viernes, 4 de mayo de 2012

REFLEXIONES de ASAMBLEA de ORACIÓN sábado 16 de junio de 2007 SEMBLANZA DE REFLEXIONES DE ASAMBLEA DE ORACIÓN BREVE SEMBLANZA DE LAS ENSEÑANZAS EN LAS ASAMBLEAS DE ORACIÓN Queridos hermanos: Si por alguna razón, no te fue posible acudir a las asambleas de oración, en las cuales a partir del 10 de Noviembre del 2006, hasta la fecha se han impartido algunas enseñanzas, inspiradas siempre por el Espíritu Santo de Dios nuestro Señor, aquí va una breve semblanza de las mismas que nos servirá a todos a manera de recordatorio. ¿Porqué ir a las asambleas de oración? A las asambleas de oración se va para dar culto a Dios, es decir, vamos para dar, no para recibir. Dicho culto, exige que además de ser interior, también sea exterior, para que los demás vean la fe y la unión con sus hermanos, adorando juntos a Dios. Para ello, es necesario vencer las tentaciones: “No tengo ganas de ir”,”Siempre es lo mismo”, “No tengo tiempo”, etc. A menos que sea por trabajo, estudio o enfermedad, no hay justificación para dejar de cumplir con el Señor, debemos poner a Dios en primer lugar “Amar a Dios sobre todas las cosas”. Deuteronomio 6,4-6 y 9. Las Asambleas se caracterizan por ser: Carismáticas,- Impulsadas por el Espíritu Santo Basadas en el Amor, es decir en una comunión profunda de almas Con alegría, explosiva, serena y profunda Con participación espontánea Gozando de un orden, equilibrio y armonía, que desde luego no extingue la obra del Espíritu santo. El centro, el alma de la asamblea es el espíritu santo y la finalidad es alabar a Jesucristo, que nos hace comunidad. Éxodo 3,12; 2ª de Reyes, 24-25; Esdras 3,1-5y5,11-16(culto); Gálatas 4,6 “Abba-Padre”; 1ª de Corintios 14,26-40 (Dios se manifiesta de diferentes formas). ¿Qué debemos hacer para restaurar nuestro culto a Dios? Debemos preguntarnos que es lo que nos ha llevado a descuidar el culto a Dios? Tanto de manera individual, como comunitario. Reflexionar, que la asamblea no se valora por las ganas que tenemos de ir o no y recordar que lo importante es estar, para conocerla, disfrutarla y desde luego valorarla. Descubrirás que no siempre es lo mismo, porque todos somos partícipes de ella. Gozar plenamente de la asamblea, depende de tu actitud y disposición. A veces nos revestimos de indignidad y creemos que por dejar de ir alguna vez, ya no tenemos derecho a estar presentes, debemos recordar que Jesús, siempre ve por los pecadores , por los enfermos y por lo mismo debemos perseverar en la oración, para que con su ayuda podamos dar un buen testimonio de vida. No olvides que “No hay santo sin pasado, ni pecador sin futuro”. ¿Realmente le entregamos nuestra vida a Dios? Debemos entregarle nuestra vida a Dios por completo, es decir, no solamente en la iglesia, sino fuera de ella, en el hogar, en el trabajo, en la escuela, en todo lugar. Para lograrlo, se lo debemos pedir a él con fe, para que nos conceda ser mensajeros de su paz, de su amor y llevar su palabra a todas partes. Debemos descubrir al Salvador, como Simeón en estos acontecimientos, ya que el todopoderoso humildemente se hizo carne, el verbo se hizo hombre, siendo de una condición divina, se hizo hombre para salvarnos, al morir y resucitar, nos dio una nueva oportunidad de vivir verdaderamente, por ello debemos contemplar al señor, adorarlo, bendecirlo, glorificarlo.(Lucas 2,22-36) El señor conduce a cada uno por donde el desea y cada quien le responde de diferentes maneras, a través de la oración, ya sea en forma vocal, meditación o contemplación. La respuesta al señor depende de la determinación de corazón y de las expresiones personales en la oración, aunque todas esas manifestaciones, tienen algo en común “El recogimiento de corazón”, es importante mantener una actitud vigilante para conservar la palabra y la presencia de Dios. ¿Cómo le gusta al Señor que lo alabemos? Los verdaderos adoradores del señor, lo hacen a través de Jesucristo, pero impulsados y movidos por el Espíritu Santo. La hora en que los verdaderos oradores alaban a Dios en espíritu y en verdad...(Juan 4,23-24). Jesús decía “Yo soy el camino, la verdad y la vida”, la verdad es Jesucristo, por medio de él o incrustados en él. El Espíritu Santo es el maestro interior de la Iglesia Cristiana, así lo revela el Catecismo de la Iglesia Católica, en el Numeral 2672. Somos débiles, pero el Espíritu Santo viene en nuestra ayuda, no sabemos que pedir, pero el Espíritu Santo sí y lo hace con gemidos inefables.