar. Callando su secreto, derramó sin querer un poco de este vino sobre el corporal y el altar. Esta mancha se convirtió en una mancha de sangre. Queriendo ocultar su negligencia por usar este vino, lavó el corporal pero la sangre se mantuvo, por lo que ocultó el corporal. Recién en el lecho de su muerte confesó la experiencia. Cuando encontraron el corporal, la sangre seguía fresca y así se mantiene hasta hoy.
21
1412
Bagno di Romana, Italia
Un copón que contenía el vino consagrado durante la misa se convirtió en sangre y comenzó a burbujear frente a los ojos del sacerdote oficiante.
22
1433
Auvignon, Francia
Las aguas de una inundación, que invadieron una iglesia con el Santísimo Sacramento expuesto, se abrieron 7 pies para proteger la Sagrada Hostia.
23
1519
Savona
Se robaron de la iglesia de San Pablo el copón con las hostias consagradas. En el momento que el ladrón pretendía escapar, comenzaron a repicar milagrosamente las campanas principales de la iglesia.
24
1568
Alcoy, Valencia, España
Hubo un robo sacrílego en una capilla, en el que se perdieron dos copones con hostias consagradas. Una imagen del Niño Jesús inclinó su mano para señalar dónde había enterrado el ladrón el copón robado.
25
1572
Real Monasterio de El Escorial, España
En una invasión contra los católicos, los invasores protestantes se robaron una hostia consagrada que estaba reservada. Uno de ellos la arrojó al suelo y la pisoteó, abriendo tres orificios con los clavos de su calzado. Cuando evidenció que de los huecos salía sangre, no pudo más que ir a avisarle al rector de la iglesia y ambos huyeron de la ciudad. El hecho produjo la conversión del soldado, quien años más tarde se ordenó como sacerdote.
26
1608
Faverney, Francia
El 25 de mayo, Domingo de Pentecostés, sucedió un incendio en el altar de una capilla donde se había expuesto al Santísimo Sacramento para su adoración toda la noche. Al extinguir el fuego, se evidenció que la custodia estaba flotando en el aire para mantenerse lejos de las llamas.
La custodia con la Sagrada Hostia descendió sólo cuando pusieron un nuevo altar en reemplazo del anterior quemado.
27
1730
Sienna, Italia
El fin de semana de la Fiesta de la Asunción se robaron el copón de oro que contenía 351 hostias consagradas. Tres días después, en la caja de los pobres de la iglesia se encontró el copón y las hostias. Fueron devueltas con una procesión para su veneración, en reparación de la grave ofensa, y no fueron consumidas en el momento. Luego de varios años, periódicamente se fueron consumiendo algunas hostias y siempre fueron encontradas en su estado de frescura inicial. En 1850, el obispo pidió un estudio, para dictaminar si había o no un milagro. El estudio evidenció que seguían frescas, a diferencia de las hostias no consagradas de la misma época.
28
1793
Pezilla-la-Riviere, Francia
Durante la Revolución Francesa, unos simpatizantes de la Iglesia y el sacerdote párroco, ocultaron una hostia grande y cuatro pequeñas, enterrándolas para preservarlas de la destrucción que promovían los grupos insurgentes anticatólicos. Las hostias se mantuvieron incorruptas luego de ser desenterradas muchos años después. Estuvieron expuestas hasta 1930, año en que se desintegraron sin explicación alguna.
29
1822
Bordeaux, Francia
Cuando un sacerdote y sus sacristanes exponían al Santísimo Sacramento, rodeó al sacerdote una imagen como de pintura transparente de un círculo que encerraba la cabeza, pecho y brazos de nuestro Señor Jesucristo, frente a varios testigos.
30
1824
Onil, Valencia, España
Un ladrón que robó una custodia no reveló dónde la había escondido. Una viuda llamada Teresa Carbonell vio un resplandor entre los matorrales, debajo de un gran bloque. La hostia rescatada se mantiene hasta hoy incorrupta.
31
1907
Silla, Valencia, España
Se robaron un copón con las Formas Consagradas. Un labrador las encontró y guardó en un pañuelo. Las hostias encontradas están incorruptas hasta el día de hoy.
32
1970
Stich, Alemania
Durante la celebración de la Santa Misa, el corporal del altar se manchó con sangre en tres ocasiones diferentes: era sangre humana con las características de una persona en agonía.
33
1985
Naju, Corea
Julia Kim, una presunta vidente coreana (que dice sufrir en su cuerpo los dolores que sienten los niños al ser abortados), recibió la hostia en comunión en varias ocasiones, y ésta se transformó en carne y sangre dentro de su boca, incluso en presencia del Santo Padre, Juan Pablo II, Estas experiencias se repitieron durante varios años.
34
1991
Betania, Venezuela
En la fiesta de la Inmaculada Concepción, el padre Otty Ossa Aristizábal celebraba la misa. Durante la consagración, partió la hostia en cuatro partes. Uno de los pedazos en la patena sangró. La sangre se analizó y se determinó que era de tipo AB.
35
1994
Marlboro, New Jersey, U.S.A.
Durante la consagración de las especies del pan y del vino, en una misa local, la hostia que estaba siendo consagrada comenzó a sangrar a la vista de todos los feligreses.
36
1995
Massachussets, U.S.A.
Un sacerdote abrió el tabernáculo de su capilla y encontró la hostia consagrada sangrando.
37
1995
Roma, Italia
Al besar la cruz, la presunta vidente Marissa Rossi, durante una peregrinación, vio que emergía una hostia de un costado del cuerpo de Cristo crucificado. La hostia cayó en sus manos. Otras experiencias acompañan la historia de Marissa Rossi.
38
1996
Barbeau, Michigan, U.S.A.
Un ministro de la eucaristía hizo caer la Hostia Consagrada en la patena. No se la volvió a tocar hasta el siguiente domingo, se verificó que tenía una mancha de sangre. Tratando de evitar el escándalo, el obispo ordenó “que se la rompiera y se deshicieran de ella de forma apropiada”, pero al intentarlo se convirtió en carne y sangre.
39
1996
Worcester, Massachussets, U.S.A.
Audrey Santo (12 años) quien sufría de daño cerebral desde los 3, vivió hasta los 9 años con el único alimento de la Sagrada Comunión. Se autorizó que se pusiera un tabernáculo en su dormitorio para hacer Adoración al Santísimo. Se observó que constantemente éste exudaba aceite y sangraba (1996). Actualmente, Audrey sufre los estigmas del Señor.
40
1997
Moure, Portugal
En una hostia consagrada durante una misa, apareció el busto de nuestro Señor Jesucristo. La hostia es actualmente venerada por todos los feligreses.
41
1997
Woodbridge, New Jersey, U.S.A.
En una fotografía tomada a una hostia consagrada, apareció un crucifijo perfilado dentro de la hostia.

[^] Volver Arriba

[<] Regresar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Seguidores

Archivo del blog