(Romanos 8,26). Debemos rezar con el Espíritu Santo, pero también con la mente. Un signo importante e inequívoco de que oramos en el Espíritu Santo es una relación filial con Dios.(1ª.Carta de Pablo a los corintios cap.14,15) . Jesús nos viene a revelar a Dios como padre y nos revela el dogma de la Santísima Trinidad: Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo, que es un Dogma de Fe.(Juan 14,8-10...Yo estoy con el Padre y el padre está en mí). Jesús proclama la buena nueva, el reino de Dios, “La soberanía de Dios ejerciéndose en Acto”(Marcos 1,14-15). Características del Reino de Dios: Es una gran noticia, es la Buena Nueva Jesús Ya está entre nosotros, habla en parábolas, que comparan al reino de Dios y está entre nosotros, porque todo cuanto hay, es signo de que está presente. Jesús es un Dios liberador, porque nos libera del pecado, de la enfermedad, por medio del perdón, de la reconciliación. El reino no termina en este mundo, porque existe la promesa de que el reino de Dios está cerca. Es un Don de Dios y una tarea del hombre. Exige conversión verdadera, mediante una relación filial con Dios. Es servicio, humildad, mansedumbre,”felices los que tienen el espíritu de pobre”, porque es precisamente a ellos a los que pertenece el reino de Dios.(Mateo 5, 3). LA ORACIÓN La oración, es muy importante para nuestra vida, ya que a través de ella puedes hablar con Dios y dejar que el te hable. La oración brota del corazón, del espíritu y debemos hablar con las tres divinas personas, ya que la divina providencia, es la base de muestra fe y nuestra vida cristina. Dios padre.- Creador, autoridad, padre bondadoso. Dios hijo.- Es el que va a revelar al padre, el ya existía con Dios padre, solamente que se hizo carne, se hizo verbo. Dios Espíritu Santo.- Dulce, consolador, intercesor; Es el enviado del padre, en el nombre del hijo. El señor conduce a cada uno por donde el quiere y cada uno le responde de diferentes maneras, según su oración o determinación de corazón, sin embargo esas manifestaciones tendrán siempre algo en común , el recogimiento de corazón, con una actitud vigilante, para conservar la palabra y la presencia permanente de Dios. TIPOS DE ORACIÓN Oración Vocal.- Es aquella en la cual a través de la expresión oral podemos concentrarnos en la presencia de Dios, vivida con amor, para colocarnos en el centro de su corazón, para alcanzar la comunión con él, disfrutar de su presencia, de su hermosura, bondad, misericordia y paz. Por ello no se requiere gritar, sino hablar con un profundo gozo y con humildad. (Mateo 11, 25-26) Es una oración espiritual, porque debemos darle al Espíritu Santo la libertad de actuar en nosotros, lo cual se manifestará en diversos signos: Jesús, María, canto, lenguas, incluso de los sentidos, etc. La oración debe ser un impulso, un arrebato del corazón, no olvidemos que los que oran, nunca están solos. Oración de Petición e Intercesión.- Primero que nada, para pedir algo, hay que saber a quien se lo vamos a pedir, a Dios que tiene el poder y que además es alguien en quien tenemos fe. Hay que saber pedir, es decir reflexionar, si es voluntad de Dios nuestro señor. Pedir con fe y con humildad. Saber que si pedimos algo en nombre de su hijo Jesucristo, nos lo dará.(Juan 12,14; Lucas 7, 1-10; Lucas 11, 1-13; Mateo 14,16). Oración de Acción de Gracias.- Debemos ser agradecidos con Dios nuestro Señor por todo, sea de obra o de palabra, es una manera de alabar al señor por todo lo que hace. (Filipenses 4,6; Lucas 17, 11-19). Oración de Perdón .- Depende de nuestro estado de ánimo, por tanto debemos pedir perdón, sobre todo cuando no le cumplimos algún ofrecimiento, no debemos prometer, pero sí cumplir. Pedir piedad, perdón, misericordia. (Mat. 9, 27-30). Existen otros tipos de oración, que ya hemos reflexionado durante nuestras enseñanzas, retiros, etc. Sin embargo existe una de suma importancia y que se analizó en una de las últimas asambleas: ORACIÓN DEL SILENCIO.- Este tipo de oración se puede dar dentro del contexto de la asamblea o bien, de manera personal, es escuchar a Dios, escuchar su palabra y escucharla con detenimiento para poder responderle. Debemos recordar que no es el hombre el que busca a Dios, sino Dios el que te busca a ti. Santa Teresa decía: “La oración del silencio es, la interiorización del orante, en el lugar en donde habita Dios”. Es el momento maravilloso en el que se queda uno a solas con Dios, en el silencio. Es el momento en el cuál, nuestro Dios “alfarero” moldea nuestra alma. La actitud orante y de silencio depende de nosotros, pero el señor acalla las voces interiores, de tal forma que nos olvidamos de todo y es entonces cuando el señor moldea nuestra alma como el quiere. Santa teresa, también decía “La oración del Silencio es Fuente de Vida Eterna”. REQUISITOS PARA LLEGAR A LA ORACIÓN DEL SILENCIO: · Fe.- Creer en Jesús resucitado · Rezar de corazón .- Es decir amar a Dios por lo que es y no por lo que nos da. · Humildad.- Reconocer, que ante Dios no somos nada. · Deseo de inicio y perseverancia. · Aceptar el plan de vida del señor. · Crear momentos de soledad. · Interpretar los signos de los diferentes tiempos · Escuchar los signos de fe. OBSTÁCULO PARA LA ORACIÓN DEL SILENCIO: · El Pecado.- Porque aniquila la voluntad del hombre ESPERAMOS QUERIDO HERMANO, QUE ESTAS REFLEXIONES TE SEAN DE UTILIDAD Y RECUERDA SIEMPRE, QUE: “ LOS QUE ORAN NUNCA ESTAN SOLOS” LOS CANTOS Un signo característico de las asambleas , del movimiento de renovación carismática, católica en el Espíritu Santo, son “Los Cantos”, los aplausos, precisamente los movimientos, etc. Lo más importante de ello, es que el canto nos impulsa, nos motiva, porque no solamente lleva melodía , lleva una letra que nos transmite algún mensaje, basado muchas veces en las sagradas escrituras o bien de la inspiración proveniente del Espíritu Santo. Es por ello, que debemos participar de lleno en dichos cantos, porque es un elemento que nos une como fraternidad, como hermanos, en una misma sintonía, armonía , conectándonos en la oración comunitaria. Ejemplo claro de esto, es el Salmo 147.- “Alaben al Señor porque él es bueno, canten a nuestro Dios porque es amable, porque a él le conviene la alabanza. Reconstruye el Sr. Jerusalén, reúne a los exiliados de Israel, sana los corazones destrozados y venda sus heridas ........” Efesios 5,19.- Intercambien salmos, himnos y cánticos espirituales. Que el Señor pueda oír el canto y la música de sus corazones. Como podemos ver, el canto es una oración que tiene signos externos, levantar las manos, movernos, etc. Entonces, pongamos interés, pero sobre todo pongamos nuestro corazón , dando libertad al Espíritu interior, fortalecido desde luego por el Espíritu Santo del Señor, porque es una bella forma de alabar, de bendecir, de glorificar y agradar a Dios. TE ESPERAMOS CADA VIERNES EN PUNTO DE LA 8:00 hrs., p.m. PARA QUE JUNTOS COMO HERMANOS , CANTEMOS UNA ALABANZA AL SEÑOR NUESTRO DIOS, NO FALTES. (Fuente: Redacción Infojerusalén) Publicado por COMUNIDAD "NUEVA JERUSALÉN" en 19:34 0 comentarios Entradas antiguas Página principal Suscribirse a: Entradas (Atom) Archivo del blog ▼ 2007 (2) ▼ junio (1) SEMBLANZA DE REFLEXIONES DE ASAMBLEA DE ORACIÓN ► mayo (1) Datos personales COMUNIDAD "NUEVA JERUSALÉN" Somos la Comunidad de Renovación Carismática Católica en el Espíritu Santo “Nueva Jerusalén” de la Parroquia de Nuestro Señor del Calvario, de la Ciudad de Xalapa Veracruz, México. El Señor en su infinita misericordia permitió que el 14 de marzo de 1976 se fundara lo que hoy somos, una Comunidad, un solo cuerpo en la diversidad de sus miembros, para servirle y darle gloria, para amarnos, respetarnos y unirnos en un solo pensar y sentir. Nuestra vida en la Comunidad se basa en Cristo entre nosotros bajo la acción del Espíritu Santo y por la intercesión de la Santísima Virgen María. Nuestra Comunidad está conformada por niños, preadolescentes, adolescentes, jóvenes, matrimonios, madres solteras, señores y señoras que buscamos un mismo fin, “encontrarnos con el Señor por medio de la Catequesis, la Oración, el compartir, las convivencias, la Eucaristía y los sacramentos” En la actualidad somos más de 200 personas de diferentes estados de vida y edades que hemos conocido la gracia de Dios. (Fuente: Coordinación) Página creada desde Noviembre de 2006. Ver todo mi perfil background image

background image

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Seguidores

Archivo del blog